Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Carlota Salazar Calderón: ¿Cuál es el rol de la oposición política?

Carlota Salazar Calderón: ¿Cuál es el rol de la oposición política?

 

 La democracia venezolana pese a que costó sangre, sudor y lágrimas tanto a la derecha como a la izquierda, a mediados del siglo pasado, creó una sociedad cómoda de voto y hago lo que me da la gana. Siempre arrimada al poder  alcahueteando y justificando las atrocidades y desmanes de todo tipo desde corrupción hasta irresponsabilidad. Así el guiso es malo cuando no se está en él… El bipartidismo, que disuelve la Causa Radical, transformó la política en pito, flauta, gritos, slogan, marketing, pose, amiguismo y componendas.

En el seno de los partidos políticos no se fortalecieron mecanismos democráticos, que es lo que puede crear un liderazgo combativo. El sistema digital, dedillo, es el que ha imperado en nuestra vida, i que, democrática. Pero ello con el concurso de todos, todos… nos colocamos allí cabeceando, para que nos pongan donde hay. Para lograr un carguito, un sueldito, una comisioncita…mientas el país se cae a pedazos.

Chávez no gana por obra y gracia del espíritu santo, es gracias a los errores cometidos. También porque generó una esperanza frustrada de cambio en la conducción política, al instaurar un régimen de control social autoritario. Que como una camisa de fuerza tiene aprisionada a la sociedad con el miedo, la bolsa de comida, sin servicios públicos, azotada por el hampa y en la más profunda miseria, no sólo económica sino moral, desesperanzada e impotente “…ellos sabrán que hacen…” “…nosotros no podemos hacer nada…” parafraseando Andes Eloy Blanco “…él me la compró, yo no se lo vendí…”. Ese Juan Bimba conformista que no puede hacer nada para cambia las cosas. El venezolano en una cultura dual, como las dos caras del Dios Jano, sumiso al extremo cuando no tiene poder y autoritario cuando lo logra, por suerte del destino.

Por estos rasgos cultuales es que  cuando Chávez gana en 1998 logra, a pesar de que la mayoría en la Asamblea Nacional era opositora, hacer lo que dio su gana. Desde la Primera Ley habilitante hasta el millardito…, y por supuesto no tenemos una oposición combativa sino sumisa. Pero lo que no logra es ese hombre humanista socialista que pretendió crear porque profundiza todos los vicios del Estado Paternalista, rentista e irresponsable.

La oposición política  no es sólo en la calle para exigir la salida del gobierno. El sector que se opone al gobierno es porque tiene una propuesta diferente con la cual el Estado debe funcionar. En ese sentido  tiene tanta responsabilidad como el gobierno de conducción y dirección social. La oposición no puede pretender la destrucción del Estado, sino encausar, alertar, observa, exigir, proponer, controlar… evitar excesos. La oposición venezolana  ha errado en su rol y ha creído que su papel es gobernar por efecto del mal gobierno, que el gobierno no iba a poder consolidase.

A la oposición política le corresponde un rol de vigilante, controlador, denunciante, proponente, reclamante y exigente como corresponsable y coadyuvante en el sostenimiento al Estado.

Carlotasc@gmail.com

@carlotasalazar

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »