Inicio > El pizarrón Opinión > Agustín Blanco Muñoz: Rufo ojos en sangre

Agustín Blanco Muñoz: Rufo ojos en sangre

 

¡Profesor, venga para que vea cómo le destrozan los ojos a este muchacho! Y es verdad Rufo, al ver tus ojos  en sangre,  enmudecí. Me ganó la tristeza, la desazón y la impotencia. Otra herida larga nos llegó muy adentro para seguir la labor de horadar  espíritus y la creciente convicción de resistir.

¿Pero qué pasó? ¿Quién fue capaz de arrancarte la visión cuando estabas a punto de graduarte de bachiller e ingresar a las filas universitarias tachirenses? ¿Quién, cómo y por qué te regaron tantos guáimaros, con tanta agresividad por sólo pedir un poquito de gas para procesar los escasos productos de la despensa de tu casa?

Después de muchas horas, los ofrecimientos iniciales de abastecer de gas a la comunidad, se negaron. Y ante el desespero y la inconformidad, apareció la fuerza de seguridad dispuesta a silenciar de inmediato la protesta  a punta de disparos.

Rufo, te dispararon a quema ojos.  Y ese instante se vuelve indescriptible. Al momento tu mundo y vida quedaron ciegos, apagados. La inmovilidad, la desesperación, la frustración y el dolor pasaron a ser tu nuevo rostro. Entretanto, la madre seguía a tu lado, con su templanza, valor y fuerzas increíbles.

El aturdimiento y la desesperanza te llevaron al punto de decirle a tu madre que así no querías vivir. Esta   conmovedora realidad se suma  al horror invasor que prevalece en nosotros desde hace 520 años.

Y al lado de tus acribillados ojos  está la muerte por torturas del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo. Dos atentados cometidos por funcionarios del Estado constitucionalmente responsable de la vida de las personas bajo su custodia. Dos casos que conforman una terrible síntesis de un largo compendio de odios.

Pero Rufo no podrás darte por vencido ante quienes creyeron quitarte para siempre la luz a tu mundo. Tendrás que seguir resistiendo para convertir las sombras en fuerzas capaces de abrir caminos distintos a la tragedia que te impusieron.

Quienes apagaron tus ojos ignoran que  hay un mirar del alma, la conciencia y el amor, que no requiere de pupilas,  y que tú  asumirás para ir más allá de este tiempo de terror.

Sancho, sabemos que Rufo Chacón reconquistará todos sus andares por su convicción en el cambio de este este tiempo criminal, en el cual la vida es sólo una esperanza porvenir!

@ABlancoMunoz

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »