Inicio > Cultura > La mística Cleopatra, la mujer cuya sabiduría y sensualidad conquistó a Egipto

La mística Cleopatra, la mujer cuya sabiduría y sensualidad conquistó a Egipto

 

Cleopatra (Alejandría, Egipto 69 a.C.- 31 a.C.) fue la última reina del Nilo, la más joven de Egipto y la última de la dinastía de los Ptolomeos. Con su belleza, sabiduría y sensualidad logró posicionarse como una de las figuras más importantes de la política egipcia. Parte de su reinado se dedicó a restablecer la hegemonía de Egipto en el Mediterráneo trabajando en pro de la alianza con Roma, seduciendo a Julio César y Marco Antonio.

Inteligente, hermosa y revolucionaria, la mujer más seductora de Egipto

Además de su cautivante belleza, la inteligencia era lo que resultaba más atractivo de esta enigmática mujer. Su pasión por comunicar sus ideas y su ambición desbordada, la hicieron aprender más de 12 idiomas a la perfección. Dominaba completamente el arte de la matemática, la filosofía, la oratoria y la astronomía.

Plutarco, uno de los historiadores griegos más famosos -pese a que la detestaba por sus ideales políticos-, solía escribir que su talento con las palabras era hipnotizante, la forma en la que hacía fluir sus ideas era absolutamente brillante.

Cleopatra conocía sus atributos y los utilizaba a su favor, por esto conquistó a muchísimos políticos y logró escalar posiciones hasta lograr llegar al trono –que le pertenecía por herencia-, pero justamente por su facilidades con los hombres, era terriblemente criticada de “ramera”:

“Las voces masculinas que la sentían como una amenaza centraban el objeto de su ira en la destrucción de su reputación”, explica Belén Ruiz Garrido, Doctora en Historia del Arte por la Universidad de Málaga.

¿Era realmente bella?

La edad no puede marchitarla, ni podrá la costumbre agostar su infinita variedad: otras mujeres sacian los apetitos que despiertan, pero ella da más hambre cuanto más satisface. Incluso lo más vil se vuelve puro en ella".
La edad no puede marchitarla, ni podrá la costumbre agostar su infinita variedad: otras mujeres sacian los apetitos que despiertan, pero ella da más hambre cuanto más satisface. Incluso lo más vil se vuelve puro en ella”.
Marco Antonio, Así la describió uno de sus más famosos amantes, y que algunos historiadores y poetas, califican como el verdadero amor de su vida.
¿Cómo fue su desenvolvimiento político?

Heredó el trono cuando tenía diecisiete años y siguiendo las costumbres familiares, se casó con su hermano Ptolomeo XIII. Reinaron juntos durante tres años hasta que el emperador decidió tomar el control absoluto y expulsó a su hermana al exilio. Cleopatra inmediatamente se dispuso a defender su derecho al trono y reunió un ejército en su contra, pero justo antes de atacar, se enteró de un presunto ataque que le haría Julio César a Alejandría, por lo que quiso actuar en defensa de su pueblo.

¿Cómo logró convencer a Julio César? Aprovechando su belleza irresistible, se envolvió en una alfombra con muy poca ropa y se hizo entregar como un misterioso paquete a Julio César. Cuando descubrió los atributos de Cleopatra, quedó perdidamente enamorado y se convirtió en su títere instantáneamente. Inició una relación amorosa entre ambos y él la apoyó junto a su ejército en la Guerra de Alejandría, que terminó con Cleopatra como la única reina de Egipto.

La relación entre ambos nunca se pudo formalizar –pese a que tuvieron un hijo, Cesarión-, porque Cleopatra debía cumplir nuevamente con la tradición familiar y se tuvo que casar con Ptolomeo XIV, otro de sus hermanos. Pero a pesar de estar casada, vivió clandestinamente con Julio César en Roma.

Marco Antonio, el hombre que marcó su vida

La historia de amor entre ambos fue tan apasionada, que inspiró al mismísimo Shakespeare.

La historia de amor entre ambos fue tan apasionada, que inspiró al mismísimo Shakespeare.

Tras la muerte de Julio César, Cleopatra regresó a Egipto, se deshizo de Ptolomeo XIV, colocó en su lugar a su hijo Cesarión y fijó su nueva meta: seducir a Marco Antonio, el político y militar romano que luchaba contra Octavio Augusto por el poder.

La unión de Egipto con Roma era de vital importancia, Cleopatra deseaba que Alejandría se convirtiera en la nueva Roma y Marco Antonio necesitaba contar con Egipto para controlar el Imperio Romano, así que la alianza era beneficiosa para ambos. Cleopatra se tomó la tarea de enamorarlo y lo logró. Lo que resultó sorprendente fue que ella terminó amándolo y se convirtió en el único hombre que logró verdaderamente conquistar su corazón independiente.

Lamentablemente la alianza no funcionó. Cuando comenzó la Guerra de Ptolemaica, Octavio Augusto derrotó completamente al ejército de Marco Antonio, quien murió junto a su grupo. Cleopatra al enterarse de la muerte de su amado, entró en una profunda desesperación.

Como último intento de salvar su tierra, intentó conquistar el corazón de Octavio Augusto pero sus encantos no funcionaron. Él se mostraba totalmente indiferente y sólo tenía un interés: conquistar Egipto

El trágico y misterioso suicidio de Cleopatra

Tras verse completamente derrotada por Octavio Augusto, Cleopatra tomó la decisión de quitarse la vida, pero no sin antes hacer una serie de rituales de purificación y belleza para unirse en cuerpo y alma a su amor Marco Antonio. Cuenta la leyenda que antes de suicidarse, reunió a sus mejores sirvientes para que la peinaran y maquillaran con los mejores productos y aceites. Una vez lista, escribió una carta a Octavio Augusto rogándole que enterraran su cuerpo junto al de Marco Antonio, poco tiempo después junto al de Marco Antonio, poco tiempo después se dejó morder por una áspid, siguiendo un ritual egipcio. Toda la historia de la muerte de la reina es una leyenda, nadie sabe con certeza -ni se ha comprobado- realmente cómo fue su muerte. (En la foto: "La muerte de Cleopatra" por el pintor italiano Giampietrino.

Tras verse completamente derrotada por Octavio Augusto, Cleopatra tomó la decisión de quitarse la vida, pero no sin antes hacer una serie de rituales de purificación y belleza para unirse en cuerpo y alma a su amor Marco Antonio. Cuenta la leyenda que antes de suicidarse, reunió a sus mejores sirvientes para que la peinaran y maquillaran con los mejores productos y aceites. Una vez lista, escribió una carta a Octavio Augusto rogándole que enterraran su cuerpo junto al de Marco Antonio, poco tiempo después junto al de Marco Antonio, poco tiempo después se dejó morder por una áspid, siguiendo un ritual egipcio. Toda la historia de la muerte de la reina es una leyenda, nadie sabe con certeza -ni se ha comprobado- realmente cómo fue su muerte. (En la foto: “La muerte de Cleopatra” por el pintor italiano Giampietrino.

La tumba de Cleopatra, un misterio arqueológico

Siendo una de las mujeres más emblemáticas de la historia, su tumba debería estar resguardada para su veneración y conservación, pero los arqueólogos aún no han descubierto dónde está realmente su cuerpo.

Desde 1992 se está buscando el cuerpo de la reina más joven de Egipto, todo inició con el explorador francés Franck Goddio y su Instituto Europeo de Arqueología Submarina, quienes se dedicaron durante meses a buscarla en las zonas sumergidas de la Alejandría antigua pero no tuvieron éxito.

Se han hecho múltiples investigaciones arqueológicas con el propósito de conseguir el cuerpo de la reina, pero aún nadie ha tenido éxito. Se han encontrado numerosos cuerpos de mujeres que pudieran ser Cleopatra, pero no se tiene la absoluta certeza de que sea ella.

Su historia conquistó también Hollywood

Cleopatra se convirtió en una de las mujeres más admiradas de la historia y también una de las más mediáticas. La representación hollywoodense más famosa de la reina, se hizo en 1963 de la mano del director Joseph L. Mankiewicz y con Elizabeth Taylor de protagonista.

 

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »