Inicio > Opinión > Román Ibarra: Juntos para vencer

Román Ibarra: Juntos para vencer

 

Mientras escribo estas líneas, estamos justo en la víspera de la celebración de la manifestación convocada por el líder de la oposición, y Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, la cual, ha despertado muchas expectativas; ojalá que sean positivas.

No obstante hay que advertir acerca del nerviosismo del régimen, y de su recurrente obstinación y estupidez, al agredir de manera brutal y cobarde la manifestación democrática de los estudiantes de la UCV el día jueves. Siempre dejando constancia el oficialismo de su intolerancia con la disidencia política.

Debido a su conducta, es obvio concluir que lo ocurrido en Bolivia los trae de cabeza, y muy asustados; desconfiados hasta de su sombra. Torpes hasta el paroxismo cometiendo tropelías como la de Maduro ¨ordenándole¨ al alto mando militar de Bolivia reponer en el cargo de Presidente al estafador y hampón electoral de Evo Morales, sin atender al hecho de que aquel ya había renunciado. ¡Las cosas que hay que ver, Dios santo!

Pero volviendo a lo nuestro, por supuesto que respaldamos y celebramos la convocatoria que ha hecho el Presidente de la AN, Juan Guaidó; sobran las razones para protestar en Venezuela, vistas las condiciones de miseria a las que nos han sometido estos impresentables 20 años de régimen comunista.

La crisis humanitaria; el caos de los servicios (transporte; agua; luz, salud, internet, entre otros); la hiperinflación, y como consecuencia de estas, la diáspora de millones de compatriotas en las peores condiciones posibles; así como la pobreza atroz, enfermedades y muerte de nuestra gente, ofrecen un espejo dramático de nuestro país como nunca antes.

El oficialismo lo sabe, y actúa con indiferencia. Por una parte, porque son insensibles a los padecimientos de la gente, y por la otra, porque al no haber una oposición unida, y robusta que les pueda estremecer, siguen avanzando en su tarea de destruirlo todo, y con ello obligar a la población a depender de las dádivas miserables que ellos ofrecen como las bolsas Clap; los bonos de transporte, alimentación, y cualquier otro que se les ocurra para seguir humillando a la población tras el ardid de estarla protegiendo.

Por ello, se hace impostergable que bajo su liderazgo, la AN y su Presidente Guaidó salgan al encuentro  de la oposición sin discriminaciones de ningún tipo; todos somos necesarios, y ello incluye como hemos sugerido en otros artículos, a la disidencia del oficialismo.

Hay que abrir las puertas a todos los factores de oposición, sean grandes, medianos o pequeños; enviar mensajes de concordia a todo el país, y ofrecer garantías de que no habrá retaliaciones; ni odios, ni venganzas, sino justicia independiente, profesional y autónoma para investigar los desafueros.

Esa es una tarea urgente, como también es urgente entender que lo que debe movernos con carácter prioritario es el restablecimiento de la democracia como sistema de libertades, y solo después de eso, todo aquel, o aquella que se considere apto para competir por el liderazgo de la mayoría, que lo haga, pero primero es esencial rescatar al país y proceder a reconstruirlo.

Todos debemos contribuir a que el Presidente de la AN, lidere la transición democrática en paz, y no forzarlo a complacer peticiones y posturas de uno u otro grupo. Se trata de una tarea titánica para salvar a nuestro país, pero ello es imposible sin la unidad real de todos.

El oficialismo tiene el agua al cuello producto del desconocimiento generalizado del mundo civilizado, pero no hay como obligarlos por la fuerza. Se trata de negociar una salida política que nos lleve a resolver el conflicto de manera pacífica, cívica, constitucional, y electoral.

¡Estamos a tiempo!

@romanibarra

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »