Inicio > Economía > Ni los ingresos en dólares salvan la situación crítica de los venezolanos

Ni los ingresos en dólares salvan la situación crítica de los venezolanos

 

Los expertos lo señalan. Sigue el deterioro de los ingresos del venezolano. Peor. La firma Econométrica habla de desplome. Un reciente análisis lo titula: “Nuevo desplome en el poder de compra del ingreso medio”. El economista Asdrúbal Oliveros también observa varios factores de impacto. La dinámica de la hiperinflación sigue en ascenso. Lo mismo que el dólar. Las transferencias del gobierno de Nicolás Maduro ya no son suficientes para sostener los ingresos. En agosto, el ingreso medio no pasó de los 22 dólares.

Caleb Zuleta 

Dice Econométrica que “en los últimos meses la inflación se ha desacelerado considerablemente. Sin embargo, no ha sido impedimento para que el Ingreso Medio del venezolano se haya deteriorado. Esto ocasionado por la continua inflación que sigue diluyendo todo tipo de ingreso”.

Otra firma, Ecoanalítica, observa un panorama similar. El economista Asdrúbal Oliveros, director de esta empresa especializada, enumera factores que entran en juego:

El tipo de cambio sigue afectando las importaciones, aunque este baje, pero la desconfianza impera.

Cada vez son menos los proveedores.

El colapso de los servicios.

La corrupción.

Problemas en la cadena de valor.

La incertidumbre de que los precios no bajarán.

“Si no hay certeza del comportamiento que tendrán las variables que afectan precios y costos en el mediano plazo, los precios no bajan, porque el riesgo a descapitalizarte es muy alto”, señala Oliveros.

Econométrica va al detalle y apunta que:

“En 2018 el Ingreso Medio cayó de manera acelerada.

“El deterioro del poder de compra ha estado motivado, principalmente, por las altas tasas de inflación que se han venido registrando. Es por ello que cualquier aumento de salario se diluye rápidamente en términos reales y, en consecuencia, las personas se ven obligadas a depender aún más de los subsidios del Gobierno para poder mantener su consumo básico. Pero, aun así, los incrementos en los subsidios también están siendo alcanzados por la inflación, ya que la caída en el poder de compra se sigue intensificando”.

En diciembre, luego de dos aumentos de salario y crecimientos constantes en las ayudas gubernamentales, el poder de compra cayó 54% respecto a junio de ese año.

En otras palabras, con el mismo solo se podía adquirir 46% de lo que se compraba a finales del primer semestre.

En 2019 esta tendencia no ha cambiado y durante los primeros seis meses solo empeoraron los ingresos totales, a excepción de dos meses. Específicamente febrero y mayo, cuando se recuperó poder de compra en 10% y 29% respectivamente.

En cuanto al primer mes se debió a un aumento en las transferencias directas vía el Carnet de la Patria, mientras que el segundo se explica por el segundo incremento salarial del año. Sin embargo, estas recuperaciones son mensuales y se necesita mucho más que eso para aseverar un aumento significativo en el poder de compra del bolívar.

En junio de 2019 el poder de compra cayó 82% en términos interanuales, esto significa que con el ingreso medio percibido solo se podría adquirir el 18% de lo que compraba en el mismo mes de 2018.

En términos interanuales el ingreso medio continúa su curso, ya que en julio y agosto se registraron nuevas caídas de 79% y 89%, respectivamente.

El deterioro del poder de compra ha estado motivado, principalmente, por las altas tasas de inflación que se han venido registrando. Es por ello que cualquier aumento de salario se diluye rápidamente en términos reales y, en consecuencia, las personas se ven obligadas a depender aún más de los subsidios del Gobierno para poder mantener su consumo básico. Pero, aun así, los incrementos en los subsidios también están siendo alcanzados por la inflación, ya que la caída en el poder de compra se sigue intensificando”.

Pero eso no es todo. La situación también afecta el ingreso medio en dólares. Así que:

“Desde julio de 2018 hasta septiembre de 2018, se muestra una tendencia creciente del Ingreso Medio, IM, en dólares, alcanzando los 60 dólares.

El resto de 2018 y hasta enero de 2019 el IM en dólares se situó, en promedio alrededor de los 43 dólares, a pesar de que se dieron tres aumentos de salario mínimo en menos de seis meses.

En los meses siguientes, se presentaron incrementos en los beneficios del gobierno e inclusive un nuevo aumento de SMI en mayo de 2019. Sin embargo, el efecto fue nuevamente transitorio.

Esas alzas hasta 66 y 59 dólares fueron completamente efímeras, ya que el dólar retomó un ritmo acelerado.

En los últimos dos meses se registraron caídas del IM expresado en dólares, que lo sitúa en 22 dólares mensuales para agosto.

Econométrica concluye que:

“La hiperinflación sigue mermando el ingreso medio del venezolano. La pérdida del poder adquisitivo continúa a pesar de los repetidos aumentos en las transferencias directas y el incremento de la caja CLAP dentro del ingreso medio. En este sentido, es posible que los venezolanos estén priorizando sus patrones de consumo en productos de primera necesidad, sobre todo en alimentos. En agosto, el ingreso medio en dólares se ubicó en $22. Lo que ha evitado que el mismo caiga a mayor velocidad son las transferencias en especies por parte del Gobierno. Sin embargo, estas están comenzado a deteriorarse debido a las sanciones económicas. Esperamos que tanto el tipo de cambio paralelo como la inflación repunten en los próximos meses y que el Gobierno tome medidas respecto al SMI y las transferencias directas. De no tomarse medidas que consigan atacar el problema hiperinflacionario, el poder de compra del ingreso seguirá cayendo en los próximos meses y será difícil revertir esta tendencia”.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »