Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Le Activan el TIAR a Venezuela

Le Activan el TIAR a Venezuela

 

Doce países del continente americano dieron un primer paso en la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar) al considerar que la “crisis” en Venezuela representa “una clara amenaza a la paz y la seguridad” en la región

Doce países del continente americano dieron un primer paso en la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar) al considerar que la “crisis” en Venezuela representa “una clara amenaza a la paz y la seguridad” en la región.

Las 12 naciones que apoyaron el Tiar (una especie de Otán americana que abre la puerta a la intervención militar) son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, EEUU, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela, esta última representada por los delegados del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Se trata de un nuevo movimiento de Guaidó, reconocido como presidente interino por más de medio centenar de naciones, en su ajedrez de presión contra el jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro.

La decisión se tomó en la Organización de Estados Americanos (OEA), que ejerce como testigo del Tiar, también conocido como “Tratado de Río” y firmado en 1947.

En un documento suscrito por esos 12 países, se argumentó que “la crisis en Venezuela tiene un efecto desestabilizador, representando una clara amenaza a la paz y a la seguridad” en la región y, por ello, cabe aplicar el principio de defensa mutua proclamado en el Tiar.

Concretamente, lo que esos 12 países decidieron hoy fue convocar una reunión de los ministros de Exteriores de las naciones firmantes del Tiar para que, en la segunda quincena de este mes de septiembre, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, decidan qué medidas tomar con respecto a Venezuela.

Entonces, tendrán que decidir cómo presionar a Maduro y determinar si rompen las relaciones diplomáticas y económicas, o si irán más lejos y decretarán un bloqueo al transporte naval y aéreo.

Un bloqueo marítimo significaría que los turistas que, por ejemplo, vayan a la Isla de Margarita (uno de los mayores atractivos turísticos de Venezuela) no podrían entrar. Entretanto, de aplicarse un cerco aéreo, ningún avión que tenga destino o origen en Venezuela podría pasar por el espacio aéreo de los países del Tiar.

La opción más agresiva que incluye el tratado es la posibilidad del “empleo de la fuerza armada”, pero por el momento algunos países, como EEUU, han dicho que esa opción no está sobre la mesa.

Costa Rica, que abolió su ejército hace más de 70 años, instó este miércoles a los países firmantes del Tiar a incluir en el texto aprobado una precisión: que solo se adopten medidas que “contribuyan a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela, excluyendo aquellas que impliquen el empleo de la fuerza armada”.

Sin embargo, esa propuesta costarricense no prosperó, por lo que la opción militar seguiría siendo factible a pesar de no contar con apoyo entre los países del Tiar.

Venezuela se retiró de ese tratado en 2013 por iniciativa del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez; pero, en julio de este año, el Parlamento dirigido por Guaidó aprobó el regreso del país a ese pacto de defensa, una decisión que no reconoce el Ejecutivo de Maduro.

La Verdad

Cancillería rechazó la invocación del Tiar: “Su propósito es legitimar las intervenciones militares”

La Cancillería de Venezuela, a través de un comunicado, rechazó este miércoles 11 de septiembre la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar) para el país y en votación en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En el texto, la Cancillería aseguró que el mecanismo tiene como propósito “legitimar intervenciones militares en América Latina por razones ideológicas”.

“Resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del Tiar, hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión del Consejo Permanente de la OEA a todas luces írrita y nula”, señaló el texto.

Sesión en la OEA

Doce países integrantes del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar) votaron el miércoles 11-S en la OEA a favor de convocar a los cancilleres de las 19 naciones signatarias del tratado para que aborden la crisis venezolana.

La propuesta recibió cinco abstenciones y 1 ausente.

Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Guatemala, Haití, Honduras, El Salvador, Estados Unidos, Paraguay, República Dominicana y Venezuela –representada por el emisario de la oposición Gustavo Tarre–  aprobaron en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos  (OEA) que los cancilleres del Tiar se reúnan durante la segunda mitad de septiembre, sin precisar sitio ni fecha.

Trinidad y Tobago, Uruguay, Costa Rica, Panamá y Perú se abstuvieron y Bahamas se ausentó.

El grupo de los 19 países miembros del Tiar lo completa Cuba, que no participa en la OEA pero no se ha retirado del Tiar, como sí lo hicieron Ecuador, Nicaragua, México y Bolivia.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela denuncia de manera categórica ante la comunidad internacional y los pueblos del mundo la infame decisión de un pequeño grupo de Gobiernos de la región que, alineados a los intereses del Gobierno supremacista de los Estados Unidos, invocaron la activación de un nefasto instrumento de la historia de nuestro continente como es el caso del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Es necesario recordar que el TIAR fue impuesto a nuestra región por Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría, y su propósito fue legitimar intervenciones militares en América Latina por razones ideológicas. Así sucedió en Guatemala en 1954, en Cuba en 1961, en República Dominicana en 1965, en Granada en 1983 y en Panamá en 1989.

También es importante resaltar que, cuando existió una verdadera agresión de una potencia extra continental contra un país latinoamericano, como es el caso de Argentina en 1982 por parte del Reino Unido, los Estados Unidos traicionaron al continente y obviaron su activación, alineándose con su socio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del TIAR, hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión del Consejo Permanente de la OEA a todas luces írrita y nula. Será la historia y los pueblos de la Patria Grande los que se encarguen de juzgar esta indigna actitud.

El 14 de mayo de 2013, el Estado venezolano denunció el infame instrumento imperial y junto a otros países de nuestra región se desvinculó para siempre del mismo. Por esta razón la República Bolivariana de Venezuela no acepta ni reconoce ninguna obligación derivada de este Tratado, vergonzosa herencia del neocolonialismo en América Latina y el Caribe.

La República Bolivariana de Venezuela hace un sentido llamado a los países y pueblos de la región, a rechazar firmemente las pretensiones de este pequeño grupo de países que desde el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) amenazan la paz e integridad de Venezuela y de todo el continente.

Venezuela seguirá apegada a los principios de la Carta de las Naciones Unidas, el respeto del derecho internacional, la práctica del multilateralismo y la diplomacia de paz, y en la búsqueda del diálogo en medio de la diversidad, la convivencia y el bienestar de nuestros pueblos.

Panorama

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »