Inicio > El pizarrón Noticias > Sebastiana Barráez: Cristopher Figuera admitió que se torturó en la GCIM cuando era subdirector

Sebastiana Barráez: Cristopher Figuera admitió que se torturó en la GCIM cuando era subdirector

 

El general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, ex subidrector de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), ha sido entrevistado por varios periodistas a lo largo de 2019. En todas esas notas le preguntaron sobre las torturas y siempre se enfocó en reconocer que las hubo en el Sebin antes de que él llegara y relató que en el caso de la Dgcim él no permitió que se tratara así a ninguna persona e incluso hizo énfasis en que él reclamó lo que estaba ocurriendo con el piloto Oscar Pérez el día que fue asesinado junto a sus compañeros.

Luego de varias semanas de silencio, el 23 de julio la periodista Luz Mely Reyes lo entrevista vía Skype, donde Cristopher Figuera lució relajado, incluso permitiéndose reír a carcajadas con algunas observaciones de la periodista.

En un pasaje, la periodista le pregunta: «Cuando usted era subdirector de la Dgcim, ¿quién daba las órdenes para torturar a los detenidos por conspiración?», el ex jefe de Inteligencia respondió sin pensarlo: «Maduro».

Luz Mely, casi sorprendida por la rápida y seca respuesta, indaga más. «¿Maduro textualmente le decía tortúrelo, sáquele la información? ¿Qué le decía exactamente?». El general responde que en esa época él no tenía comunicación directamente con Nicolás Maduro, pero relata que «cuando el caso de Oscar Pérez (el piloto asesinado) le reclamé al director de la Dgcim (se refiere al general Iván Hernández Dala) por qué se estaban haciendo las cosas de esa manera y él me dijo que ‘esa fue una orden que me dio mi comandante’. La orden se la dio Maduro».

Está así Cristopher Figuera reconociendo que durante su permanencia en la Dgcim tenía conocimiento de que allí se torturaba. Y es que ninguno de los funcionarios que han estado en los últimos años en la Dirección General de Contrainteligencia Militar puede argumentar que desconoce lo que se ha venido denunciando en cuanto a la violación de los derechos humanos. Antes fue Cristopher Figuera en tiempos del coronel (Ej) Rafael Antonio Franco Quintero, ahora el subdirector es el general Rafael Ramón Blanco Marrero siendo el director de Investigaciones el coronel (Ej) Hannover Esteban Guerrero Mijares.

El concepto de tortura

Cuando Gustau Alegret, director periodístico de NTN24 en EEUU, en el programa Cuestión de Poder, arranca su entrevista preguntándole a Cristopher Figuera que si es un torturador arrepentido, el general responde: «No soy torturador, pero estoy arrepentido de haber formado parte de ese desgobierno y de esa empresa criminal que dirige Nicolás Maduro».

¿Nunca ha participado usted en prácticas de tortura?, insiste en preguntar Alegret. «Nunca», responde. ¿Ha dirigido usted prácticas de torturas? «Tampoco las he dirigido». ¿Ha permitido que se realicen prácticas de tortura en Venezuela? «No las he permitido a pesar de haber formado parte de organismos de Inteligencia. Las combatí».

Ante el hecho de que el alto oficial del Ejército desvía rápidamente la conversación hacia el Servicio Bolivariano de Inteligencia, alegando que apenas llega debió hacer cambios porque recibió denuncias de familiares y detenidos de «haber sido tratados de manera inadecuada». El periodista le pregunta ¿Tratar de manera inadecuada es un eufemismo para decir tortura?

«Malos tratos y tortura también», se ve obligado a decir Cristopher. Alegrett incisivo: ¿Qué tipo de torturas? «Hay personas que en algún momento se les dio boleta de excarcelación, se las entregaban a quienes eran sus carceleros y tenían hasta un año y ocho meses sin que lo enviaran a la libertad, eso es tortura. O personas que en algún momento fueron perseguidas por razones políticas o económicas eran extorsionados, eso también es tortura».

Pero en la entrevista con Javier Lafuente del diario El País de España hay dos hechos puntuales. Uno fue cuando el general se refiere al informe Bachelet calificándolo de un poco tímido, «porque hay cosas horrendas que no fueron graficadas allí». Por supuesto, no dijo cuales.

¿Por qué usted hasta el 30 de abril autorizaba o no hacía nada para evitar esas torturas que se producían en los centros de detención? Ante eso responde: «Yo salí de la DGCIM como subdirector precisamente por oponerme a ciertos tratos inhumanos a algunas personas y tuve discusiones fuertes con quien era director y él se excusaba: ‘Ha habido una orden que dio el comandante’. Cuando llego al Sebin pude ver que había personas que estaban aisladas, el general Baduel, Requesens estaba aislado completamente, no le permitían que saliera al sol, no le permitían que lo visitara su médico.

¿Quiere decir que no hay influencia cubana detrás de las estrategias de persecución a los críticos con Maduro? «Decir eso es una irresponsabilidad. Ahora, no sé si Raúl Castro le recomendaba directamente a Maduro qué hacer, es posible que eso haya sido así, pero hay un mito en torno a la participación de los cubanos. Estaban reducidos a su espacio académico».

Quizá las cuidadosas expresiones del ex jefe del Sebin tengan que ver con lo que recientemente dijo la periodista Patricia Poleo, al informar que uno de los hijos del general está en Cuba y el otro en Rusia.

Las excusas

En la entrevista con el periodista de CNN Fernando del Rincón, la respuesta de Cristopher Figuera fue que «cuando yo estaba en Contrainteligencia Militar no permitía que se hicieran malos tratos pero hay unidades que obedecen directamente, que las controla el Director (MG Hernández Dala)».

Y afirma que en algún momento empezó a ser incómodo también para el Director, a quien no menciona pos su nombre. «Llegó un momento en que él me dijo ‘esas son instrucciones del Presidente y no lo discutamos’. Yo no lo discutí».

En la única entrevista donde sale uniformado el general de división Crsitopher Figuera fue en la que le hizo la periodista Ybéyise Pacheco. Ella le dice que hay algo tan específico como estar al mando de un organismo donde se está torturando. «Pero en mi gestión eso no ocurrió», asegura el oficial. Ella presiona un poco. «Hay una persona que introdujo un expediente mío que está en La Haya creo, pero me está acusando sobre una persona cuando yo estaba en la Dgcim y esa persona estaba privada e libertad en el Sebin. Eso se cae por sí solo». Y agrega, «me parece lo más miserable, cobarde, ruin que a una persona privada de libertad sea sometido, golpeado».

Relata que el capitán de la (GNB) Juan Carlos Caguaripano Scott fue muy maltratado cuando lo detuvieron. «Él me comentó cosas que vivió y sufrió», confiesa.

Con la periodista Carla Angola, Figuera trata de encubrir a los cubanos. Ella le pregunta sobre la escuela en el Sebin, enfatizando que él ha dicho que hay instructores. ¿Qué es exactamente lo que enseñan esos cubanos? «El entrenamiento físico, el entrenamiento en el uso de las armas». La periodista lo increpa. ¿No los enseñan a torturar? «No. Les he dicho a varias personas que eso es un mito. No sé dónde están. Decir eso es irresponsable».

Pero Carla no lo suelta. ¿Usted no vio a ningún cubano instruir a un militar venezolano en esta estrategia de la tortura? «No», responde. ¿Usted está absolutamente seguro que los cubanos no instruyen a militares venezolanos en este ejercicio de la tortura? Y entonces Cristopher Figuera vacila: «Bueno, yo le estoy hablando de lo que yo conozco, de lo que yo vi, de lo que yo compartí con ellos».

En el programa Al Cierre, donde la colega Sheina Chang comparte el espacio con Leopoldo Castillo, el general Cristopher dijo que la Dirección General de Contrainteligencia depende directamente de Nicolás Maduro.

En el caso de la entrevista en el programa En Conexión César Miguel Rondón le pregunta al ex jefe de inteligencia policial: ¿Quién decida quién tortura? «Quien decide a quién hay que torturar es Maduro, desde luego y hay quien tiene comunicación con algunos elementos. Ellos saben que lo que están haciendo es un delito y cualquier cosa que se filtre los coloca en riesgo a ellos, a los torturadores».

Rondón le menciona varios nombres y le pide su opinión. General Ivan Hernández Dala: «Está al frente de la Dirección. Maduro le da algunas instrucciones». Coronel Hannover Guerrero: «Es el director de Investigaciones de la DGCIM y sobre quien hay denuncias sobre tratos crueles». Mayor de la GNB Granko Arteaga: «Él es el jefe de una brigada especial hay unas denuncias significativas por el caso Oscar Pérez«.

Nota tomada de Infobae

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »