Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Eumenes Fuguet: Tres Marianas, tres dignas damas

Eumenes Fuguet: Tres Marianas, tres dignas damas

 

Mariana Bracety. Conocida como Brazos de Oro, junto a Obdulia Serrano de Los Ríos, esposa de Manuel Rojas Luzardo,  bordó la Bandera del movimiento emancipador de Puerto Rico, iniciado con el alzamiento y el famoso  Grito de Lares, realizados la noche del 23 de septiembre de 1868, por el venezolano Manuel Rojas Luzardo, al frente de varios campesinos, procedentes de su hacienda “El triunfo”.

Mariana, nació en Añasco en 1825; casada con Miguel, hermano de Manuel, ambos nacidos en Barinas.  Sufrió prisión, y al ser liberada, se retiró a  Añasco donde falleció en 1903.  La gloriosa Bandera se encuentra en el museo de la Universidad de Puerto Rico. En Lares,   una placa  recuerda la importante actividad emancipadora, dirigida por Manuel Rojas Luzardo, quien vivió exiliado cinco años en Nueva York, Regresó a Venezuela en 1898 y murió en Boconó, el 15 de octubre de 1903.

Mariana Carcelén y Larrea, Marquesa de Solanda y Villarocha.  Nació en Quito el 27 de Julio de 1805. Se casa  por poder con el general Antonio José  Sucre el 20 de abril de 1828, tuvieron  a Teresita.

Quedó viuda, al ser vilmente asesinado el Abel de América el 3 de junio de 1830. Mantenía correspondencia con el Libertador, escribió una conmovedora carta a José María Obando, autor intelectual del horrendo crimen; “Estos fúnebres vestidos, este pecho rasgado, el pálido rostro y desgreñado cabello, están indicando tristemente los sentimientos dolorosos que abruman mi alma. Ayer esposa envidiable de un héroe, hoy objeto lastimero de conmiseración, nunca existió un mortal más desdichado que yo, no lo dude, hombre execrable: la que te habla es la viuda desafortunada del Gran Mariscal de Ayacucho. Heredero de infamias y delitos, aunque te complazca el crimen, aunque él sea tu hechizo! Dime, desacordado, ¿para saciar tu sed de sangre era menester inmolar a una víctima tan ilustre, una víctima tan inocente?, ¿ninguna otra podía saciar tu saña infernal?  Yo te lo juro, e invoco por testigo el alto cielo.  “Un corazón más puro y recio que el de Sucre no palpitó en pecho humano”.

Mariana Grajales. Nació en Santiago de Cuba el 12 de julio de 1815, contrajo matrimonio en 1851, con Marcos Maceo, nacido en la Vela de Coro, llegado a  Cuba en 1825; procrearon nueve hijos.

Al darse  El Grito de Yara”, que dio inicio a la larga guerra emancipadora, arrodilló a sus hijos para decirles: “Delante de Cristo, primer liberal que vino al mundo, juremos liberar la Patria o morir por ella. Cinco murieron en combate. Uno de sus hijos, es el general Antonio Maceo,  El Titán de Bronce. Mariana, falleció el 28 de noviembre de 1893, en Jamaica, sus restos fueron repatriados y enterrados en Santiago de Cuba. José Martí, le dedicó varios escritos, publicados en el Periódico “Patria”, donde exteriorizo: “¿Qué había en esta mujer, que epopeya y misterio había en esa humilde mujer, que santidad y unción hubo en su seno de madre, que decoro y grandeza hubo en su sencilla vida…Así queda en la historia sonriendo, al acabar su vida rodeada de varones que pelearon por su país, y criando a sus nietos para que peleen”. José otro de los hijos,  era llamado “el león del Oriente de Cuba”

[email protected]

 

Traducción »