Inicio > Opinión > Cesáreo Espinal Vásquez,: Yo soy la constitución

Cesáreo Espinal Vásquez,: Yo soy la constitución

 

La Constitución vigente y la derogada, han definido el Estado Venezolano Democrático, de Derecho y de Justicia e indefectiblemente, el gobierno debe ser por imperativo de la Constitución de régimen político democrático. En este sentido, el gobierno de Venezuela no podrá nunca autodefinirse y proclamarse como un gobierno revolucionario, de tal manera, quienes detenten el poder público no podrán ejercerlo bajo un sistema de gobierno revolucionario como se viene ejecutando, lo que evidentemente viola la Constitución.

La gran mayoría de los venezolanos deseamos un horizonte  de armonía, convivencia, paz, seguridad, bien común y justicia, que es el poder de lo justo en un Estado que cada día se perfeccione la paz. Tanto en los gobiernos anteriores y al actual gobierno nunca he generalizado en sus particulares conductas ciudadanas de honestidad o corrupción, porque no todos los que ha  tenido participación en la historia política del país, aún desde los albores de la República hasta nuestros días, pueden tildarse de corruptos e incapaces en forma total y absoluta,  porque nadie duda que en todos los gobiernos hay gentes honestas y competentes. He sostenido reiteradamente, que la crisis y caos que vive el país, no se soluciona con acuerdo y mediaciones del “timbo al tambo”, sino cumpliendo con la Constitución. Es de conocimiento universal que fue convocada la Asamblea Nacional Constituyente y juramentado el Presidente de la República, sin cumplir con el referendo consultivo y es de principio jurídico, que al no existir consentimiento en una relación inter-partes (gobierno y pueblo), todo los actos y actuaciones son Inexistentes De Pleno Derecho, lo cual no se anula ni se subsana, debe retrotraerse, a la convocatoria del referendo consultivo para legitimar las instituciones. Se habla de designar nuevo CNE y ello, no está dentro de las normas constitucionales, la Asamblea Nacional, ilegalmente declarada en desacato y los diputados que abandonaron sus curules para ir a la Constituyente perdieron su investidura y no pueden volver por lo que es absolutamente espuria lo que se pretende hacer. Este actual Consejo Nacional Electoral debe cumplir con el llamado al referendo consultivo que ignoró, siendo el pueblo detentador de la soberanía quien decida; por otra parte, el país sufre, con más de cuatro millones de venezolanos en migración, no se han ido de turistas sino por hambre, por lo que no puede haber Registro Electoral Permanente y los referendos no lo requiere. Por ello, en justo derecho, respetando la soberanía del pueblo y el sufrimiento de todos, porque aunque sea una sola persona que migra, el dolor es todos, un bebé que muera por falta de asistencia médica inmediata, la tristeza también es de todos,  las revoluciones no pueden ser perpetuas y no  continuar con el dicho y hecho “yo soy la Constitución”.

cjev34@gmail.com

 

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »