Inicio > El pizarrón Opinión > Rafael del Naranco: Esbozos sobre la libertad

Rafael del Naranco: Esbozos sobre la libertad

 

Leyendo “Cinco escritos morales” de Umberto Eco, nacidos de conferencias o intervenciones en universidades y revistas, nos centramos en una charla pronunciada en la Columbia University bajo el título “El fascismo eterno”.

En muy pocas líneas el fallecido  filólogo y novelista  italiano  – recordemos “El nombre de la Rosa” –  hace una semblanza de Mussolini, sombreada casi al carbón de esa filigrana llamada “Chavismo” y su secuela el “madurismo” o, para ser un poco más exactos, el Socialismo del Siglo XXI, una especie de arroz con mango, pero sin arroz ni mango. Es decir,  una entelequia mental.

El autor de “Cinco escritos morales” expresa que Benito Mussolini no poseía una filosofía política, solamente una retórica”. El fascismo italiano, en su puesta en escena, ha sido el primero en crear una liturgia militar,  un folklore e, incluso, una forma de vestir. Por aquellos lares de la romana plaza Navona, la camisa negra; aquí, la roja.

Numerosas analogías se podrían encontrar entre Mussolini y el actual gobierno chavista, pero una cuartilla y media no es espacio suficiente para matizar en profundidad una “idea ética y absoluta”. Baste saber que en el actual régimen venezolano, el culto a la personalidad al jefe único, heroico e invencible,  es una de las raíces más ancladas del totalitarismo, aunque no de su uso exclusivo.

El país vive momentos desgarrados. Son los actuales tiempos difíciles. ¿Pasarán? Indudablemente, todo se diluye; quedarán cicatrices, heridas, algo de pus y un cansancio interior. Libertad y liberación, comentaba el mismo Umberto Eco, son una tarea que no acaba nunca. Que éste sea nuestro lema: “No olvidemos”.

Entretanto, hablemos de música, templemos el alma, arrullemos el espíritu, usemos las cacerolas para obtener notas de libertad y con ese anhelo, apasionado y apasionante, no todo estará ni mucho menos perdido.

Hoy Giuseppe Verdi – oímos mientras hacemos estas líneas unos fragmentos de “La Travista” en las voces del tenor Kraus y la soprano Hollyday –  nos puede servir de apoyo moral para los millones de venezolanos, al ser sus notas sobre el pentagrama banderolas de libertad.

Un crítico subrayó: “Los años que el maestro de Busseto le tocó componer, escribir, amar, pero ante todo ser político, han sido los de un huracán levantado sobre una Italia que, si no hubiera tenido a Verdi, hoy su melodía hubiera sido menos universal, y eso en una tierra de genios musicales sublimes”.

La situación de los medios de comunicación no afines al gobierno, prácticamente no existen, y los  pocos que se mantienen padecen permanentes controles con la peregrina actitud de que entren en el chiquero gubernamental.

En la Puerta de Brandeburg de  Berlín alguien  garabateó con  alquitrán: “La libertad es para el cuerpo social lo que la salud para cada individuo. Si el hombre dilapida el vigor ya no disfruta de placer; si la sociedad pierde la libertad, ésta se marchita y llega a desconocer sus genes”.

Loading...
Compartir
Traducción »