Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Nelson Morán: El infame patrono y la incomprensible pasividad sindical.

Nelson Morán: El infame patrono y la incomprensible pasividad sindical.

 

Aunque para muchos, no les parezca que esta carta tenga que ver con el título, es ilustrativa, para resaltar el valor del maestro.

Según la misiva en cuestión, un Director de un colegio en  Alemania envió una carta que el Ministro de educación de Francia, a su vez, dirigió a todas las familias, en estos momentos en que nos encontramos resguardados en casa, en cuarentena voluntaria, pero inducida.

Supuestamente, la carta en cuestión, dice así: “Queridos padres con niños en edad escolar. Posiblemente ustedes tiendan a planificar un horario minuto a minuto para sus hijos. Esperan así cubrir muchas horas con  aprendizaje, incluidas actividades en línea, experimentos científicos y reseñas de libros. ¡Limitan la tecnología…! Pero aquí está la cuestión… Nuestros hijos tienen tanto miedo como nosotros ahora…no solo pueden escuchar…también sienten nuestra constante tensión y miedo…la idea de no ir a la escuela durante semanas les puede parecer genial… Los problemas de conducta de sus hijos aumentarán en las próximas semanas…”

Y así continúa dando una serie de recomendaciones para mantener unas relaciones excelentes y sentirse amados; hasta llegar al punto donde culmina su carta; expresando lo que a todas luces es la verdad verdadera, que resume todo lo que en el campo educativo se está viviendo, veamos: “… No se preocupen si se retrasan en la escuela. Todos los niños están en el mismo barco y todo estará bien. Cuando volvamos…corregiremos el rumbo y nos encontraremos con ellos ahí donde se encuentren. ¡Los profesores son expertos en la materia!…”.

Recomienda no pelear, gritar ni imponer nada a los hijos si son renuentes a todo.

Y continúa: “… Sí puedo dejarles una cosa, es lo siguiente: Al final, la salud mental de nuestros hijos será más importante que sus habilidades académicas…”

En otras palabras, expresa que los Maestros, son especialistas en recuperar el tiempo, supuestamente perdido, en pocas semanas, ponen a los alumnos al día; y agrego, en todo caso en el próximo año escolar se incorporan anexos complementarios, de recuperación, y eso lo sabemos todos que es así. Experiencia, la hay.

Bien, reseñada, ampliamente la misiva; veamos nuestra particular situación educativa, y entendamos que ésto no representa un diagnóstico, cuando más vendría a ser un intento de reflejar una realidad parcial:

Un secreto a voces, es que los docentes están desertando, o bien se van del país, buscan trabajar en colegios privados con mejor remuneración y condiciones, o cambian de ámbito de trabajo dedicándose a otras actividades; los docentes, en el MPPE son muy, pero muy, mal remunerados, a lo que se le suma la pérdida de beneficios sociales y contractuales; el Contrato Colectivo, está congelado y es objeto de violación permanente; no tienen seguro de vida ni funerario y el seguro médico no cubre nada de nada, es un absurdo de seguro, donde tienes que solicitar una ayuda médica al infame patrono; y como si fuera poco, el actual e infame Ministro (representante y de confianza, que viene a ser él mismo) es un déspota descalzado; El IPASME, desde hace tiempo dejo de ser el centro de atención médica para el trabajador de la educación; sus Colonias Vacacionales (Valle Grande e IPASMAR) están abandonadas, después de servir de albergues a damnificados, por muchos años; las escuelas están deterioradas, en mal estado y las autoridades son impuestas, no aplican el concurso, pero si el dedo político; incorporaron, con prioridad, a profesores exprés, graduados en misiones del “gobierno” sin preocuparse por la calidad, y siguen insistiendo en la incorporación de su visión, de contenidos ideológicos de carácter totalitarios que castran la mentalidad crítica; y para colmo las Federaciones Sindicales y sus Sindicatos, las organizaciones sindicales, mantienen una actitud sumisa, complaciente, servil, y si se quiere patronal, al servicio del infame patrono.

A todas estas quien lleva la peor parte son los trabajadores de la educación.

Para muestra de lo dicho, podemos citar el último hecho, reciente, de ayer miércoles; 08-04-2020; cuando el infame anunció que por la situación y la Semana Santa pagarían el día ocho, y sí, lo hicieron, más no amaneció el pago ese mismo día, lo realizaron del mediodía para abajo, lo que repercutió en que no se pudo hacer mercado en la mañana, por las razones conocidas por todos.

Y eso no termina ahí, resulta que tienen un tejemaneje con la ONAPRE, donde inventaron un factor de conversión, que pulveriza el salario y no se permiten aumentos, ya que deben atenerse al Contrato, mas no es posible su revisión por la negativa patronal, argumentando que todo está establecido en el mismo.

Mientras que a los demás trabajadores se les aumenta, a los docentes se les castiga con un contrato congelado, por ser críticos a los impostores.

Hoy el infame decide prorrogar la suspensión de clases y que los docentes dediquen su tiempo al uso de la educación a distancia, vía Internet, con el uso de tecnologías innovadoras. Aquí vale preguntarse si la improvisación es la solución? El infame haría una revisión integral social de la realidad de estudiantes y trabajadores de la educación?, dotaron a todos de los instrumentos tecnológicos indispensables, los prepararon y actualizaron?, consultaron esto?

Estamos claros que la educación y formación en general, “on line”, funciona desde hace tiempo a todo nivel y modalidad; pero ésto nos luce a aprovechamiento de las circunstancias presentes. Y ahora todo es por el sistema Patria. Pero siempre existe quien asuma la defensa, hasta de lo que desconoce, y argumentan que meter todo en el sistema a distancia es necesario, aunque luego se refieren a volver a lo presencial, lo cual indica que ésto es lo mejor.

Pero para terminar, veamos un poco lo de ayer y de paso la conducta sindical:

El patrono, MPPE, anuncio que pagaría la quincena correspondiente al 10 de abril, el 8 por estar en Semana Santa, así lo entendí.

Y qué pasó? Pues, amaneció el ocho y nada…y !el mercado pendiente!

Lo que son es unos grandes irresponsables, sin corazón, cómo les dicen, sobre todo, algunas docentes.

En lugar de hacerlo en la mañana o en la noche anterior, parece que lo hicieron al mediodía.

Esto indica claramente la forma de pensar de quienes quieren poner a los ciudadanos al servicio del Estado y no al revés, como bien lo explica el Prof. Walter Montenegro, en su Breviarios: Introducción a las doctrinas pilitico-económicas, 1975, Fondo de Cultura Económica. “El Estado totalitario, nazifascista, pone a la sociedad a su servicio, y beneficia a la minoría que se le consagra. Esté Estado controla toda la vida de la sociedad en la cual impera” Es una interpretación de un planteamiento suyo. Págs 19-21. Ve usted algún parecido a nuestra realidad?

Y para males mayores y decepciones iguales, anunció y canceló un bono congelado de unos 4 mil y tantos bolívares, que pena debería darles, por inmorales y abusivos.

Y veamos lo que dicen los (as) docentes de dicho bono: – “El bono son 4500 Bs, su madre!”

Y siguen diciendo los docentes:

– “Depositaron dos pagos, uno la quincena y otro el bono de de 4500, que descaro”

– “Ya el dólar en 117.205”

– “Esto es más que un atropello a los docentes.

Es una inmoralidad de los impostores. Alguien dice que no es extraño en ellos.

Son más que irresponsables, de seguro que deben irse por inmorales”

Y así siguen expresando su rabia, quieren que el infame ministro se vaya, que renuncie, lo que imaginamos, no hará.

Ante esta situación nos encontramos con unas organizaciones sindicales que tienen tiempo mendigando espacios para conversar, aunque no obtengan ningún resultado; esfuerzo esté inútil y sin sentido, ante la intransigencia patronal. Llegan incluso en un comunicado a solicitar un CLAP docente, vea usted semejante necedad.

Por ello y ante esto consideramos que las federaciones no deben sentarse a “discutir” con él, Ministro ni su comisión, cómo protesta para que renuncie.

No tienen sentidos las conversaciones que nunca llegan a nada.

Miren que la huelga está perdiendo la razón de ser. Su esencia sindical.

A inventar nos toca, de repente la educación debe salir del ejecutivo y pasar a la comunidad.

Inventar, errar, acertar y seguir pa’lante.

Esa parece la Vía.

Los impostores no tienen pudor de ningún tipo y pueden decidir que el año terminé así, en eso andan, al parecer, y esa es la cosa en disputa, o así se observa, con su totalitarismo.

No podemos dejar de decir que consideramos que eso del CLAP, no es lo mejor, eso pone a los docentes en condiciones deplorables y de depedendencia, a correr y en zozobra al momento de la entrega. En su defecto debe plantearse una asignación monetaria, depositada quincenalmente, que cubra el valor real, mensual de la misma.

Creemos seriamente que Aristóbulo debe renunciar.

Ante ese panorama, donde el infame patrono hace y deshacer a su antojo.

Se plantea que las federaciones y sus sindicatos, unificadas en un solo fin, o al menos la mayoría, no patronal, se decidan de una vez por todas, a no seguir en la mesa de conversaciones.

Ya son años sin avances significativos, el infame se burla, no solo de las organizaciones sindicales, también lo hace de los trabajadores.

Analicemos y concluyamos, no vale la pena conversar con quién no tiene intención de llegar a ningún acuerdo y todo lo lleva a: Son instrucciones superiores. Ni hay dinero. Tienen contrato. Voy a consultar. No sé puede violar la norma.

Pamplinas, son formas de marear a los demás.

Veamos lo que está pasando, pretenden no reanudar las clases, a ellos les “importa un bledo” el sistema educativo, los docentes y alumnos, las escuelas y las clases.

Entonces, pensemos: Querrán desvirtuar las clases como tal? Pretenden bajar a cero el valor de la huelga? Que están haciendo y pretenden, al no plantear el reinicio de clases, ya no es la sustitución del docente, ahora va a ser la clase virtual.

Las federaciones y los trabajadores debemos innovar en la lucha, es necesario inventar para vencer.

Es por eso que nos preguntamos: Qué les pasa a las federaciones, todas, que dejan que el infame patrono les ponga la nota y la bota encima y las pisoteen? Eso de la bota opresora que nos oprime para ahogar nuestros sueños; lo recuerdan. Quienes lo protestaban, ahora lo hacen, aunque no todos los que están, lo estaban.

Se asoma una respuesta: Las federaciones están en estado de coma. No les paran y el patrono hace de las suyas con la contratación, pulverizó el salario y trató de dejar al magisterio en la indigencia. Solo la férrea voluntad de los trabajadores de la educación ha permitido continuar en la asimétrica y desigual, lucha.

Mientras las federaciones mendigan una bolsa Clap, cómo que eso fuera mucho; y obvian las penurias y zozobras que vive el pueblo para recibirlas.

Por eso no queremos nada de Clap, en su defecto debe aprobarse un bono de alimentos de carácter extraordinario y ajustable, depositado quincenalmente.

Lo ideal es un salario justo que permita adquirir los alimentos, medicinas y cubrir todos los gastos para vivir dignamente.

En verdad, como vi y leí en un chat, las ayudas, son eso, elementos para mantener a la gente en su misma situación, de dependencia.

Esto es un alerta a las federaciones, que al parecer están es estado de coma.

O se reinventan o perecen.

 

Traducción »