Inicio > Cultura > La radiodifusión celebra su día dando batalla a la censura

La radiodifusión celebra su día dando batalla a la censura

 

La radio comenzó en Venezuela en 1926, en un período de dictadura, cuando Juan Vicente Gómez ya ostentaba 17 años en el poder, un avance modesto hacia la modernidad se inició con la aparición de la primera AM, llamada AYRE.

Mucho ha pasado desde ese momento, y la radio se ha convertido en un punto fundamental para las libertades del venezolano; pese a los cierres y a la censura que cada día atraviesan los medios de comunicación, la radiodifusión continúa en su afán de informar.

Por ejemplo, cabe recordar que solo en el año 2009 Hugo Chávez sacó del aire a 34 emisoras. Otras 200 estaciones radiales fueron amenazadas por Conatel por ser abiertamente críticos del gobierno chavista. Nueve años después, en 2018, ya se contabilizaban que al menos 65 emisoras radiales habían sido cerradas en todo el país.

En 2019, RCR, una de las emisoras de mayor alcance en el país ha estado en constante amenaza por parte del madurismo. También, otras radios como Hertz (Apure), Ambiente FM (Guárico), entre otras, han cerrado sus transmisiones debido a la revocación de sus señales o a la no renovación de las mismas. Muchas señales de emisoras sin servicio estarían siendo ocupadas por grupos paramilitares como el ELN o por colectivos, quienes se dedican a la difusión de mensajes pro Maduro.

Sin embargo, hoy subsisten emisoras independientes así como circuitos radiales que se mantienen en constante trabajo en toda Venezuela pese a la censura, y que buscan de apoyar a los ciudadanos en su diario vivir. Ejemplo de ello fue que durante los apagones generales presentados en la nación desde el pasado 7 de marzo, la radio fue el medio por el cual muchos lograron conocer qué estaba ocurriendo, con un simple transmisor a pilas en sus hogares.

He allí la labor incansable de este medio reconocido por su inmediatez y alcance. Entonces, ¡Viva la radiodifusión!

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »