Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > La entrevista de Jorge Ramos a Nicolás Maduro y que se la “devolvieron” desde Miraflores

La entrevista de Jorge Ramos a Nicolás Maduro y que se la “devolvieron” desde Miraflores

 

Maduro, a Jorge Ramos: “Te vas a tragar con una Coca-Cola tu provocación”.

El periodista de Univisión recupera a través de “fuentes confidenciales” el vídeo de la entrevista que le fue confiscado por el régimen chavista. La referida entrevista había sido decomisada en el Palacio de Miraflores.

El pasado 25 de febrero el periodista de Univisión Jorge Ramos entrevistó a Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores de Caracas. Después de 17 minutos de tensa conversación, el gobernante venezolano interrumpió la grabación por no tolerar algunas de las preguntas. El personal de seguridad retuvo a todo el equipo durante más de dos horas. Además, les confiscó el material, las cámaras y las tarjetas de memoria. Después de tres meses, el periodista mexicano, uno de los símbolos de la cadena estadounidense y una referencia en América, ha logrado recuperar la entrevista, que se emitirá íntegra el domingo y de la que este jueves ha adelantado un fragmento. La grabación salió del palacio presidencial gracias a “fuentes confidenciales”. “Por su seguridad”, asegura Ramos, “no vamos a decir quiénes son”.

El intercambio entre los dos comienza con una pregunta sobre los presos políticos. Maduro niega que en Venezuela haya personas perseguidas por su orientación ideológica. “En Venezuela no hay prisioneros por su pensamiento político”, trata de zanjar. El entrevistador le entrega entonces una lista con los nombres de más de 400 detenidos. El sucesor de Hugo Chávez la rechaza y ya da señales de empezar a perder la paciencia. “No, no me deje nada que no me lo voy a llevar, ten la seguridad. Tú te llevas tu basurita, compadre. Agarra tu basurita, Jorge Ramos, agarra tu basurita, compadre”, le espeta.

Acto seguido, el líder bolivariano, que mantiene las riendas del poder a pesar de la presión ejercida en los últimos meses por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, se encara abiertamente el periodista. “Mira, vienes a provocarme, te vas a tragar tu provocación, te vas a tragar con una Coca-Cola tu provocación”, le advierte.

Ramos insiste: “Esta es la realidad. Son todos los nombres de prisioneros políticos”. Entonces Maduro recurre al argumento, habitual, de la violencia. “En Venezuela hay un régimen de derecho. Hemos sido víctimas de ataques violentos en varios períodos, en el año 2013, en el año 2014, en el año 2017, en el año 2018. Yo mismo fui víctima de un atentado. Y ante todos esos atentados y ante todos esos procesos de violencia ha actuado la justicia venezolana”, afirma.

El periodista le responsabiliza de esa violencia y lee los nombres de tres víctimas. Las protestas de 2017, por ejemplo, se saldaron con alrededor de 150 muertos. Las fuerzas especiales de la Policía Nacional Bolivariana, el llamado FAES, y grupos de civiles armados siguen sembrando el terror en los barrios. “Bueno, pero es tu posición política parcializada contrarrevolucionaria que tienes”, le dice primero Maduro. Después, añade: “Es muy fácil despachar justicia, Jorge Ramos, es tu justicia. Eres fiscal y eres parte”.

– No, soy periodista que hace preguntas.

– No eres periodista.

“Cuando uno ve estos muertos y le acusan a usted de ser responsable de estos muertos”, rebate Ramos, ante lo que Maduro insiste: “No juega juego limpio como periodista”. “Contésteme lo que quiera, entonces”, concluye el entrevistador.

Tras permanecer retenidos entre las 19.00 y las 21.30 hora local el pasado 25 de febrero, los miembros del equipo de Univisión fueron escoltados hasta su hotel en la capital venezolana, que más tarde seguía vigilado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Al día siguiente, abandonaron el país.

El País

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »