Inicio > Opinión > Román Ibarra: Negociaciones Si

Román Ibarra: Negociaciones Si

 

Las recientes declaraciones del Presidente Trump, según las cuales, se están celebrando reuniones del más alto nivel para encontrar salidas a la crisis venezolana, encontraron eco en la voz de Maduro, confirmándolas.

Revisemos. Dice Maduro, que efectivamente se han estado realizando, y cuentan con su autorización, lo cual contradice su prédica de: ¨Al imperio, ni agua¨.

Por su parte, el asesor de seguridad Bolton, ha dicho que siguen negociando al más alto nivel, pero a espaldas de Maduro. Cómo es que Maduro sabe y autoriza, y Bolton dice, falso?? Será que hay personeros del régimen de Maduro tratando de salvarse, sin que su ¨jefe sepa¨; o es que acaso, lo están negociando otras potencias como Rusia, o China? sospechoso no?

En todo caso, más allá de la paradoja, es que esas reuniones y negociaciones son buenas noticias; primero, porque alejan la posibilidad de la propuesta guerrerista de promover una invasión unilateral de EEUU al país. Por fortuna, los más altos representantes de ese gobierno han negado semejante posibilidad, dejando con los crespos hechos a los extremistas criollos, quienes pretenden que otros resuelvan el problema y los pongan a ellos en Miraflores.

La guerra solo deja heridas muy hondas en la sociedad, aparte del saldo luctuoso y eterno. En segundo lugar, porque sería una locura abandonar el camino de las negociaciones que ha venido facilitando el gobierno de Noruega, acompañado de la mayoría de los países del mundo, y que llevaban buen camino, hasta que a Maduro le dio un ¨ataque de mal de rabia¨ para romper todo lo adelantado, con la ¨justificación¨ de las nuevas sanciones impuestas por el Decreto Ejecutivo de Trump.

Patrañas de Maduro, para intentar perpetuarse en el poder de manera fraudulenta, intentando dividir a la oposición, y seguir engañando al mundo.

El problema es que la profundidad de la crisis creada y agravada a diario por su régimen y el de su antecesor a lo largo de más de 20 años ininterrumpidos, son inocultables y ofenden la dignidad, incluso de algunos que hasta hace poco les acompañaban en la mentira. Ya no es sostenible tamaño despropósito.

A pesar de la férrea censura a los medios, las noticias se cuelan a través de las redes, y otros mecanismos hasta llegar al conocimiento del mundo. No la pueden ocultar; es tarde.

Mientras tanto, ha sido recurrente en nuestro planteamiento y prédica, la necesidad de atender de manera prioritaria la crisis social y económica, por cuanto está causando efectos deletéreos en los sectores tradicionales de la clase media y por supuesto, haciendo estragos en los sectores más bajos y con menos posibilidades de  la sociedad.

Gracias a Dios, ¨los malvados gringos¨ han estado enviando ayuda humanitaria los venezolanos que hacen vida en Colombia con la presencia del buque hospital y sus respectivos médicos y demás personal de asistencia humanitaria, para llevar salud y tranquilidad parcial a nuestros compatriotas en la hermana Colombia, cuyas autoridades también han sido de gran ayuda y solidaridad con los nuestros.

Seguimos apostando por la necesidad de retomar las conversaciones entre el oficialismo y la oposición, como mecanismo civilizado de resolver controversias, y para disipar cualquier posibilidad del uso de la fuerza. Se trata de conquistar el camino cívico, pacífico, constitucional, y electoral, para insertarnos en el camino de la democracia y el desarrollo.

Seguir negociando y auspiciando soluciones consensuadas es lo correcto y con ello allanar el camino para un gobierno de transición, y la correspondiente construcción de un sistema judicial profesional; autónomo e independiente que garantice la paz social, sin impunidad.

Renunciemos a la venganza y el odio y reconstruyamos el país.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »