Inicio > Política > ¿Hay que confiar en el plan de la Asamblea Nacional de elegir un nuevo Consejo Nacional Electoral?

¿Hay que confiar en el plan de la Asamblea Nacional de elegir un nuevo Consejo Nacional Electoral?

 

En Venezuela se deben fortalecer las instituciones en el marco de la legalidad constitucional. Recuperar la democracia para construir un verdadero Estado de derecho con entendimiento democrático de todos los factores políticos. El país cuenta con una sola institución legítima, la Asamblea Nacional, electa en 2015. Pero el régimen de Nicolás Maduro, con actuaciones políticas fuera del orden jurídico, ha tratado de desaparecer la representatividad legítima de AN.

Daniel Calzadilla (KonZ)

La mayoría de los venezolanos han desconocido las acciones fraudulentas del Ejecutivo en manos de Nicolás Maduro, quien se mantiene usurpando el poder; del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), elegido de manera exprés, de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y qué decir del Poder Ciudadano, carente de toda legitimidad.

Por esta razón, es de carácter responsable asumir la dirección política hacia la legalidad dentro de la Constitución por medio de la Asamblea Nacional (AN), comenzar a escuchar a un pueblo que quiere confianza y que sea el Poder Legislativo el que nombre un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

El mismo régimen usurpador sabe que todas las acciones políticas que se tomen en vía contraria a la Constitución carecen de legitimidad. Y ello lo coloca, al régimen, en un mundo oscuro y peligroso, debido a la falta de apoyo popular y el desconocimiento del mundo. Por lo cual, esas posturas seguirán afectando las relaciones políticas y así seguirá agudizándose la crisis económica.

Los actos políticos fraudulentos de los poderes ilegítimos son nulos y fueron ejecutados fuera del marco legal y constitucional; los juristas pueden dar fe de ello. Pero que el régimen vuelva a sus curules para los cuales fueron electos, es ponerse a derecho y reconocer la única institución: la Asamblea Nacional.

La comisión designada por la Asamblea Nacional para elegir los nuevos rectores del Poder Electoral tiene el reto importante de seguir enderezando el barco de los actores políticos para conquistar la libertad y la democracia. Este 2020 es escenario de elecciones parlamentarias y más adelante de elecciones presidenciales. Ambas por mandato constitucional. Hagamos una pregunta reflexiva: ¿seguimos con los actuales rectores del CNE? La repuesta es un NO rotundo.

La confianza pasa por designar un nuevo CNE equilibrado que respete el derecho de votar. Pero lo más importante, que los venezolanos puedan elegir de manera transparente. El pueblo lo viene pidiendo desde hace años, y ha dicho que no volvería a participar si no se cambia el CNE. Entonces es momento de ser sensatos y caminar en la línea que representa la Asamblea Nacional, sin bajar la lucha y la presión.

Es hora de que se elija el nuevo árbitro, y seguir una ruta política con estrategia para salir de la tiranía. El juego del ajedrez tiene muchas alternativas que se deben plantear y ejecutar, ahora en política hay que pensar.

¿La experiencia en Bolivia puede darse en Venezuela? Si tenemos argumentos válidos y verificables con un nuevo CNE, se puede mostrar la realidad de la decisión de la mayoría, desde ahí comienza otra jugada de fuerza para lograr el cese de la usurpación y pedir el cambio. El gobierno sabe lo que le viene en el futuro y sabe la Fuerza Armada que no podrán negar la libertad. Un nuevo CNE nos coloca en la ruta de una acertada estrategia con grandes posibilidades de triunfo.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »