Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Francisco Monaldi: El problema de Pdvsa es la imposibilidad de vender y obtener un precio de mercado

Francisco Monaldi: El problema de Pdvsa es la imposibilidad de vender y obtener un precio de mercado

 

Monaldi: “Sería bastante difícil que Venezuela aumente la producción petrolera sin Chevron”

A criterio del economista venezolano Francisco Monaldi, del Baker Instituto de la Universidad Rice en Houston,  la presencia de Chevron en fundamental para la recuperación de petrolera de Venezuela y su salida implicaría el cierre de campos como Petroboscán y con la ida de Rosneft prácticamente hace difícil que Petróleos de Venezuela puede contar con los recursos financieros de Rusia –aún con una empresa totalmente controlada por el Kremlin- para mantener Petromonagas, que es el principalmente proyecto de la empresa rusa con Pdvsa.

Advierte que la caída en los precios del crudo y las nuevas sanciones que el gobierno de Estados Unidos impuso a dos filiales de Rosneft por vender petróleo venezolano limitan  las exportaciones.

“Cada vez más la restricción o problema de Pdvsa ha dejado de ser la capacidad de producir y es más la imposibilidad de vender y sobre todo de obtener un precio de mercado porque los descuentos son tan grandes y severos que le afectan significativamente su flujo de caja”, comenta.

-¿Qué implicaciones tendría para Venezuela, para la producción petrolera y en general para la economía que la OFAC no renueve la licencia a Chevron a finales de abril?

-Primero comentaría que dadas las circunstancias que hay ahorita sí la renuevan, pero vamos a suponer que no la renuevan. En ese caso, mi sensación es que la diferencia no va a ser muy grande en el corto plazo porque en este momento la restricción fundamental que enfrenta Venezuela viene dada por el problema de la caída del precio, los descuentos que tiene que otorgar Venezuela y la dificultad de colocar el crudo. Ciertamente que hay algunos campos -como Boscán, que opera una empresa mixta entre Pdvsa y Chevron- que no es rentable con el actual nivel de precios. Entonces en la coyuntura de la crisis por la pandemia del coronavirus combinado con la guerra de precios de Arabia Saudita y Rusia, no creo que haga mucha diferencia. Ahora más adelante, si hubiera una posibilidad de recuperación de precios y de que Venezuela pueda producir un poco más, quizás sí habría una diferencia y dependería un poco si los rusos apoyan a PDVSA en la operación de Petropiar, que es el proyecto más importante que tiene Chevron en Venezuela.

-Con el anuncio de Rosneft de vender sus activos en Venezuela, ¿queda descartada la opción que PDVSA pueda entregarle a los rusos una empresa mixta como Petropiar en caso que a Chevron no le renueven la licencia?

-No necesariamente pero creo que lo hace más difícil porque esa empresa rusa no tiene los recursos de Rosneft aunque cuente con el personal que está en Venezuela. Rosneft opera un proyecto relativamente similar a Petropiar como es Petromonagas y tiene el conocimiento de cómo opera. Bajo qué esquema hacerlo no la tengo tan claro porque los rusos han sido relativamente cautelosos en hacer cosas que no hayan sido aprobadas con las formalidades legales del caso.

-¿Si no se renueva esa licencia ya prácticamente el abandono de Estados Unidos del escenario petrolero venezolano?

-Por lo menos por ahora claramente porque es la única empresa operadora, porque las empresas de servicios ya prácticamente tienen una actividad muy reducida y la única operadora es Chevron. Se estaría por lo menos temporalmente abandonando el país.

-Viendo el mercado petrolero en el mediano plazo y en el escenario de que Chevron salga de Venezuela, ¿cuáles pueden ser esas implicaciones, riesgos o perjuicios para el país?

-En el mediano plazo, sobre todo para la reconstrucción de la industria petrolera venezolana no hay duda de que un aliado como Chevron es absolutamente fundamental porque empresas grandes que puedan invertir en proyectos en la faja del Orinoco no hay tantas que puedan invertir en Venezuela. Dicho esto, depende del horizonte que uno evalúe eso porque en el corto y mediano plazo pudieran mantenerse las operaciones con el apoyo de la empresa rusa pero si estamos hablando de una capacidad de recuperar la industria petrolera y de que aumente la producción en Veenzuela de manera importante sería bastante difícil sin Chevron.

-En el tiempo que están vigentes las sanciones, sobre todo las que se impusieron desde finales de enero del año 2019 hasta la fecha, ¿Chevron ha ayudado a aumentar la producción de Pdvsa?

-Creo que los socios que han estado operando las pocas empresas mixtas que están produciendo de manera importante, al menos han evitado una caída mayor y no creo ninguna de las empresas haya ayudado a aumentar la producción. Si se ven como cayó la producción en las operaciones que son del esfuerzo propio de PDVSA  se ve una declinación mayor que la que ves en algunas de estas empresas mixtas como la de los chinos, los rusos o Chevron, entonces en ese sentido sí se podría decir que la caída ha sido menos rápida, pero no diría que se puede argumentar que han ayudado a elevar la producción. La otra cosa es que cada vez más la restricción o problema de PDVSA ha dejado de ser la capacidad de producir y es más la imposibilidad de vender y sobre todo de obtener un precio de mercado porque los descuentos son tan grandes y severos que le afectan significativamente su flujo de caja.

-Una vez pasada el tema de la pandemia e independientemente de lo que pase en Venezuela en el plano político, ¿Venezuela tiene que modificar el esquema actual de empresa mixta para recuperar producción?

-No me cabe la menor duda, pero creo que no va a ser suficiente si no hay algún tipo de cambio político y levantamiento de las sanciones. Probablemente se tendrá que cerrar producción en estos meses y eso requiera luego una inversión considerable, incluso para recuperar la producción de 700.000 u 800.000 barriles diarios que teníamos en febrero de 2020 es muy difícil hacer eso sin la inversión de esas empresas socias. La pregunta es si estas cosas que han venido haciendo de facto el gobierno de Maduro de permitir a las empresas tomar algunos embarques, pidiéndoles que lo hagan para comercializar crudo y dándoles más controles operativos sobre la procura, si estas cosas sirven al menos para evitar una caída aún mayor pero yo veo tremendamente difícil que sin un cambio significativo ocurra un aumento importante de la producción en Venezuela.

Petroguia

 

Traducción »