Inicio > Interés > Ni con los militares Iván Márquez está seguro en Venezuela: su cabeza vale mucho

Ni con los militares Iván Márquez está seguro en Venezuela: su cabeza vale mucho

 

Caracas es Casa Blanca. Pero de verdad. No es una película. En Caracas espían los servicios de Maduro, el Sebin y el DGCIM. Espían los cubanos. Lo hace la CIA. Lo hace el DAS de Colombia. Espían los rusos. Espían los chinos. Los chavistas militares y civiles se vigilan entre sí. Caracas es un territorio donde la información vale más que el oro, más que el petróleo, más que el coltán. Y se espía en cualquier territorio. Iván Márquez no está seguro en Venezuela. Su cabeza vale mucho.

Juan Carlos Zapata (KonZ)

Esta nota está escrita con información aportada por un general de los servicios de inteligencia del régimen de Nicolás Maduro. Y cuenta que se espía en los cuarteles. Se espía a los bancos. Se espía a la Asamblea Nacional. A los partidos políticos. En fin, se espía en clubes. Se espía en el Casino Militar de Caracas. Aquí más. En el Casino coinciden chavistas, militares y civiles; maduristas, militares y civiles. Coinciden factores del dinero vinculados al régimen, coinciden boliburgueses. Van las esposas de los militares. Va la familia. El general, la fuente, también va a allí, y oye. El general elabora reportes que pasa a sus superiores. Los reportes luego los reciben Maduro y Cilia Flores.

En el Casino Militar se relajan los oficiales. Y hablan. Tras un trago. Tras otro. Y puede que la intención no haya sido hablar, pero de repente se cae en el tema, y el tema coge hilo, como en Twitter, quizá porque los interlocutores se emocionan y se confirman en lo que conversan, y entonces siguen. En el Casino Militar hay un hervidero de espías.

Pasa en los cuarteles. Y pasa en las unidades de operaciones especiales. La Unidad de Operación Especial es una estructura particular en la Fuerza Armada. Se distingue por los trabajos que realiza. Por las misiones de alto riesgo. Por la mística. Por la camaradería de quienes la integran. Se cuidan uno a uno. Dependen unos de otros. La vida de cada quien está ligada a la suerte del camarada. Entre subalterno y superior se aprecia una relación más cercana.

El caso es que en medio de un descanso, en el casino de un cuartel, por allá en la frontera, uno de los subalternos comenta con el jefe, le dice jefe, la situación por la que está atravesando otro de los compañeros. El oficial pide que le cuente, y el joven le cuenta el cuadro familiar del amigo, y le habla, también, de la situación del país, de las dificultades para conseguir recursos y ayudar bien a este compañero o bien a otro, que puede ser hoy Juan y mañana puede ser Pedro. Todo está difícil, jefe, le señala. Y el jefe impotente, reconoce el drama, y lamenta lo que le ocurre al subalterno. ¿Pero qué puede hacer? ¿Qué puedo hacer? El oficial luce impotente. Pero de pronto, el subalterno tiene la solución y la lanza.

-Jefe, están ofreciendo cinco millones de dólares por cada uno de los guerrilleros. Cinco millones por Iván Márquez. Nos podemos resolver la vida.

La conversación fue escuchada por un espía de contrainteligencia militar, del DGCIM, que pasó el reporte. En el reporte se indica, dice la fuente:

1-Si el subalterno lanzaba la idea, es porque manejaba información de la zona en la que se ubica Iván Márquez. (Ya ha debido moverse).

2-El jefe no lo desautorizó. Por lo cual, la idea le pareció razonable.

3-Algún tipo de conexión mantienen con enlaces de Colombia o Estados Unidos si ya estaban pensando en una operación de tal naturaleza.

Recibido el reporte, Maduro convoca una reunión y allí se toman dos decisiones:

1-Un bono especial para la Unidad Especial. Pero los bonos no alcanzan. Los bonos se queman con la inflación.

2-Rotar algunas de las unidades especiales. Esa, la del caso, y otras más, fueron enviadas al oriente del país, y las de oriente, movidas a la frontera.

Eso está ocurriendo, dice la fuente. Y no es sólo un asunto que aplica a Iván Márquez y a su grupo. También ocurre con aquellos que dentro del régimen son solicitados por los Estados Unidos. Tienen que estar cambiando de residencia. Y tienen que cambiar de escoltas.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »