Inicio > El pizarrón Opinión > Humberto Acosta: Presidente, consulte al pueblo…

Humberto Acosta: Presidente, consulte al pueblo…

 

En Venezuela, en la coyuntura caótica y el vacío de poder existente, es necesario e ineludible formalizar Constitucionalmente la sustitución del Sr. Nicolás Maduro, rechazar a la “asamblea constituyente”, no originaria e ilegítima y requerir a las FAANN respeto absoluto a la Constitución y a la voluntad del Pueblo de Venezuela.

En este 2020, es nueva oportunidad, estos, los Objetivos para Restaurar al País. El método: Agenda Guaido, superando  errores u omisiones cometidos, mejorando  para consolidar la unión  en Sociedad Civil, con Instituciones democráticas y liderazgos honestos y competentes, incluyendo los partidos políticos, para obtener el desalojo de las usurpaciones, gobierno de transición de unidad nacional y elecciones libres.

Elecciones libres para que el Pueblo Decida, en Consulta Popular. Propuesta que en las circunstancias, es viable. Soluciona con legitimidad el embrollo en que nos ha metido el régimen; aun con la desvergonzada y nefasta pretensión de mantenerse en el poder e indefinidamente continuar el desgobierno y con ello su carga de corrupción, miseria, destrucción y desesperanza.

Mons. Ovidio Pérez Morales, Obispo Tachirense, en concordancia, con la CEV, así lo sostiene:

“…Ahora bien, como lo anterior es difícilmente lograble y, sobre todo, porque la acelerada destrucción del país es gravísima (hambre, muertes, represión, improducción, inseguridad, emigración masiva) urge una consulta (referéndum) al pueblo soberano sobre puntos cruciales que definan su destino, como los siguientes: ¿Quiere usted este sistema socialista-comunista para Venezuela? ¿Ordena formar un gobierno de transición?”

La Consulta Popular, fructifica como solución. El Pueblo (los ciudadanos) Deciden.

Es la opción e instrumento idóneo: Es la vía por ser soberana e independiente. El régimen no controla la Consulta Popular. El proceso no forma parte de las competencias del CNE oficialista; ello en razón de que constituye uno de los “…medios de participación y protagonismo originarios de la ciudadanía en ejercicio de su Soberanía” (Art. 70 y 333, Constitucionales). Los Ciudadanos, investidos o no de Autoridad, asumen su responsabilidad en la solución del caos.

Consulta Popular es Constitucional, democrática y en paz, incluye la inherencia directa de la base popular, es decir, los ciudadanos responden sobre aspectos vitales para la Nación y de sus propias familias. La propuesta es electoral y democrática, pero, su organización y ejecución no es de la competencia del CNE, fundamentado en los artículos 5, 70 ,187 numeral 4, 293 numeral 5, Constitucionales; lo anterior obliga que sus resultados son vinculantes y acatados por el régimen, con la garantía de instancias internacionales cuya respaldo y supervisión es acordado previamente.

La Consulta Popular se organiza y promueve, desde tiempo atrás. En correspondencia, se propugna un ACUERDO SOCIOPOLITICO, suscrito por los sectores sociales: Iglesias, Universidades, Academias, Partidos Políticos, Frentes Nacionales, Federaciones empresariales, laborales, gremiales, estudiantiles, entre otros, para la participación nacional y la cooperación democrática internacional

Se requiere principalmente de unidad interna y apoyo técnico de las organizaciones internacionales democráticas, para garantizar un proceso que siendo constitucional, resulte vinculante, libre, transparente e incuestionable. Su convocatoria, es competencia de la Asamblea Nacional y del propio Guaido quien, como Presidente (E), tiene la propuesta en sus manos y debe acordar fecha para su pronta realización, en este 2020.Es la oportunidad…

El Presidente (E) Guaido, debe Consultar a su Pueblo, aunque la propuesta opcionalmente permite que la Sociedad Civil se auto-convoque, dentro del mayor sentido democrático, conforme a la Constitución; en todo caso, realizarla lo más pronto posible y correctamente es esencial, antes que el régimen la “convoque” y materialice una falsa consulta popular, en modo similar a la fraudulenta e invalida “asamblea constituyente”. Extrañamente, no lo han hecho… aun.

“No tengáis miedo”, San Juan Pablo II, Polonia, 1978. Dios y ciudadanos con Venezuela.

Ex Rector. Dr. En Ciencias del Desarrollo.

 

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »