Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Aníbal Sánchez: El Coronavirus pone a prueba el liderazgo político

Aníbal Sánchez: El Coronavirus pone a prueba el liderazgo político

 

El coronavirosis con millón y medio de infectados, diagnosticados clínicamente, cifra que aumenta día a día y pudieran ser mayor por los denominados asintomáticos, afecta a los que la padecen y a los que no, pasando a ser un problema de Salud Pública Mundial muy complejo que involucra intereses políticos y económicos.

Explica el Analista y Consultor Político Aníbal Sánchez que a través de los medios se ha visto parte del impacto que significa el tener unas 80 mil víctimas, personas que perdieron la vida como resultado directo de la infección; pero los daños en las economías personales son superiores a las 163 por millón que es el índice de infestación. De ahí que cualquier programa social pasa por la protección, subsidio o asignaciones a las familias enfermas o no, lo que significara un impacto grande en las economías de los países afectados, los cuales se acercan a los 180, en distinto grado.

Muchos coinciden en el impacto que ha significado esta pandemia en países como Italia, España, Francia, Alemania, los Estados Unidos y la misma China; pero indistintamente de sus potencialidades para su recuperación, tanto el saldo como forma de afrontar la Crisis Sanitaria se ha marcado por la forma en que se conduce el mundo político de cada una de las naciones.

“En cada nación han reaccionado y se han preparado de manera distintas” siendo muy pronto para emitir un balance sobre lo acertado de las decisiones; en un escenario multifactorial, nuevo y dependiente “donde la preponderancia, vulnerabilidad de las naciones parte del estado de los Sistemas de Salud, Condiciones Familiares y el Estado Financiero de la nación” por lo que efecto de la pandemia podría ser peor en países de Latinoamérica.-

Hasta el momento hemos sido testigo de como en algunas naciones los gobiernos han tardado en tomar las decisiones producto, no solo de la falta de información sobre la epidemia y riesgos; sino que han encontrado limitaciones político administrativas “como es poder decretar una alerta o toque de queda” y los choques ideológicos en sociedades con mayor protección a los negocios o capitales privados.

También se perciben diferencias en las formas distintas de abordaje de la infección, unos no creen en el aislamiento social o cuarentena global, el uso obligatorio de tapabocas o guantes, existiendo puntos coincidentes como, lo importante en fomentar el lavado frecuente de las manos o la protección de personas de la tercera edad, como recomienda la Organización Mundial de la Salud, esto incluso en algunos países es más difícil por la cobertura o accesibilidad a los servicios básicos.

Las diferencias más notorias en cuanto a la contención por el aislamiento social se evidenció con las primeras decisiones de Johson “apostando a la inmunización del rebaño” o el mismo Trump quien subestimó el grado de la epidemia y que en Latinoamérica fue replicado por Bolsonaro (Brasil) y López Obrador (México) aunque algunos rectificaron su postura en cuanto a la necesidad de aislar, sin saber las consecuencias.

Estamos lejos de salir de la cuarentena; debemos ser responsable en cuanto a la situación y tiempos “recuerdo la opinión de un médico que me decía el juego es apostar y prepararse para ser de los últimos infectados” decisión esta desde el punto de vista científico acertada pues no existe aún un protocolo de inmunización o vacuna y es bueno que se sepa no es solo problema de patentes o pruebas el que esto lleve más de un año. Esta el tema adicional del protocolo de tratamiento que si con Interferón, Azitromicina o la Cloroquina otros dicen que se debe reforzar esta batería, al existir repuesta inflamatoria con uso adicional de corticoesteroides.

Como técnicos y con algún conocimiento en el área de salud, planificación y política; pudiéramos evaluar los crecimientos, curvas, índices o tasas de Morbilidad, Mortalidad o Letalidad; el Tabular o Graficar la Data conocida; pero No pronosticar en que semana mejorara la situación sanitaria; recuerden para que la inmunidad adquirida sea eficaz, es necesario un contagio del 70% de la población, agregó Sánchez.

Es obvio que en la situación de tensión y conflictividad política que se vive en Venezuela; nos interesa mucho el saber que pasa y cuál es la realidad en Venezuela. Desde inicio de esta crisis del Covid-19 sostuve que el gobierno de Maduro planificaba estratégicamente el abordaje, ocultando políticamente sus debilidades y reconociendo la amenaza. En un país donde nunca se ha protegido el sector privado la toma de decisiones que atentaran contra el sector sería más facil; el reconocer el estado de deterioro del Sistema de Salud solo dejaba su oportunidad en no dejar subir la curva es decir gastar todo en el primer nivel de Atención “prevención” y contención; si esto es sobrepasado el pronóstico es catastrófico.

Que han hecho bueno pusieron a servicio del sector salud; el aparato político electoral de las UBECH el sistema patria; así tengamos duda de sus resultados es una Big Data donde se tiene información geoestratificada de posibles casos auto diagnosticados; Producto de un especie de anamnesis que solo requiere confirmación con un examen médico en sitio; y de requerirse hacer los test o pruebas PCR; esto sumado al contacto de personas que viajaron más el círculo social o de contactos ha dado su resultado; de acuerdo a los reportes.

Conocemos muy bien el Diagnóstico del estado del Sistema de Salud; y como la situación se ve agravada por la situación socio económica de las familias venezolanas, que tienen dificultades para el acceso a los alimentos y medicinas, convirtiendo a muchos en población altamente vulnerable ante esta o cualquier epidemia. Pero en política al igual que en la Gerencia de Crisis cualquier circunstancia puede ser aprovechada y su efecto revertido con una repuesta de otro sector “o es que ustedes no creen que la falta de combustible afecta el traslado de alimentos o del personal de salud privada; pero a su vez ayuda a que las personas no salgan” en una etapa donde se pide el aislamiento.

 

Traducción »