Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Cucarachas mentales

Domingo Alberto Rangel: Cucarachas mentales

 

La idea de escribir esta nota me vino durante el desarrollo de un foro sobre la mesa de diálogo que se ha anunciado y que no termina de arrancar.

El título era para declinar la invitación hecha de madrugada. Parecía diseñado para un público propenso a ser manipulado: No lo transcribo porque realmente valió la pena ir a pesar de que en la invitación me aclaraban que entre los organizadores estaba un partido perezjimenista y aún cuando han pasado tantos años… para mi padre los años del perezjimenismo transcurrieron entre escondido, preso y exiliado. Su juicio aún siendo DAR un civil se abrió en un tribunal militar y el detenido nunca fue presentado ante un juez… el delito cometido era ser diputado adeco.

Sin embargo como ya expresé han transcurrido muchos años y los jóvenes perezjimenistas proponen cosas sensatas aparte de que quise escuchar al profesor Pedro Pedroza… un militar retirado de la armada que dicta clases en la UCV desde la óptica del liberalismo conservador.

No me equivoqué y valió la pena asistir a ese foro con los altibajos normales en ese tipo de eventos que en nuestra sociedad desde que la polarización comenzó a estupidizar todo… sirven para que los más atrevidos del público se lancen al ruedo en el rol de conferencistas espontáneos… repitiendo temas, alargando las reuniones y sin temor a que le recuerden que están fuera de orden, cuando cuentan por horas si los dejan, situaciones conocidas hasta por las piedras y hechos personales.

Lo valioso de esta reunión de gente –muy jóvenes la mayoría- que no nos conocíamos pero a quienes nos une el común denominador de considerar que con declararse opositores no basta… porque ante el fracaso de las políticas socialistas que en nuestro país se vienen poniendo en práctica al menos desde la caída del dictador Pérez Jiménez… y más radicalmente desde que los bolivarianos llegaron al poder… es que sin que nadie protestara tanto los ponentes como el público en general… nos dedicamos a limpiar de cucarachas mentales nuestros cerebros… para poder avanzar hacia un país mejor… esquivando las trampas que pone la polarización que cada vez se parece más al bipartidismo que había antes de la llegada de Hugo Chávez a Miraflores hace 20 años.

Resumo parte de esas cucarachas:

La primera que Venezuela ha sido un país rico cuando sucede que en épocas pretéritas nos sobraban recursos financieros en un mundo destruido por la Segunda Guerra… pero éramos pobres aunque bebíamos escocés y teníamos televisores.

La segunda gran cucaracha es la de la llamada “Unidad” que es el chantaje de vivos y captadores de renta a futuro, quienes lavado cerebral mediante, llevan 20 años postulando gobiernos “de transición” donde esos vivientes del presupuesto han colocado de antemano políticos que en realidad son fichas de la corrupción alimentados con recursos sacados del presupuesto… unas veces por bolichicos… otras por boliburgueses que han saltado la talanquera porque mientras unos ponen el pecho y van presos… los vividores hacen negocios asociados con este o aquel figurón del gobierno.

La tercera cucaracha esencialmente es la pretende hacer creer que problemas complejos y que requieren tomar decisiones difíciles… tras estos 20 años de despelote administrativo… serán resueltos mediante arte de magia… por un diputado inexperto… ingeniero sin ninguna obra conocida… que nunca hizo carrera desde los concejos municipales… y que no solo se ha rodeado de gente poco proba –por decir lo menos- sino que ha permitido en el colmo de la desvergüenza ser custodiado en territorio del país que dice presidir en carácter de interino… por criminales, narcotraficantes, secuestradores… colombianos.

No menciono el nombre porque mediante una gran operación mediática es archiconocido.

La última cucaracha es la que pide “calle, calle y más calle” sin caer en cuenta que esa es la táctica que se ha usado… sin ningún resultado… durante los 20 años del chavismo.

Es tiempo de organizar la otra oposiciòn, la capitalista, para el futuro, porque observo que en este momento no existe músculo para derrotar la maquinaria burocrática del gobierno –así lo admite L. V. León de Datanalisis- y menos si el señor Trump sigue apretando las tuercas.

Esta consideración lleva a que la nueva oposiciòn y no me refiero ni a Claudio Fermín ni a Timoteo y sus asociados… debe de inmediato unirse por su lado y comenzar a recorrer… unos el país para convencer la gente y organizar el futuro… otros el mundo porque en el extranjero piensan que la única oposiciòn es la del autoproclamado… y no es así.

Finalizo alertando evitar las trampas de la polarización: Una de ellas sucumbir al debate pedestre que presenta la mediática.

Ejemplo: Si algún periodista nos pregunta sobre la mesa del diálogo… incluso cuando la pregunta no viene formulada con manipulaciones como “que opina sobre la traición de Fermín y Timoteo etc.”… bien se puede y debe responder con la verdad… recordándole al fablistàn que esa pregunta no nos la haga a nosotros porque los liberales somos respetuosos de los derechos ajenos… y lo que hagan Fermín y Timoteo… es asunto de ellos… punto.

Eso sí… se debe añadir… “nosotros no criticamos que los políticos conversen en una o muchas mesas sobre los problemas del país y sus posibles soluciones consensuadas –si las hay-… pero la derecha insiste en que en esas mesas se discutan los problemas que atañen al venezolano común y silvestre… no el problema de los políticos que aparentemente llegaron tarde a la rebatiña”.

Así las cosas es tan digno ir al diálogo… como dedicar el tiempo a otra cosa.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »