Inicio > Interés > El Gobierno de Venezuela también pone a pasar hambre a los cubanos

El Gobierno de Venezuela también pone a pasar hambre a los cubanos

 

Cinco huevos para una familia de cuatro personas, un cuarto de kilo de frijoles, cinco unidades de pescado y hasta dos salchichas trimestrales: con una enredada explicación burocrática, la ministra de comercio de Cuba, Betzy Díaz, anunció este martes el nuevo “plan de regulación de productos controlados”, que obliga a los cubanos, otra vez, a sufrir el racionamiento de productos alimenticios luego de haber saboreado la generosa ayuda económica que les proporcionaba Venezuela, así como los acuerdos en la apertura de relaciones firmadas por Barack Obama, lo que permitió que la economía cubana se fortaleciera y sobreviviera con mayor decencia. Hasta ahora.

Elizabeth Fuentes /EC

Con las duras nuevas medidas anunciadas hoy por el Secretario del Tesoro, Steve Munchin, donde se prohíben los llamados “viajes educativos” grupales de estadounidenses a la isla así como la exportación de barcos y aviones privados desde Estados Unidos hacia Cuba, los dólares seguirán siendo cada vez más escasos en las arcas del régimen cubano y, en consecuencia, será la población cada vez más hambrienta la que pague las consecuencias.

Ya en 2017 el Gobierno de Donald Trump prohibió las visitas de sus nacionales a la isla y limitó el comercio de Estados Unidos con Cuba. Ahora, según declaró el Secretario del Tesoro, Steven Munchin, la administración Trump les cierra aún más el grifo a los amigos de Nicolás Maduro, “una decisión estratégica para revertir el relajamiento de las sanciones y otras restricciones al régimen cubano. Estas acciones ayudarán a mantener los dólares estadounidenses fuera del alcance de los servicios militares, de inteligencia y de seguridad cubanos… Cuba continúa desempeñando un papel desestabilizador en el Hemisferio Occidental, proporcionando una plataforma comunista en la región y apoyando a adversarios estadounidenses en lugares como Venezuela y Nicaragua al fomentar la inestabilidad, socavar el Estado de derecho y suprimir los procesos democráticos”, dijo.

Lo raro es que en la prensa cubana se limita a anunciar las nuevas medidas para la venta de los productos alimenticios debido “a la limitada capacidad de la industria nacional y a la falta de sostenibilidad económica en las importaciones”, sin culpar al imperio yanqui ni mucho menos hacer un ejercicio de autocrítica, luego de 70 años en el poder cuando ni siquiera han podido echar a andar una industria pesquera en una isla rodeada de mar por todas partes, como define el diccionario, y el día de hoy anuncian sin verguenza que comienzan a racionar el pescado

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »