Inicio > Opinión > Enrique Meléndez: La electromagnética como arma

Enrique Meléndez: La electromagnética como arma

 

La reacción del gobierno, con motivo de la advertencia que nos hizo Wiston Cabas, acerca de la posibilidad, de que se produjera un nuevo mega apagón; de acuerdo a la experiencia que tuvimos en el mes de marzo, demuestra que se trata de una gente, que no tiene paz con la miseria. Es verdad que las cosas sucedieron, según el supuesto de Diosdado Cabello: justo el mismo día en que aparece la entrevista en ND con el presidente de la Asociación Venezolana de Energía Eléctrica, Metalmecánica y profesiones afines del Colegio de Ingenieros de Venezuela (AVIEM-CIV), y donde habla de la posibilidad latente de este percance: el tercer mega apagón del año; que deja a oscuras a toda Venezuela; lo que lo hace sospechoso a partir de su punto de vista al otro, y entonces ordena desatar una persecución contra Cabas, y que se extiende también a su entorno familiar; ya que, al darse éste a la fuga, tan pronto Cabello lo menciona en su programa, detienen a su hijo menor. He allí una forma de actuar truculenta.

De hecho, por las redes sociales ruedan unos fotomontajes, y donde se proyecta ese supuesto de Diosdado: una nave espacial se posa sobre el Guri, y lanza el ataque electromagnético, que dice esta gente que sobresaturó las líneas de transmisión, y así ocurrieron las cosas; pues está comprobado que este país hasta en la tragedia no deja de ser mamador de gallo, para decirlo a la venezolana, y esto, quizás, como catarsis, a propósito de la situación que vivimos.

Porque, por lo demás, ese tipo de advertencia ya se venía haciendo; luego de estas dos dramáticas experiencias vividas en el mes de marzo, y lo cual no era difícil de imaginar; partiendo del hecho de que estamos ante un gobierno sobre el cual pesa un conjunto de sanciones, y entre ellas está precisamente la prohibición de llevar a cabo negocios con cualquiera de sus entes públicos por parte de la comunidad internacional, en el marco de la estrategia, que se lleva a cabo, para tratar de forzarlo a permitir una salida a las circunstancias actuales; signadas por una crisis de emergencia humanitaria; estando, por lo demás, en una situación de ilegitimidad; tomando en cuenta, justamente, el hecho de que está allí por el proceder de otra manera truculenta; como el hecho de hacerse elegir mediante un proceso electoral; que no estaba apegado a lo establecido en la Constitución Nacional; o sea, estamos ante la estrategia del boa constrictor, y que consiste en asfixiar a un gobierno de este tipo a partir de un cerco económico; una especie de sabotaje comercial a todos los niveles, perdón por la digresión, y aquí entra el hecho de la prohibición de suministrarle equipos, materiales y repuestos, para sus diferentes actividades industriales y de servicios; de modo que éste constituía un temor latente en el alma, sobre todo, de la gente que forma parte de AVIEM-CIV, y que constituye su deber profesional, a la luz de la ley del ejercicio de la ingeniería; esto es, advertir sobre la posibilidad de estos posibles percances; como es deber de todo gobierno citar a dicha asociación, y escuchar su planteamiento; que sería la solución más expedita y fácil para cualquier gobierno; puesto que por aquí se pudiera ganar alguna voluntad en el extranjero, y así se pudiera mediar, para la consecución de los equipos, que se requieren en esta oportunidad; sólo que como estamos ante una gente muy truculenta; prefiere no ver la realidad, y así proceder; de acuerdo, no a lo que le dicta la razón, sino de acuerdo a lo que va viendo, conforme va viniendo.

Pero es que, además, los equipos; con los que funciona el llamado Sistema Interconectado del Bajo Caroní, según explican los ingenieros, no se adquieren a la vuelta de la esquina; incluso, los equipos más sofisticados requieren que se manden a hacer, y su fabricación puede llevarse hasta dos años. Razón demás para hacerle caso a advertencias como la del ingeniero Cabas, y evitar situaciones, como las derivadas del mega apagón de este lunes 22 de julio, y no asumir una actitud de soberbia, para entonces traer al país a ingenieros eléctricos, al parecer, rusos y chinos; para que trabajen en la estructura del sistema, en ese sentido, en desdén del talento criollo.

Incluso, por las redes sociales se manejó la información del traslado de los dos gigantescos transformadores; que fueron extraídos de una subestación de Yaracuy, en una de canibalismo tecnológico, para reforzar dicho sistema, y en donde fungían de reserva, en calidad de sustitutos, a propósito de una situación de caída de las líneas de transmisión; traslado que se tuvo que hacer vía acuática; dada la dimensión de los mismos, y cuya instalación en El Guri quedó a cargo de esos ingenieros rusos y chinos. He allí la hipótesis que circula en el medio de los ingenieros: esta gente no supo manejar estos equipos; desconociendo por completo la tecnología, y a la hora de darle marcha a los dos transformadores, el experimento les estalló en la cara, y lo demás lo terminó de completar el personal, que labora en las distintas subestaciones del sistema, y que no está preparado para emergencias de este tipo; en especial, para aislar las líneas de transmisión, a objeto de evitar un estallido de las mismas en efecto dominó, y poner, en su lugar, en funcionamiento las plantas termoeléctricas; con el inconveniente, por lo demás, de que en el país no se produce el combustible, que mueve estas plantas.

La mayor parte del personal con experticia en la materia se ha ido del país; un éxodo, según se señala, que se genera desde el momento mismo en que Chávez decidió politizar el sistema eléctrico nacional; donde la lealtad al partido de gobierno en esta empresa de servicios se puso por encima de la meritocracia de la persona, y he allí las consecuencias de todo esto: mega apagones a cada instante; lo que se traduce en duros golpes para el bienestar de la ciudadana.

melendezo.enrique@gmail.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »