Inicio > Opinión > Gustavo Coronel: Claudio Fermín, mi candidato al premio Pierre Laval

Gustavo Coronel: Claudio Fermín, mi candidato al premio Pierre Laval

 

A leer las recientes declaraciones del líder político Claudio Fermín, ver: http://www.noticierodigital.com/2019/11/claudio-fermin-cuando-voy-a-la-mesa-de-negociacion-no-soy-juez-del-gobierno/ he sentido una mezcla de tristeza e indignación. La postura política de Fermín me recordó la del político francés, Pierre Laval, quien fuera figura destacada del gobierno de Vichy, colaboracionista de los nazis durante la segunda guerra mundial. Por supuesto, no pretendo decir que sus trayectorias hayan sido idénticas pero es evidente que exhiben algunos rasgos similares.

Perfil de Pierre Laval, tomado esencialmente de https://www.britannica.com/biography/Pierre-Laval

Pierre Laval fue un socialista francés identificado con el sindicalismo francés de izquierda. En 1914 se convirtió en un gran promotor de una negociación con Alemania, a fin de terminar con la primera guerra mundial. En 1940 fue factor importante en la aceptación por parte del General Henri Philipe Pétain de un armisticio, a fin de constituir un gobierno francés que pudiese negociar términos aceptables con Alemania y un tratado de paz.  Laval fue factor importante en la disolución de la Asamblea Nacional , en el final de la Tercera República. Laval estaba convencido de que los alemanes ganarían la guerra y estaba dispuesto a colaborar a fin de salvar lo salvable para Francia.  Por lo tanto, inició negociaciones por su cuenta con Alemania, aceptó suministrar trabajadores esclavos a Alemania y hasta dijo públicamente, en Junio 1942, que deseaba una victoria alemana. Sin embargo, trató de obtener condiciones aceptables para Francia en sus negociaciones.

Perfil de Claudio Fermín

Claudio Fermín es un político social-demócrata venezolano, sociólogo, candidato presidencial por su partido AD en 1993, obteniendo el 23% de los votos. Fue expulsado de su partido en 1998, se postuló para la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, se presentó como candidato presidencial en 2000, obteniendo el 3% de los votos. En 2018 se postuló nuevamente para presidente de Venezuela pero retiró su candidatura para apoyar la candidatura de Henri Falcón, quien anunció que  – de ganar – lo haría vicepresidente. Hoy día, Fermín se ha convertido en promotor de una negociación con el régimen, en búsqueda de una posición destacada en un posible gobierno futuro de transición y/o coexistencia con el régimen actual.

¿Por qué me recuerda Fermín a Laval?

Primero que todo, porque piensa que es lícito y ético negociar un compromiso con un régimen asesino, narcotraficante, inepto y corrupto, como el de Nicolás Maduro. Laval pensó lo mismo al negociar con Hitler. Así lo admite Fermín al decir, en sus declaraciones, ver: http://www.noticierodigital.com/2019/11/claudio-fermin-cuando-voy-a-la-mesa-de-negociacion-no-soy-juez-del-gobierno/, lo siguiente:

“Cuando voy a la mesa de negociación no soy el juez del gobierno. Voy a la mesa de negociación porque ese es el gobierno de mi país. A menos de que yo sea esquizofrénico y me haga un mundo virtual a mi medida. ¿A quién le pido nuevas cloacas, mejores salarios, mejor trato para los pensionados? ¿A Luis Almagro? ¿A Donald Trump? ¿A quién le pido que asfalten las calles, que mejore el sistema eléctrico? ¿Al Grupo de Lima? ».

Así como Laval aceptaba que el “gobierno” real en Francia era el de Hitler y que era con Hitler con quien él debía tratar, así Fermín piensa que el gobierno de Venezuela es el de Nicolás Maduro, validándolo y colocándose – de hecho – como súbdito de ese régimen. La gran falacia de Fermín se hace evidente cuando agrega que es Maduro a quien él debe pedirle cloacas, mejores calles, mejor sistema eléctrico, mejores salarios, mejores tratos para los pensionados. Esto es grotesco porque el país sabe bien que el régimen de Maduro ni desea, ni puede, ni ha pensado jamás en hacer lo que Fermín les va a pedir en sumisión. Maduro no tiene otro objetivo que permanecer en el poder a toda costa, sobre todo  ahora que sabe que tendrá que pagar por sus crímenes en una cárcel estadunidense. El pedido de Fermín a Maduro es rastrero, sumiso, indigno.

Agrega Fermín que, en su opinión, si la Asamblea Nacional no nombra el nuevo CNE lo nombrará el TSJ (es decir, Maduro), ya que eso es lo que dicta la Constitución. Fermín se mete, él solo, en la trampa de pedir el apego a la Constitución en los términos de Maduro,  quien ha hecho un hábito de violarla. Que pobreza de criterio muestra Fermín, digno de una persona quien accedió a ser jefe de campaña de Henri Falcón.

POR LO TANTO

Propongo a Claudio Fermín como primer candidato para el GRAN PREMIO PIERRE LAVAL” por su censurable actitud fente a la tragedia venezolana. Tendrá fuerte competencia.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »