Inicio > Interés > Se confirma que Rusia jugó a fondo para el fracaso de la “megaconspiración” del 30 de abril

Se confirma que Rusia jugó a fondo para el fracaso de la “megaconspiración” del 30 de abril

 

Lo que más ha sorprendido a factores del equipo de Juan Guaidó y también a factores que lo respaldan es la manera como Rusia ha jugado con Nicolás Maduro. Un empresario dijo a KonZapata: Si me hubieran preguntado al principio el papel de Rusia en la crisis política no la hubiese imaginado comprometiéndose tan a fondo. Un experto señaló: Así comenzó en Siria y terminó siendo el actor clave.

Juan Carlos Zapata

Y Rusia ha jugado en todos los escenarios en la crisis política venezolana. Desde la diplomacia hasta en el campo de asistencia militar. No ha dejado solo a Maduro. Ni en el Consejo de Seguridad de la ONU, ni ante Europa, ni ante el Grupo de Lima ni ante los Estados Unidos. A Washington no le da tregua, siempre objetando la política que marca Donald Trump respecto a Maduro y Caracas.

En la reunión entre el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, de nuevo las opciones de Moscú estuvieron sobre la mesa.

Diálogo para solucionar la crisis.

En contra de la solución militar.

Reconocimiento a Maduro.

El uso de la diplomacia antes que el uso de la fuerza.

Ya ningún factor internacional deja por fuera a Rusia. Los expertos decían al principio que Vladímir Putin intentaba incomodar y enredarle el juego a Trump. Pero esto va más allá. La operación geopolítica es notable. Rusia no pretende quedarse por fuera de un arreglo, en caso de haberlo en Venezuela. Por ello Elliott Abrams va a Roma y se reúne con el vice canciller ruso. Por ello, Mike Pompeo va a Sochi a reunirse con Putin. Por ello, el ministro de Colombia se presenta en Moscú, tratándose de que el gobierno de Iván Duque es de los aliados más firmes de Guaidó. Por ello el Grupo de Contacto Internacional señala que se hablará con Rusia a la hora de una solución.

Y no es retórica. Rusia ya pasó la acción, hace tiempo. Lo demostró este 30 de abril. Se recordará que Elliott Abrams fue quien reveló que los rusos habían evitado que Maduro se fuera, que dejara el poder, ese día en que se puso en marcha la operación cívico militar que intentó sacarlo del poder; sin resultado. Y lo que se creía era una declaración del enviado especial de Trump para Venezuela, con el fin de remendar el fracaso y construir un relato con cierta verosimilitud sobre la malograda operación, resulta que ahora se confirma por distintas vías.

“En más de una ocasión nos hemos mostrado categóricamente en contra del uso de la fuerza y de la injerencia en cualquiera de sus manifestaciones en los asuntos internos de Venezuela o de cualquier otro país. Con tales amenazas no se puede solucionar un conflicto”, apuntó el ministro Lavrov ayer ante el ministro de Duque.

Y no es retórica. Rusia ya pasó la acción, hace tiempo. Lo demostró este 30 de abril. Se recordará que Elliott Abrams fue quien reveló que los rusos habían evitado que Maduro se fuera, que dejara el poder, ese día en que se puso en marcha la operación cívico militar que intentó sacarlo del poder; sin resultado. Y lo que se creía era una declaración del enviado especial de Trump para Venezuela, con el fin de remendar el fracaso y construir un relato con cierta verosimilitud sobre la malograda operación, resulta que ahora se confirma por distintas vías. Que en verdad, Rusia le ofreció apoyo y garantías a Maduro.

¿Pero cómo lo hizo? ¿Por intermedio de quién lo hizo? Una fuente digna de crédito aseguró a KonZapata que el emisario fue el general en Jefe Vladimir Padrino López, que es el hombre de Moscú en el centro del poder de Maduro, y es quien soporta a Maduro en el poder.

¿Y cómo es esto? Porque también se afirma y asegura que el ministro de la Defensa estaba involucrado en lo que el general Cristopher Figuera, el ex director del Sebin, el que se le fue a Maduro, llama la “megaconspiración”. Si estaba involucrado, entonces habría que conjeturar que es Rusia la que cambia la tendencia de la operación, y ello confirma lo dicho por Abrams. Al menos se trata de una versión.

La fuente lo asegura. Fue a Padrino López a quien se le suministró la información, y una vez con ésta, qué iba a hacer. ¿Seguir adelante? ¿O hacer lo que luego hizo? Correr hasta donde Maduro y ofrecerle los detalles de lo que decía Rusia. En ese punto, se desbarata la operación. Si se quiere, Rusia fue un factor determinante. Para no decir el único. Lo cierto es que Rusia juega, y a fondo.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »