Inicio > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Maduro desprecia a jubilados y pensionados

Gerónimo Figueroa Figuera: Maduro desprecia a jubilados y pensionados

 

Si el desprecio de Maduro contra la población venezolana al sembrar una hiperinflación que acabó con la calidad de vida de los venezolanos y pulverizó el salario de los trabajadores con políticas económicas nefastas, ese desprecio pareciera aun mayor contra los abuelos de la tercera edad quienes después de trabajar muy duro durante su juventud y etapa productiva para obtener una merecida jubilación o una pensión que les permitiera descansar y poder disfrutar con tranquilidad sus últimos años de vida, hoy esa vida está convertida en un verdadero infierno donde para el régimen madurista ser abuelo pareciera estar señalado para recibir vejámenes y atropellos.

Practiquemos un ejercicio y digamos que si para un trabajador con edad comprendida entre 20 y 40 años, que no sufre de la tensión ni tiene que soportar los dolores de las rodillas por causas del desgaste físico que ocasionan los años vividos, y que no tiene que comprar pastillas para calmar esos males se las ve negra con un salario mínimo que hasta 30 de septiembre significaban dos dólares mensuales y a partir del primero de octubre pasa a ser de siete dólares y medios mensuales, imaginen lo que significa para un abuelo que tiene que comprar las patillas para calmar sus males y además la comida, el pago que r4ecibirá será de tres dólares y medios.

Cuando hablamos del posible desprecio de Maduro contra los abuelos, simple y llanamente hacemos referencias de la forma como aplica el aumento del salario mínimo, que además de ser una burla a los trabajadores por lo insuficiente, para los abuelos significa el doble de burla y de atropellos. Resulta que el sindicalista del Metro de Caracas quien fue el encargado de difundir por twitter porque Maduro no se atrevió, dijo como gran vaina que el salario mínimo era de 300 mil bolívares divididos en 150 mil como sueldo y 150 de cestaticket, pero como los abuelitos no cobran cestaticket porque Maduro se ha negado a cumplir la ley aprobada por la Asamblea Nacional en 2016, el pago que recibirán será de 150 mil solamente.

Un abuelo con 150 mil bolívares mensuales de jubilación o pensión, solo puede comprar un cartón de huevos que cuesta 90 mil bolívares, medio kilo de queso duro en 40 mil bolívares y cuatro panes cañillas a cinco mil bolívares cada uno y se tiene que olvidar de las pastillas para controlar la tensión o para calmar los dolores en las rodillas. Es un cuadro verdaderamente dramático el que viven los abuelos de la tercera edad cuando lo comparamos con un jubilado o pensionado de la tercera edad en Latinoamérica donde esas asignaciones no bajan de 200 dólares mientras que para los nuestros solo significan tres dólares y medios.

Pero si esa comparación la hacemos con lo que reciben los abuelos de la tercera edad en Europa, la brecha es mucho mayor. Por ejemplo, los jubilados y pensionados en España reciben 900 euros, que significan algo igual a mil cien dólares aproximadamente. Eso solo por nombrar un país europeo donde los abuelos son tratados con dignidad y respeto. No son maltratados en los bancos a la hora de cobrar sus euros por concepto de jubilaciones o pensiones, no los obligan a realizar plantones en las colas hasta de seis horas para entregarles un dólar por taquilla que es lo que significan 20 mil bolívares soberanos en Venezuela.

Ahora bien. Aunque no pretendemos ser profeta del desastre pero si realistas que pisamos firmes en la tierra, queremos decir que así como un cartón de huevos en este momento cuesta 90 mil bolívares, dentro de dos o cuatros semanas costará el doble. Igual sucederá con el queso duro y el resto de los alimentos. O acaso no recuerdan cuando a partir de octubre 2018 el sueldo se ubicó en 1800 bolívares que significaban 30 dólares y el kilo de carne costaba 90 bolívares pero en diciembre ya estaba en 1200 bolívares y Maduro tuvo que aumentar el salario minino a 4500 bolívares, en enero a 9 mil, luego 18 mil y 40 mil. En ocho meses se pulverizó.

Sin embargo, como el nuevo salario mínimo solo son 15 dólares, la mitad de lo que significaban 1800 bolívares en octubre 2018 y duro solo dos meses y medios, como en este momento todo lo cobrean en dólares, por lógica y no porque nosotros queramos ser profeta del desastre, este salario de 150 mil bolívares para jubilados y pensionados que representan siete dólares y medios por supuesto que durará menos. Solo hay que esperar cuando el dólar y los precios comiencen a saltar como sapos. Es cuestión de realidad y no de adivinanzas.

@lodicetodo

Geron2ff@yahoo.com

Geron2ff@hotmail.com

 

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »