Inicio > Regional > Trujillo: En efectivo un precio y por punto de venta el doble

Trujillo: En efectivo un precio y por punto de venta el doble

 

Según un economista trujillano el fenómeno se debe a los gastos que genera mantener un punto de venta. Comercio trujillano sigue diferenciando precios en efectivo y punto de venta.

Trujillo es uno de los estados donde los comerciantes continúan diferenciando los precios entre efectivo y punto de venta.  Los ciudadanos que suelen utilizar los billetes como método de pago, obtienen al menos  la mitad de rebaja en los costos.

“Ciudad Bendita”, como se le conoce al mercado de buhoneros y verduleros ubicado en la Avenida 6 de Valera, es  prueba de este fenómeno. Allí un kilo de plátanos cuesta aproximadamente Bs. 3.000 en efectivo, mientras que en otros establecimientos el precio se duplica porque el pago es por punto de venta.

El economista Elis Blanco,  explicó durante el programa radial “En Contraseña”, transmitido por 102.5 F.M, que el incremento de los precios por punto de venta se debe a los gastos que éste origina en un comercio, más aún cuando el aparato comercial es alquilado.

“El punto de venta es un bien que ya no lo suministra la banca; la mayoría de los comerciantes no pueden comprarlo y optan por  alquilarlo. Pagan una comisión hasta de 11,5% sobre el valor de las ventas, es decir, cobran 10% de alquiler más el 1,5% que, supuestamente, es para cubrir los costos fijos a la banca”, explicó el especialista.

Blanco, indicó también que el aparato requiere una plataforma de comunicaciones, papel para la impresión del ticket y ahora se le suma el alquiler de plantas eléctricas para que el punto pueda funcionar cuando no hay electricidad. “Todo esto se le suma  al  precio de los productos.”

Factores extra

Los comerciantes deben “respaldar su dinero” ante la crisis inflacionaria del país y mantienen los precios arriba para que les alcance al momento de  reinvertir. “Quienes tenemos punto de venta sabemos que el banco tarda hasta tres días para  hacer la transacción y  debemos cuidarnos para que las ganancias no se devalúen tan rápido”,  opinó un comerciante.

Ciudad bendita

El economista indicó que si “Ciudad Bendita” tuviese apoyo de la banca, a todos les habrían asignado puntos de ventas, pero esto es muy difícil porque se requiere de una firma registrada y unos 800 dólares para comprar el aparato, según Blanco.

“Ahora un punto lo venden hasta en moneda extranjera, esto imposibilita al pequeño comerciante a adquirir uno. Además debe pagar alrededor de Bs. 300.000 mensuales por costos fijos tenga ventas o no”, detalló.

Ante la falta de un punto de venta, los comerciantes informales se ven obligados a mantener sus productos más económicos para que al consumidor le sea más accesible la compra en efectivo.

“Es la única manea de vender, si ponemos los precios muy altos nadie compra porque la gente no tiene tanto efectivo”, expresó uno de los buhoneros.

A pesar la escasez de efectivo, éste es prácticamente el único medio por el cual los comerciantes informales pagan a productores del campo, lo hacen para evitar inconvenientes que se presentan con las plataformas bancarias, las fallas de electricidad y de internet.

Para Blanco, la diferencia de precios entre pagos en efectivo y por punto de venta, ocurre por lo que en economía se llama “Oferta y Demanda”.

“En la Avenida 6 hay muchos compradores y productores que ofrecen sus productos. Allí no existe anarquía, desorden o aprovechamiento porque hay condiciones en la actividad económica que se regulan por sí mismas,  por eso mantienen precios “accesibles” en comparación  los demás establecimientos”,  concluyó.

El Tiempo de Valera

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »