Inicio > El pizarrón Noticias > Vicente Brito: Venezuela donde el debate político es un laberinto; ¿O un diálogo de sordos?

Vicente Brito: Venezuela donde el debate político es un laberinto; ¿O un diálogo de sordos?

 

Venezuela es el único país del mundo donde el debate político opaca cualquiera otra de las distintas iniciativas que se puedan tomar por cualquier ciudadano u organización a la cual se encuentre vinculado,

Es evidente que nos encontramos en un laberinto político donde el paralelismo institucional se ha convertido en el modelo, que es aplicado por quienes ejercen el control absoluto de la nación. El ejemplo más evidente lo tenemos en el rol institucional y constitucional que ejercen la Asamblea Nacional y la Asamblea Nacional Constituyente.

La Asamblea Nacional fue elegida ya hace 5 años por la mayor concurrencia electoral de nuestra historia democrática, con la participación de casi 15 millones de ciudadanos con un mandato establecido en la Constitución vigente bien definido en los distintos artículos que le atañen y como la genuina representación de la voluntad del pueblo Venezolano.

La Asamblea Nacional Constituyente fue anunciada y creada como una institución para la promoción de una nueva Constitución, en unas elecciones con una baja concurrencia electoral y con la evidente apatía popular, donde la poderosa maquinaria oficial no logro las metas electorales propuestas. La cual luego se pretendió convertir en un organismo supra constitucional ejerciendo un rol que sustituía a la Asamblea Nacional, tomando una serie de disposiciones no contempladas en su proyecto original y no establecida como tal en la Constitución vigente.

El antagonismo institucional creo una evidente anarquía en el poder legislativo que afecto la vida nacional donde los ciudadanos ven con evidente frustración, como el ejercicio de gobierno se ha convertido en un debate incongruente, que no ha dado los resultados necesarios para lograr soluciones a la problemática que agobia y empobrece a la nación Venezolana. En casi todos los países del mundo la representación más genuina de los estados democráticos y modernos, esta sostenida en el parlamento, observándose en nuestro país la inoperatividad del mismo encontrándonos hoy con dos estados paralelos en el ejercicio de funciones, que nos complica más a los ciudadanos su forma de vida sin lograr resultados concretos a sus angustias y limitaciones.

Con la incorporación de un grupo de diputados miembros del partido de Gobierno a la Asamblea Nacional, ojala se logre  la recuperación plena de sus funciones, sobre todo la atinente a la aprobación del presupuesto de la nación y el control de los recursos públicos.

Es necesario que el laberinto político en el cual nos encontramos y limita las soluciones que claman los ciudadanos se puedan lograr algunas alternativas efectivas.  El no lograrse acuerdos que se reflejen en alternativas confiables para la gran mayoría de los venezolanos genera grandes frustraciones y angustias convirtiéndolo en un diálogo de sordos, con sus consecuencias en la pérdida de credibilidad en la capacidad de las instituciones para funcionar como lo establece la Constitución vigente.

La situación de las familias Venezolanas es de desmejora continua como resultado de las incongruentes políticas publicas aplicadas, así lo demuestran la caída del producto interno bruto, la reducción de la actividad económica a su mínimo histórico de los últimos 100 años, los elevados niveles de pobreza, la pérdida del poder adquisitivo que es de los más elevados del mundo, lo cual se refleja en la reducción del consumo familiar a niveles muy preocupantes y angustiantes. Soluciones y alternativas hay. Vamos por ellas.

Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución.

 

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »