Inicio > Opinión > Cesáreo Espinal Vásquez: Auge y caída

Cesáreo Espinal Vásquez: Auge y caída

 

“…Venezuela se perderá cuando el Presidente se burle de los ciudadanos”  Carlos Soublette (1837).

  La historia del poder político, su uso y abuso,  tanto en monarquía, como en autocracia, dictadura o tiranía, democracia o en  comunismo han estado inmersos  en hechos dolorosos. En el imperio romano a la muerte de Marco Aurelio, lo sucede su hijo, Cómodo, ambicioso y felón asesinó a su padre enfermo.  Cómodo obliga a un general del ejército de Marco Aurelio  luchar en la arena del circo por su vida; al entrar al espectáculo Cómodo con su hermana, la plebe le da vítores y demostraciones de sumisión, pero en  el combate, el general-gladiador venció a su contrincante y la plebe se levanta y le da vivas y aplausos con alegría. Cómodo sorprendido, le pregunta a su hermana ¿por qué el pueblo aplaude ahora al Gladiador victorioso y no a mi? y ella le responde, porque “El pueblo es caprichoso”.  Cómodo con  conspiradores a su lado, no afuera, su mujer Marcia, lo envenena, pero no muere y una persona de su confianza por orden de Marcia, lo asesina en la bañadera. Es historia real.  Julio César, es apuñalado por todos los senadores, dándole la mortal herida Décimo Junio Bruto Albino, familiar y su hombre de confianza y muriendo exclamó “¿tú también Brutus”. Las ambiciones en el poder, han  recorrido la historia política del mundo para esos gobiernos que se creen infinitos y pretenden ser aplaudidos eternamente. E ahí la paradoja “Ha muerto el Rey, viva el Rey”.  Napoleón Bonaparte  fue desterrado en la isla Santa Elena. Stalin mandó asesinar a León Trotski en México (1940), por celos de su capacidad intelectual. Juan Vicente Gómez dio golpe de Estado a su compadre Cipriano Castro. Y la historia contemporánea, continúa. El auge y caída de Hitler, de Mussolini,  de Perón, de Pinochet, de Pérez Jiménez y recientemente, en muchos países, el pueblo les da la espalda. Gorbachov era comunista hasta que escribió La Perestroika. Hoy,  se sufre  de inseguridad personal y jurídica, de hambre, de falta de medicinas, de incomprensión, de odio, en todas las clases sociales, se le acogota y se  utiliza al pueblo, cercenando el libre desenvolvimiento de la personalidad, se ha causado migraciones de más de cuatro millones de venezolanos a todos los países del mundo, se les convierte en zombis y mendigos, violándose los derechos humanos,  pero llegó el tiempo  para perdonar, para olvidar el pasado y pensar fraternalmente en un país promisor por el pueblo, la gente, en definitiva tiene la palabra en consulta y consentimiento por vía previamente del referendo, de lo contrario reacciona contra el abuso del poder y la corrupción, buscando el ideal social en la paz, en el bien común, la seguridad y la justicia, en el derecho justo y no olvidar  que el poder no es infinito y el “pueblo es caprichoso tanto en el auge como en la caída”.

cjev34@gmail.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »