Inicio > Interés > Donald Trump pretende reabrir los Estados Unidos al trabajo el 1 de mayo a pesar del Covid-19

Donald Trump pretende reabrir los Estados Unidos al trabajo el 1 de mayo a pesar del Covid-19

Una grabación revela que el presidente norteamericano comunicó a los gobernadores que algunos podrían “reabrir” sus estados hacia el 1 de mayo o antes si lo deseaban

 

El presidente norteamericano Donald Trump comunicó este jueves a los gobernadores en una conversación telefónica que algunos podrían “reabrir” sus estados hacia el 1 de mayo o incluso antes si lo deseaban a pesar del coronavirus, según una grabación obtenida por el diario The New York Times

“Ustedes van a tomar la iniciativa. Estaremos junto a ustedes, y vamos a conseguir abrir el país y hacer que trabaje. La gente quiere trabajar”, indicó Trump, quien tiene previsto anunciar más tarde en la rueda de prensa diaria del grupo de trabajo del coronavirus de la Casa Blanca una serie de medidas para la vuelta a la actividad normal en EE.UU.

No obstante, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, advirtió hoy de la amenaza que representa para la salud pública una reapertura prematura.

“Es el mayor de los dos males abrir la economía de una manera que no se base en la ciencia, que no se base en la salud y el bienestar del pueblo estadounidense”, afirmó Pelosi, al aludir a quienes han planteado el dilema de elegir entre las muertes por razones económicas o a causa del Covid-19.

Protestas

Las protestas se están multiplicando en distintas partes de EE.UU. para presionar a Trump, y a los gobernadores de los estados para que levanten las medidas de confinamiento por la pandemia del coronavirus, que están causando estragos en la economía.

La mayor parte de las movilizaciones, celebradas hasta ahora en Kentucky, Ohio, Utah y Michigan, esta última una de las más numerosas, han sido organizadas por seguidores de Trump y han supuesto un pulso a gobernadores demócratas, aunque hay casos como el de Ohio, en que el dirigente estatal es republicano.

Este jueves el turno fue para Richmond, la capital del estado de Virginia, gobernada por el demócrata Ralph Northam, que ayer decretó una extensión de dos semanas, hasta el próximo 8 de mayo, del cese de las actividades económicas no esenciales.

Nueva York, cerrado hasta el 15 de mayo

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo hoy que extenderá hasta el 15 de mayo la paralización de las actividades no esenciales por el coronavirus, aunque esta semana también informó de un “plan de reapertura” que coordinará son sus homólogos de Nueva Jersey, Connecticut, Pensilvania, Delaware y Rhode Island, todos gobernados demócratas.

Solo en la ciudad de Nueva York se han perdido 10.899 vidas a causa de la pandemia, lo que ha convertido a la Gran Manzana en foco mundial de la enfermedad.

Varios estados del país han pedido el confinamiento de sus ciudadanos, después de que EE.UU. se haya convertido en la nación más azotada del mundo por el coronavirus, con unos 640.000 contagios confirmados y más de 30.000 muertes.

Convocatorias similares a las ya celebradas están siendo organizadas en casi todos los estados a través de internet:en la capital de Texas, Austin, un presentador de Infowars -un conservadora página web que en ocasiones airea teorías conspirativas- anunció una manifestación el sábado bajo el título de “Tú no puedes cerrar EE.UU.”

Se espera que en los próximos días haya protestas similares en otros estados como Washington, Oregón o Idaho, entre otros.

Destrucción de empleos

Y es que el descontento social se está expandiendo por la primera potencia mundial, donde, al igual que en otros países, la economía está sufriendo un grave deterioro.

Solo la semana pasada más de 5,2 millones de personas solicitaron el beneficio de desempleo, una tendencia que se ha mantenido al alza desde hace un mes, cuando entraron en vigor las medidas de distanciamiento social que cada estado ha ido endureciendo según se propagaba la enfermedad.

En Estados Unidos, donde prevalece el sistema de trabajo remunerado por horas, el tiempo es literalmente oro y cada día de cierre supone pérdidas a todos los niveles.

Al parecer las protestas han empezado a surtir efecto porque los gobernadores del Medio Oeste estadounidense han avanzado este jueves la posibilidad de crear una coalición, parecida a la formada por dirigentes de otros estados, para coordinar la vuelta a las actividades.

Los gobernadores forman alianzas

Este grupo reuniría a los gobernadores de Illinois, Indiana, Wisconsin, Minnesota, Michigan, Ohio y Kentucky, estos tres últimos escenarios de manifestaciones.

“Me enorgullece anunciar que los gobernadores del Medio Oeste trabajarán en estrecha coordinación para reabrir nuestras economías de una manera que proteja a las familias de la propagación del Covid-19”, apuntó el gobernador de Illinois, JB Pritzker, en su cuenta de Twitter.

Este sería el tercer grupo de gobernadores que evalúa una reapertura, asunto que ha supuesto un frente de batalla con Trump sobre quién da la orden de “reabrir” el país.

California, que con sus 40 millones de habitantes es la quinta economía mundial, fue el primer estado en declarar la cuarentena, el pasado 19 de marzo, y su gobernador, el demócrata Gavin Newsom, ha anticipado ciertas medidas que le permitirían levantar gradualmente el confinamiento, sin que haya precisado una fecha.

Newson junto a sus colegas de Oregon y Washington, también demócratas, han hablado de una iniciativa para reducir el confinamiento de manera coordinada.

El Español

 

Traducción »