Inicio > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Elecciones abril 2020

Arturo Molina: Elecciones abril 2020

 

Las cartas para buscar salida a crisis generalizada en Venezuela parecen tener en lo electoral la salida pacífica a 20 años de empobrecimiento y humillaciones, por parte de los revolucionarios siglo XXI para con los ciudadanos, pero atacada por radicales del teclado que apuestan a la permanencia de estos en el poder. La presión internacional de más de 50 gobiernos desconociendo a Nicolás Maduro como Presidente, ha traído  la mediación de otros jefes de estado para buscar superar escollos y alcanzar acuerdos, pero ninguno se va a dar por arte de magia, cualquiera que sea tiene en la mira el diálogo. Así lo vienen haciendo los gobiernos rusos y chinos con el gobierno de los Estados Unidos, en articulación con países miembros de la OEA, y Europa.

Las crisis no se superan por caprichos, deben ser asumidas con la seriedad que ameritan para establecer acciones que permitan culminarlas. La de Venezuela es estructural y requiere de cambio de modelo político, ya que el enfoque castrista-militarista ha dado orientación hacia la imposición de sistema colectivista autoritario, de partido único, de amplio control social, quebrantando la institucionalidad democrática. Allí el sistema de libertades pierde vigencia y se violan flagrantemente los Derechos Humanos, porque para esa corriente de pensamiento los ciudadanos no tienen tales beneficios, y son vistos como basura. Es por ello que juegan al desgaste ciudadano, apuntando a la desesperanza a través de la miseria como recurso para alcanzar su propósito. Hambre, desnutrición en la niñez, enfermedades diversas, alto costo de la vida, son parte de su entramado para lograr doblegar a las personas.

La salida a la crisis venezolana pasa en consecuencia por el desprendimiento y la sinceración de los actores políticos que abrazan la democracia. El desespero de algunos en aparecer más que otro, o la estrategia de golpear a partidos políticos haciéndolos culpables de los horrores que se padecen, están en contradicción con lo que se persigue, abonando terreno a favor del autoritarismo. Hay quienes venden en las redes sociales el choque permanente entre generaciones, y esa estrategia es comprada por sectores vulnerables, y en otros casos por la arrogancia. La vida es proceso y tiene momentos, eso no se puede obviar.

Las elecciones son la alternativa cierta para alcanzar el cambio de sistema de gobierno. La misma debe revestir ciertas condiciones en el marco de lo electoral y de supervisión. Alcanzar acuerdos para llevarlas adelante en tiempo perentorio es deber de los demócratas, pues ello facilita la gobernabilidad hoy quebrantada. La sociedad busca canalizar su descontento y lo ha hecho con magistral madurez al negar el uso de la fuerza, entendiendo que allí se abona a favor de la enfermedad. Eso ha contribuido a bajar el volumen a los auspiciadores de la confrontación estéril, y abre puertas para que llegue la tranquilidad. Son los venezolanos los llamados a resolver sus problemas. El mundo observa y apoya, pero todo juego tiene un final.

jarturomolina@gmail.com

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

 

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »