Inicio > El pizarrón Opinión > Alejandro Bautista González: Juan Guaidó, confirmado presidente

Alejandro Bautista González: Juan Guaidó, confirmado presidente

 

No valió la arbitrariedad ni el poder usurpador, tampoco pudo la prepotencia de la fuerza pública uniformada, menos aún los irregulares tarifados. El pasado 05 de enero, en un día bastante controvertido por los bochornosos hechos sucedidos en el Parlamento Nacional y en sus adyacencias, el Ing. Juan Guaidó Márquez fue ratificado como presidente de la Asamblea Nacional, en acto realizado cumpliendo  estrictamente los procedimientos del Reglamento Interior y de Debates, donde participaron en mayoría 100 diputados demócratas, contando con la presencia física de importantes miembros del cuerpo diplomático acreditado en Venezuela, además de otras personalidades, especialmente invitadas, que a su vez fungieron como testigos de hecho y, al final, felicitaron a la nueva directiva electa. Lo demás no cuenta, por ser actos arbitrarios, fraudulentos y de fuerza. En democracia se respeta la mayoría.

Juan Guaidó Márquez no sólo es un digno presidente de la Asamblea Nacional, también en sesión realizada en el hemiciclo de la misma Cámara, el pasado 07 de los corrientes, fue ratificado y juramentado por el primer vicepresidente del organismo como presidente encargado de Venezuela. Esto dijo al momento de ser juramentado:

«En nombre de los que hoy no tienen voz, de esas madres que lloran a sus hijos en la lejanía (…) Hoy, sobre esta Constitución, en nombre de Venezuela, juro cumplir con los deberes de presidente encargado y buscar solución a la crisis para vivir con dignidad y prosperidad y recuperar la normalidad en Venezuela», dijo Guaidó con su mano derecha sobre la Carta Magna vigente.

Que renieguen y despotriquen sus opositores, es problema de ellos. Que el Gobierno y sus adláteres y tarifados se sumen a ellos, es lo natural. Pero la matemática no falla y las cuentas de la votación parlamentaria son claras y transparentes. No existe ninguna duda; con lo cual confirman el triunfo irrefutable de Juan Gerardo Guaidó. Es la pura verdad.

Con la verdad ni ofendo ni temo, sentencia un adagio popular. Jesús fue más profundo, Él dijo “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Ante la necedad y testarudez de alguien que se considere muy fuerte, esto dice San Juan Pablo II: “Por más poderoso que sea un dictador, solo es un hombre. No tengáis miedo”.

Permítame decirle, compatriota Guaidó: eres bienaventurado, “El Señor Dios nuestro te ha dado una segunda oportunidad que debes aprovechar para llevar luz y regocijo al sufrido pueblo venezolano, no la desaproveches”. Es su ocasión, representas la vanguardia liberadora de Venezuela, hazle honor: el país entero te lo reconocerá.

Desde tu doble condición, asuma los deberes y atribuciones de su alta investidura: promueva, ejecute y reforme leyes y reglamentos, emita disposiciones administrativas de gobierno; designe ministros, embajadores y cónsules; promueva convenios de cooperación internacional y el retorno de Venezuela a la CAN, reactive la reclamación sobre el Esequibo, hasta llegar a acuerdos recíprocos definitivos, igual con los problemas de la educación y la salud, entre muchos otros.

El pueblo mayoritario de Venezuela ve en usted al gran liberador de la nefasta crisis que tiene postrada a la nación, y que hará posible el retorno de sus hijos y la reunificación de la familia injustamente fracturada, diseminada por el mundo…algunos, en deplorables condiciones. Pero usted debe oír a este pueblo que, con razón, le pide a gritos que, desde su posición de presidente de la Asamblea Nacional, convoque a una Consulta Popular Restauradora que ponga fin a la actual situación de ingobernabilidad, que el pueblo decida: ¡Voz del Pueblo, Voz de Dios!

Doctor en Cooperación Internacional. Integración y Descentralización: Los Desafíos del Desarrollo Internacional

 

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »