Inicio > Regional > Hidroandes suministra agua contaminada al Estado Trujillo

Hidroandes suministra agua contaminada al Estado Trujillo

 

El gobernador pudo haber bebido agua presuntamente contaminada de un sedimentador de Hidroandes

Según expertos por falta de químicos

Según el Ingeniero Hidráulico, el agua se está potabilizando pero su proceso debe ser supervisado. “Cuando revisé no había Gas Cloro y si no hay este químico, no hay desinfección”.

El gobernador pudo haber bebido agua presuntamente contaminada de un sedimentador de Hidroandes

En un tuit publicado por Hidroandes el pasado 17 de marzo, muestra en un gráfica al gobernador agachado posiblemente para consumir agua del sedimentador, situación que alarmó al Ingeniero Hidráulico.

Hidroandes podría estar suministrando un servicio de agua contaminada al estado Trujillo, debido a la falta de sustancias químicas para tratar el líquido, según advirtió un experto y ex gerente de la empresa estatal.

Luis Alberto Artigas, Ingeniero Hidráulico, fue gerente de Hidroandes durante los años 1992 al 2000. Desde entonces, viene siguiendo ciertas irregularidades de la empresa “con el fin de aportar y ayudar”, sin embargo, aseguró que en reiteradas ocasiones le han rechazado sus recomendaciones.

A través de una conversación con Diario El Tiempo, Artigas formuló serias interrogantes sobre la calidad del agua que los trujillanos están consumiendo.

Gobernador pudo contaminarse

Artigas hizo referencia a la visita del gobernador del estado Trujillo, Henry Rangel Silva, a la Planta Potabilizadora El Cumbe el pasado 17 de marzo, donde el mandatario pudo haber bebido agua contaminada de un sedimentador, la cual “está llena de bacterias y otros contaminantes”.

El experto explicó que el agua de los sedimentadores debe pasar por los procesos de filtración, donde según su opinión, no se están cumpliendo correctamente.

Mediante la red social Twitter, las autoridades regionales que visitaron el lugar, publicaron unas fotografías en la que ellos aparecen dentro de la Planta Potabilizadora y donde el gobernador presuntamente se agachó para consumir agua del sedimentador, situación que alarmó a Artigas.

Agua contaminada

El último informe sobre la situación del servicio potable que realizó Luis Artigas fue en noviembre del 2018, tras realizar una inspección en la planta de Hidroandes. Allí ingresó con la ayuda de la comunidad, pues según él, tiene el acceso restringido a la empresa desde hace años.

“Cuando yo fui a la planta de tratamiento no vi laboratorista, aunque no sé si en ese momento no asistió al trabajo o los empleados la escondieron. No pude ver un registro de turbidez ni exámenes físico-químicos y bacteriológicos para comprobar la calidad del agua”, detalló el ingeniero.

También afirmó que en la empresa no había sustancias químicas para tratar el líquido, sin embargo, la gerente le aseguró que para la fecha, presuntamente estaban esperando una gandola con los componentes.

Según el experto, el agua se está potabilizando pero su proceso debe ser supervisado. “Cuando revisé no había Gas Cloro y si no hay este químico, no hay desinfección. Tampoco le echan polímero porque estamos recibiendo líquido turbio, con color. La cal hidratada es para estabilizar el agua y eliminar los olores, pero tampoco la hay”, añadió.

De igual modo, hizo énfasis en el chequeo de los filtros, porque si no están procesando el agua correctamente, es posible que se contraigan amibas al consumir el líquido. “El cloro mata los coliformes fecales, pero las amibas quedan en los filtros y si éste material no funciona, las bacterias pasan fácilmente”, explicó Artigas, dejando en claro el porqué es riesgoso beber agua directamente del sedimentador que tiene Hidroandes.

Faltan sustancias químicas

De acuerdo con Artigas, el problema del agua en Valera va más allá de afectación por las lluvias, motores o bombas.

“Presumo parada de planta de un 90% por falta de sustancias químicas como Sulfato de Aluminio que lo venden en Puerto La Cruz; Cal Hidratada, Polímero y Gas Cloro, que es el componente con el cual se desinfecta el agua y si no lo tienen, ¿con qué la desinfectan?”, cuestionó.

Para el ex gerente de Hidroandes, los trujillanos están bebiendo agua con agroquímicos y con Dicloro Difenil Tricloroetano (DDT), un compuesto organoclorado principal de los insecticidas.

“Hidroandes no está tratando todas las sustancias químicas que agricultores echan a la tierra y eso le cae al agua. Eso estamos consumiendo, por lo que bebemos agua contaminada”, aseveró.

Consumir esta agua proporcionada por Hidroandes puede traer serias reacciones en el organismo de las personas. “Estos agroquímicos no provocan diarrea, por ejemplo, sino que se adhieren al cuerpo y cuando llega a cierto niveles de tolerancia de estas sustancias en el cuerpo, puede generar hasta cáncer”, alertó.

El también profesor universitario reveló que durante su gestión en Hidroandes en el año 1999, el Sistema Hidráulico les había donado unos equipos para tratar el agua y retirar las sustancias químicas que perjudican la pureza del líquido, pero nunca llegaron a la planta; “desaparecieron”.

Sin posibilidad de análisis

Para conocer si la planta potabilizadora realmente está contaminada, se deberían hacer ensayos químicos, método que supuestamente Hidroandes no está aplicando recientemente.

“Yo puedo tomar un recipiente lleno con el agua que sale en casa y llevarlo a un laboratorio especializado que lo analice, pero hacerlo en el Estado Trujillo es complicado. Habría que preguntarle a la ULA si tiene los reactivos para hacer el análisis o ir a un laboratorio especializado que hay en Betijoque”, comentó.

Para verificar con precisión si el agua está siendo tratada correctamente, el ingeniero hidráulico explicó que la alternativa sería tomar una muestra del agua que sale del Boca Toma y otra de una tubería de casa para comparar la calidad y proceso de tratamiento a través de estudios químicos.

Evitar contaminación

Luis Alberto Artigas recomendó que ante la posibilidad de un agua totalmente contaminada, se deba depositar de manera segura el líquido en grandes envases. Luego de ese procedimiento, aconsejó echar una gota de cloro al recipiente para desinfectarlo y luego mezclarlo para que el químico vertido se compacte por completo.

Después se debe esperar de 30 a 40 minutos para más tarde pasar al proceso de ebullición, es decir, hervir el agua.

“Hirviendo el agua se pueden evitar varias enfermedades”, enfatizó.

El experto valerano dijo que desde hace varios años ha estado documentando la problemática del agua, donde además confesó que en algunas ocasiones participó en reuniones gubernamentales para “aportar ayudas” en los problemas del agua en la entidad, pero ninguno de sus informes fue llevado a cabo.

En la próxima publicación de “Servicio Potable en colapso”, Artigas reveló la posible solución para suministrar agua a toda Valera de manera factible y eficaz, según su criterio y estudios.

El Tiempo de Valera

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »