Inicio > Economía > Petroleum Economist: El futuro de Citgo pende de un hilo

Petroleum Economist: El futuro de Citgo pende de un hilo

 

La firma minera canadiense Crystallex, que está en quiebra, recibió permiso de un tribunal federal de los EE. UU. permiso para retomar la demanda contra acciones en la refinería estadounidense Citgo, que actualmente está controlada por el gobierno de Juan Guaido, reconocido por los EE. UU.

Charles Waine para Petroleum Economist | Traducción libre del inglés por lapatilla.com 

Los representantes de Guaidó habían pedido una extensión de 45 días para un ‘hearing en banc’ (petitorio de audiencia) donde un panel de jueces reexaminaría un fallo de julio de la Corte de Apelaciones del tercer circuito de EE. UU. que permitió que Crystallex fuera tras  los bienes de Citgo, pero los representantes no presentaron ninguna petición, por lo que el tribunal levantó la suspensión. Aún así, Crystallex todavía necesita una licencia del Tesoro de los Estados Unidos antes de que pueda comenzar a enajenar los activos.

Pelea de oro

La disputa Crystallex se centra en la estatización de sus activos para la explotación de oro en Venezuela. Los bienes propiedad de la firma canadiense dentro de la Reserva Forestal Nacional Imataca de Venezuela fueron confiscados durante la administración de Hugo Chávez. La compañía presentó una demanda de arbitraje por pérdida de inversión y, en 2017, un tribunal de Delaware ordenó a Pdvsa que indemnizara a la compañía canadiense por $ 1,4 mil millones, un fallo que Pdvsa, que permanece bajo el control de Maduro, ha estado apelando desde entonces.

La decisión judicial de julio también podría allanar el camino para otros demandantes de indemnización contra Venezuela. En marzo, el Banco Mundial dictaminó que a los proyectos petroleros expropiados a ConocoPhillips se les debe indemnizar con $ 8,75 mil millones de dólares. El año anterior, la Cámara de Comercio Internacional otorgó a ConocoPhillips una laudo favorable por $ 2 mil millones por otros activos petroleros expropiados. ConocoPhillips logró judicialmente cerrar las instalaciones propiedad de Pdvsa en el Caribe holandés hasta que se llegó a un acuerdo por el monto anterior.

“El escenario más probable, salvo la intervención del gobierno de EE. UU., es que los demandantes comenzarán a tomar el control de Citgo”, dice Muhammed Ghulam, investigador asociado senior del banco estadounidense Raymond James. “Si eso sucede, habrá una lucha entre los diferentes demandantes para obtener la mayor cantidad posible de Citgo”.

Pero el valor general de Citgo, el uso previo de acciones de la compañía como garantía de deuda y la opinión de los Estados Unidos sobre la sostenibilidad de cualquier gobierno venezolano posterior a Maduro complican el tema. “Con los grandes reclamos rusos y canadienses sobre Citgo, no estoy seguro de que quede mucho para que alguien más persiga activos”, dice Jennifer Rowland, analista senior de la firma de inversiones Edward Jones.

Los tenedores del bono Pdvsa  2020 y Rosneft de Rusia pueden ser los primeros en la cola para hacer valer sus reclamos sobre Citgo. El bono de $ 3,4 mil millones tiene 50,1 por ciento de las acciones de Citgo utilizadas como garantía. El 49,9 por ciento restante de la empresa se ofreció como garantía para garantizar la financiación de Rosneft.

El presidente Maduro ha sido bloqueado para realizar pagos del bono Pdvsa 2020 desde que se impusieron las sanciones de Estados Unidos. En mayo, la Asamblea Nacional controlada por la oposición, reconocida oficialmente como el gobierno legítimo por Washington, pagó $ 71 millones en intereses para evitar que los tenedores de bonos se apoderaran de Citgo. La oposición ahora tiene hasta el 27 de octubre para encontrar otros $ 913 millones o volver a arriesgarse a perder el refinador estadounidense.

“Citgo es un salvavidas para el gobierno [de Guaido] y hemos visto que continúan haciendo los pagos de los bonos 2020, que son los únicos bonos venezolanos que no están en incumplimiento”, dice Rowland. “No quieren perder el activo al verlo caer bajo el control de los acreedores”.

Soluciones

Una opción potencial para el gobierno de Guaido sería tratar de renegociar la deuda. “La aritmética actual no funciona, debe ser reestructurada”, dice Steve Hanke, profesor de economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins y asesor económico anterior del ex presidente venezolano Raphael Caldera. “Tienen que renegociar, y lo harán, pero la reestructuración de la deuda puede llevar tiempo”.

Guaidó ha pedido reiteradamente a los EE. UU. que salvaguarden a Citgo y eviten una venta masiva. Los intentos de expulsar a Maduro del poder parecen haberse estancado después de un fallido intento de golpe de estado en abril, pero Citgo sigue siendo el activo extranjero más valioso que posee el país y podría ser crucial para cualquier recuperación posterior a las sanciones para la industria petrolera de Venezuela, el sector económico más competitivo del país. El refinador estadounidense tiene tres refinerías en la costa del Golfo y 765.000 b / d en capacidad de refinación combinada.

Cualquier intento por parte de Rosneft de hacer valer su reclamo por una participación de los activos de Pdvsa en los EE. UU. sería poco probable que funcione sin problemas. “Una venta sería desordenada, particularmente con Rosneft involucrada”, dice Hanke. “Políticamente, Estados Unidos trataría de bloquear cualquier venta”.

Tal complejidad y ramificaciones políticas pueden hacer inevitable que el caso regrese a los tribunales. “La situación de Crystallex es sin duda un revés para la oposición venezolana por mantener a Citgo, pero tendremos que ver cómo se desarrolla”, dice Rowland. “Creo que la bancarrota para Pdvsa sería una opción sobre la mesa, pero tendremos que ver si Trump interviene para ayudar al gobierno de Guaido”.

 

Loading...
Compartir
Traducción »