Inicio > Política > Respaldo a Guaidó en Barinas muestra a un país “hambriento de cambio”

Respaldo a Guaidó en Barinas muestra a un país “hambriento de cambio”

 

El respaldo a Juan Guaidó fue espontáneo, pero no masivo. Habitantes de Sabaneta , Barinas , aseguran que el factor sorpresa de la convocatoria y las dificultades para comunicarse, en un estado que vive apagones de hasta 12 horas, afectaron el acto, aunque destacan el apoyo popular que levantó el líder opositor en la denominada “cuna del chavismo ”.

EfectoCocuyo

“Es simbólico que la gente responda al llamado de un opositor en la cuna de la revolución. Esto significa que puede haber un quiebre en la hegemonía que ha gobernado el estado”, expresa Luis Bastidas, habitante de Sabaneta y miembro del Frente Amplio en el estado.

Bastidas comenta que la visita de Guaidó se confirmó 15 minutos antes de su llegada porque fue una actividad celosamente controlada por el partido Voluntad Popular. “Eso generó que no hubiera una asistencia masiva. Sin embargo fue bastante representativa la presencia en Sabaneta”, agrega.

Las fotos que compartió el equipo de comunicaciones de Guaidó muestran multitudes de personas en los mítines que ofreció el presidente encargado en algunos pueblos y ciudades de la región llanera como parte de una gira por el interior del país que inició el 16 de marzo.


“Guaidó está en campaña aunque no lo diga”, aventura a decir Bastidas
Partiendo de las fotografías de la gira, el sociólogo Trino Márquez explica: “Se ve que es un líder que no solo tiene pegada en Caracas, es un liderazgo que se extiende por todo el país sobre todo en aquellos pueblos que han sido controlados y deprimidos. Hay un enorme malestar por el Gobierno de Nicolás Maduro , la gente ha sido castigada de una manera inclemente”.La manifestación de respaldo es directamente proporcional al malestar social en opinión del especialista. “El grado de malestar se expresa en esta forma de protesta y de resistencia que es la iniciativa de concurrir a estos actos de Guaidó. Es una respuesta popular cónsona con el grado de malestar y de indignación que existe en la población que demuestra que la gente ni se ha adaptado ni se ha resignado a la crisis”, añade.


Sin embargo, aclara que es prematuro saber si la hegemonía chavista se quebró en el estado: “Barinas es uno de los estados más pobres del país, junto a Trujillo y Sucre conforman una trilogía de pobreza a pesar de que el chavismo lo ha gobernado ininterrumpidamente y a pesar de que Chávez nació en Sabaneta. Esto crea un enorme descontento que no sabemos si se traducirá en una protesta de tipo electoral y la gente lo volcará en las urnas en las elecciones que sean”.Guaidó, un fenómeno en tiempos de crisisMárquez subraya que Guaidó “es un fenómeno de estos tiempos” que revivió la esperanza de forma abrupta por la enorme frustración que vive el venezolano.

“No estamos frente a un fenómeno excepcional ni único, lo que estamos viendo con Guaidó es la repetición de un ciclo de lucha que ya lleva 20 años. Pero el cambio con Guaidó fue muy rápido y ese pueblo que parecía adormecido ha salido a expresarse de manera muy categórica porque ha señalado una ruta” señala.

El estilo directo y sencillo del dirigente de Voluntad Popular tiene pegada en un contexto en el que los ciudadanos no buscan discursos sino soluciones , insiste el profesor universitario.

“Guaidó no utiliza un lenguaje demagógico, altisonante, es una persona sencilla, que mas que dar mítines lo que hace es comunicarse con la gente y propuso una alternativa: cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres. Ha señalado una ruta, un camino claro. Desde que se planteó el referendo revocatorio, que fue frustrado, no aparecía una opción y él la proporcionó”, argumenta.

El sociólogo Ramón Piñango coincide en que la acogida de Guaidó se debe a la profundización de la crisis y a la urgencia de un cambio político. “Llenó un vacío de liderazgo en el país, la gente anda buscando un líder ante la desesperanza y las calamidades que están viviendo. La gente está hambrienta de cambio, de una dirección, de alguien que diga qué hay qué hacer”, sostiene.

Para Piñango, lo de Barinas es significativo porque confirma que el músculo social de Guaidó no se ha desinflado a pesar de las críticas y cuestionamientos que recibió por el inicio de una negociación en Oslo , Noruega . “Llama la atención porque se trata del corazón del chavismo”, agrega.

Otro elemento llamativo fue la inacción de colectivos oficialistas. “Tengo la impresión de que cuando las concentraciones son muy masivas estos grupos de choque no perturban”, responde el analista.

Reclamo popular

Aunque los habitantes de Sabaneta “perdieron el miedo”, según Gloria Aro, habitante de la ciudad, la apatía hace mella.

“La gente estaba emociona, pero le pidieron a Guaidó que aplique las opciones de fuerza, el artículo 187, porque sienten que la protesta no logra lo que queremos que es la salida de Nicolás Maduro”, afirma.

El artículo 187, numeral 11, de la Constitución le da la facultad a la Asamblea Nacional de autorizar misiones extranjeras en el país, lo que ha generado un polémico debate sobre si abre o no la puerta a una intervención extranjera en suelo venezolano.

Aro criticó que el equipo de Guaidó prometió que sería una asamblea y que la gente podría hacer preguntas, pero el acto se redujo al discurso. Tampoco está de acuerdo con el protagonismo de Voluntad Popular que, a su juicio, desplaza a la sociedad civil y a las demás organizaciones políticas.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »