Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Daniel Lahoud: El mundo que nos toca vivir

Daniel Lahoud: El mundo que nos toca vivir

 

Esto va dedicado a mis alumnos, amigos y todo aquel ser humano que para mí, es el individuo más débil y racional del planeta, nuestra inteligencia nos ha permitido sobrevivir y a pesar de todo vamos a subsistir, mientras permanezcamos dentro de esa racionalidad.

Esta pandemia y la situación de cuarentena en la que vivimos es como el fondo de una recesión. Los precios de los commodities están cayendo y las acciones también, por lo que también financieramente estamos en el desempeño de un tramo de fondo de recesión.

Sólo se consume lo básico, alimentos y vituallas de subsistencia. Eso es lo que ocurre en una recesión, además mucha gente perdió sus empleos, mucha gente no abrirá sus empresas, por lo que los gobiernos van a ser al final los culpables de todo lo que ocurre. Por eso actuarán haciendo política para recuperar la economía.

El pesimismo de los economistas tradicionales, quienes creen que esto puede extenderse por más tiempo y que nos va a costar mucho salir de la caída que ellos anticipan, es debido a que no la han visto en cifras, pero la caída se está ejecutando en este momento. Esas son las razones para ser optimista con lo que viene, en el mediano plazo y aparecerá en el cierre del segundo trimestre que aparece en cifras aproximadamente en agosto.

Ahora, esa intervención tal y como lo afirman los teóricos de la escuela austríaca, es lo que va a ocasionar la siguiente crisis, pero eso será mucho más adelante, por lo que habría que albergar pesimismo para el largo plazo. Algún día aprenderán nuestros economistas y nuestros políticos que no se puede jugar con la economía porque eso siempre trae consecuencias.

Pero esta nota está preparada para que sean optimistas con lo que pasa, no porque la gente vaya a aprender cosas nuevas, de hecho, en las gasolineras, nuestros compatriotas están haciendo lo mismo que siempre hemos hecho desde tiempos inmemorables, pero esta vez en dólares.

Incluso, hay quien dice que este es el “nuevo negocio”. Les tengo una buena y una mala noticia, la buena es que eso no va a durar mucho, la mala es porque incluso en las sociedades en las que quien manda es el gobierno (es decir las socialistas) el mercado funciona y la mano invisible está por ahí dando cachetadas de las que duelen de verdad, miren a los dueños de los bodegones, al día de hoy.

Tienen negocio, pero no les funciona.

¿Por qué pasa esto? Bueno, porque es falso capitalismo, es mercantilismo cruel e infame, y les aclaro, mercantilismo es cuando el gobierno se alía a seudo empresarios (yo los llamo empresaurios) para que ellos dirijan algún negocio que el gobierno les crea artificialmente. Esos negocios no funcionan, porque alguna de las cosas de la planificación fracasa y con ello, todo el negocio. Además, un empresaurio no es un verdadero empresario, el empresario sabe gestionar el negocio y sobrevivir, los otros cuentan con el apoyo del gobierno y como relatamos, eso siempre falla.

Ese es el caso de China, y de nuestra querida Venezuela. Eso no es capitalismo, es la vergüenza más grande del planeta, es el mundo del siglo XVIII, el mercantilismo que fue destruido por las

revoluciones del siglo XIX, es decir por el liberalismo, y el progreso. No es posible dos sistemas, como no es posible la economía mixta. La economía debe ser privada, e independiente, y el gobierno debe ser gobierno y no otra cosa. Entonces, paciencia, que las cosas se arreglan, a pesar de los gobiernos.

@daniellahoud

 

Traducción »