Inicio > Opinión > Gabriela Montero se lleva ovación de pie en su debut en el Carnegie Hall

Gabriela Montero se lleva ovación de pie en su debut en el Carnegie Hall

 

Las notas del “Gloria al Bravo Pueblo” flotaron este martes en la exclusiva atmósfera el Carnegie Hall de New York. La responsable: la pianista venezolana Gabriela Montero, quien con esta actuación se convirtió en la primera mujer en tener un recital propio en esa emblemática sala desde 1960.

“Quiero simplemente decir lo emocionada que estoy de estar representando las siete estrellas de esta bandera tricolor y hablando por todos los venezolanos buenos que existen por el mundo. Eso para mi, lo vale todo”, afirmó la artista venezolana en un video publicado en su cuenta de twitter.

La caraqueña, ganadora del Grammy Latino al Mejor álbum de música clásica en 2015, debutó en solitario con su Concierto para piano N° 1 (Latino), una oda al espíritu latinoamericano y específicamente a lo caribeño, que había estrenado ya en Leipzig, Alemania, en 2016.

Junto a ella estuvo también el director mexicano Carlos Miguel Prieto, al frente de la orquesta del programa NYO2, formada por pequeños prodigios musicales entre 14 y 17 años de edad que se forman en el prestigioso Instituto de Música Weill del Carnegie Hall, cada verano.

El batuta y sus jóvenes músicos hicieron sonar la Pétrouchka de Igor Stravinsky y el ballet The Three-Cornered Hat, de Manuel de Falla, en un espectáculo de aproximadamente 2 horas, con 20 minutos de intermedio, realizado en el Stern Auditorium, la sala principal del complejo Carnegie Hall, considerado uno de los recintos más codiciadas de los EE.UU, tanto para músicos clásicos y populares, debido a su particular acústica, calificada como “extraordinaria”.

Pero sin duda el momento más memorable de la noche se vivió durante la interpretación libre que Montero hizo del tema “Alma llanera” , junto al connotado saxofonista y clarinetista cubano, Paquito D’ Rivera.

El “bonus track” le mereció a la pianista una ovación de pie, pues su magistral ejecución fue realizada en el estilo que es su sello: la improvisación y bajo el amparo de una bandera venezolana de siete estrellas -con toda la carga emocional y simbólica que esta trae consigo-, emotivo momento que reconocidos connacionales presentes en la sala no dejaron de destacar en las redes.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »