Inicio > El pizarrón Opinión > Neuro Villalobos: Irrevocablemente libres e independientes

Neuro Villalobos: Irrevocablemente libres e independientes

 

“Es más contagiosa la mediocridad que el talento.” José Ingenieros

Confieso que no entiendo por qué se ha armado una algarabía en el cotarro político venezolano y más allá de sus fronteras por algunos dirigentes democráticos aliados a la causa por la lucha de su libertad, ante el hecho de que la Asamblea Nacional legítima se disponga nombrar al Comité de Postulaciones que recibirá credenciales de los aspirantes a conformar un nuevo Consejo Nacional Electoral. Está dentro de sus atribuciones legales amplias del numeral 4 del artículo 187 de la Constitución Nacional “organizar y promover la participación ciudadana en los asuntos de su competencia” y de forma más precisa en el artículo 296, al referirse al Poder Electoral que expresa: . . . Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral serán designados o designadas por la Asamblea Nacional con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.

Seguir todo el proceso de designación, depuración, organización tanto interna como externamente, así como otras actividades necesarias que garanticen su normal funcionamiento tiene sus lapsos y lleva su tiempo. Las elecciones no van a ser ya, ni pronto, pero, si es necesario remover a los delincuentes que se han enquistado en ese Consejo Nacional Electoral. Igualmente, debemos tomar en consideración que el régimen, a través de la ilegal y amañada Asamblea Nacional Constituyente ha querido “madrugar” para hacer sólo elecciones de la Asamblea Nacional porque les molesta el único poder legal y legítimamente electo.

De modo que no creo que se esté saltando interesadamente las dos etapas anteriores ya compartidas por todos como son el cese de la usurpación y el gobierno de transición, hay que aprender a caminar y mascar chicle a la vez. En mi opinión debería nombrarse inmediatamente también, una Junta de transición que vaya avanzando y recogiendo las propuestas diseñadas para la reinstitucionalización organizada del Estado venezolano, no sólo su gobierno, sino toda la estructura de la Administración Pública, con las correspondientes medidas de reingeniería y de poda burocrática, con señalamiento de funciones más efectivas y eficientes. En otras palabras, para que se devuelva al ciudadano los espacios arrebatados por el Estado y eliminar todo vestigio e intento de ideologización y sumisión arbitraria a éste. Reconstruir la Nación con un Estado ágil, competente y eficaz, dedicado a cumplir con el rol que le compete en una sociedad moderna, no es fácil ni se construye rápidamente.

Debemos crear conciencia de que esa laboriosa realidad exigirá de todos los venezolanos “sangre, sudor y lágrimas” y eso no lo podemos lograr sin previsión y sin planificación, mucho menos con zancadillas y cálculos desenfrenados egoístas. Es necesario rellenar la política de su contenido ético y moral. Que sean los valores que nos distinguen como Nación los que guíen nuestras acciones para que Venezuela sea verdaderamente “irrevocablemente libre e independiente” y podamos cumplir y hacer cumplir los principios fundamentales que nos exige nuestra Constitución Nacional en su Título 1, artículos 1 al 9. Es pensando como ciudadanos como se construye una Patria y ella siempre inspira esa atmósfera de ensueño que nos impulsa al sacrificio.

nevillarin@gmail.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »