Inicio > El pizarrón Opinión > Arturo Tremont: Sin preferencias

Arturo Tremont: Sin preferencias

 

Con alarma hemos constatado que el derecho preferencial a los adultos mayores ha ido desapareciendo en el sector privado y público, en el transporte urbano, suburbano y de larga distancia, en los pasajes aéreos, en las taquillas preferenciales en entidades bancarias, y además en el pago de los trámites para pasaportes, los cuales saltaron a casi tres millones de bolívares para la prórroga y a cerca de seis millones de bolívares para obtener un nuevo pasaporte.

En la vida cotidiana los transportistas no admiten pasajeros sin antes cancelar la tarifa, los llamados “fiscales” o “colectores” se limitan a decir que ellos no tienen instrucciones de aceptar el pasaje preferencial. El líder de los transportistas privados alega que el gobierno no les otorga subsidio por los adultos mayores ni por estudiantes, aunque comprende la justeza del reclamo.

En las entidades bancarias hay taquillas preferenciales, pero en algunos bancos colocan avisos, en los cuales aclaran que sólo aceptan filas de personas con discapacidad, siempre y cuando estén en sillas de ruedas, andaderas, o utilicen bastones. No aceptan el carnet que otorga el Instituto Nacional de Personas con Discapacidad (CONAPDIS), por lo cual la calificación la otorga un vigilante que carece de conocimientos para determinarla.

Igual ocurre con las mujeres embarazadas, ellas están obligadas a hacer la cola, aunque sea visible su condición, sujetas al capricho de los vigilantes o al encargado de las operaciones bancarias.

En las instituciones del Estado no hay instrucciones claras para el trato preferencial, eso depende del humor del funcionario o funcionaria a cargo de la oficina. Hemos tenido gratas impresiones en algunos casos, pero también  molestias por la forma incorrecta de atender a los adultos mayores.

La situación económica de los pensionados y pensionadas, jubilados y jubiladas no les permite cancelar el nuevo monto asignado para la obtención del pasaporte y la prórroga, por tanto, debería aplicarse el descuento preferencial a esos trámites administrativos.

rtvoces@yahoo.es

 

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »