Inicio > Economía > Entre 10 y 12 salarios mínimos es el ingreso básico en el sector privado

Entre 10 y 12 salarios mínimos es el ingreso básico en el sector privado

 

Nunca como en estos 20 años se había aumentado tantas veces el salario mínimo y nunca como en este período su poder adquisitivo se había deteriorado tan agresivamente; a tal punto que el salario mínimo de 40.000 bolívares equivale a menos de 2 dólares mensuales, cuando, según nuestros análisis, ya es imposible que una familia sobreviva con un ingreso inferior a 400 dólares mensuales.

Aristimuño Herrera & Asociados

Sin embargo, este tema vuelve a aparecer de manera recurrente y los empresarios y gerentes se preocupan cíclicamente por cómo manejar el impacto de cada nuevo incremento; no obstante, hay que decir que la gran mayoría de las empresas venezolanas se han liberado de la trampa del salario mínimo, ya que pagan compensaciones entre 10 y 12 veces superiores al ingreso fijado por el gobierno.

En economías con hiperinflación el salario mínimo siempre estará rezagado. Sin embargo, no todas las empresas reciben el impacto de la misma manera con un aumento del salario mínimo. Habrá algunas en la que se generen presiones en costos con afectaciones en el empleo formal y en los precios.

Las experiencias sobre cómo manejar estas coyunturas con éxito son muchas e importantes. Hay empresas que desarrollan un indicador de inflación interna –que recomendamos muy especialmente- porque este factor les indica concretamente cómo evolucionan sus costos de una manera precisa y pueden, en consecuencia, hacer una gestión de precios de mejor calidad, atendiendo a la sensibilidad de un consumidor que cada vez puede comprar menos.

Hay empresas con compensaciones adicionales en especie, que apoyan con bonos por desempeño en divisas, que suministran productos básicos a precios preferenciales; en fin, el abanico es amplio.

De manera que las empresas han demostrado una capacidad de adaptación notable a estas decisiones arbitrarias (en el sentido de que nunca se aclara la racionalidad económica que las motiva). Los que menos pueden adaptarse son los propios trabajadores, los que se supone deben ser los beneficiados.

El aumento de salario mínimo integral no ha servido para mantener con éxito la ilusión monetaria de la población, pero si ha logrado exacerbar el proceso inflacionario de la economía venezolana ante la grave situación de estancamiento de la productividad de las empresas, además de agravar la crisis monetaria del ciudadano promedio, debido a la escasez de dinero en efectivo. En fin ha sido más el daño que el beneficio.

El problema de fondo es la inflación. Todos los sabemos, pero hay sectores sociales –sobre todo sindicales- que siguen centrando sus visiones en las consecuencias y no en las causas de la inflación.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »