Inicio > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Los adversarios de AD

Arturo Molina: Los adversarios de AD

Arturo Molina

 

Después de dos fines de semana sin escribir, pensando en ese descanso necesario para revisar y poner ideas en orden, no ha generado sorpresa encontrar ataques desmesurados contra organizaciones políticas y sus dirigentes en quienes pretenden ser catalizadores del descontento social, pero sin organización y menos con talento. La política tiene en esencia el debate de las ideas, se presentan argumentos para conquistar apoyos, no esclavos. Es válido entonces que existan adversarios, no enemigos. Los hacedores de la anti política son en consecuencia hijos de lo hueco, vacio, e impulsores del desprecio a los demás.

Acción Democrática es el único partido organizado en toda Venezuela. Que existan adversarios ideológicos, es natural. Errores también tiene como organización conformada por seres humanos, pero nadie puede negar la lucha planteada a favor del sistema de libertades durante décadas. En cada rincón de la geografía venezolana, para hablar de democracia se tiene que destacar la postura férrea de los hombres y mujeres que dentro del contexto de ese partido político se lanzaron a las calles alzando la bandera de la libertad contra los tiranos. La bota militar que gobernó al país durante largos años, encontró en generación de venezolanos la barrera para el continuismo y la imposición.

El voto es despreciado por aquellos que no tienen alcance entre los habitantes,  y buscan conquistar el medallero por la vía del oportunismo. Son esa clase de dirigentes que lanzan cualquier saliva para ver si la pegan. Ante las circunstancias que vive el país, se aprovechan para despotricar de quienes asumen posturas serias. El propósito de querer hacer ver a los ciudadanos que el comunismo es perverso lo asocian de inmediato con la socialdemocracia. No tienen argumento pero se van por la raya, y dejan ver sus costuras.

El comunismo deslindaba del militarismo, hoy conviven. Los llamados grupos de opinión (no logran calzar como partidos) tienen derecho a expresar sus pareceres, cada uno se ubica en su propia realidad, pero el desespero de particularidades por alcanzar el poder, no  tiene porque arrastrar a toda la sociedad.

Acción Democrática fue a un proceso electoral interno en el plano de la llamada unidad para legitimar sus candidatos, en unos gano, en otros perdió. Fue a un proceso posteriormente con la totalidad de los aspirantes, y sucedió lo mismo. Asumió con responsabilidad el derecho de cobrar su triunfo, y sin pararse en estupideces accedió al poder otorgado por los ciudadanos. Sus 4 gobernadores vienen haciendo la tarea, al igual que sus diputados en la Asamblea Nacional. Conscientes están que se enfrentan al poder nacional desvinculado de decisiones democráticas, pero ceder ese espacio era permitir el atropello a las personas. Guste a no a algunos, mantenerse en esas primeras magistraturas regionales es piedra en el zapato para los dictadores. Acción Democrática siempre se ha sumado a la unión de los venezolanos a favor de la lucha por la reivindicación del sistema de libertades. De ahí nadie lo va a sacar porque ese escenario es parte de su propia reivindicación histórica.

jarturomolina@gmail.com

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »