Inicio > Cultura > Círculos de hombres: beneficios de una práctica cada vez más común

Círculos de hombres: beneficios de una práctica cada vez más común

 

Los círculos de hombres conforman una práctica recuperada de la antigüedad con grandes beneficios psicológicos. En el pasado, era común reunirse alrededor de una fogata para compartir historias, resolver problemas, hallar consejo, aprender, desahogar miedos, etc. A día de hoy, son muchos los hombres que encuentran en estas dinámicas un espacio seguro donde escuchar y ser escuchados por primera vez.

Es muy posible que a ciertas personas les parezca extraño y hasta inusual que un grupo de completos desconocidos se reúnan en una sala o en un rincón del bosque para encontrar apoyo, para poner en voz alta intimidades, frustraciones y dudas. Aún lo es más para el género masculino, poco dado (por término medio) a compartir con otros hombres aspectos más profundos y, sobre todo, emocionales.

Vivimos en una sociedad donde la masculinidad, en mayúsculas, ha cumplido durante décadas un modelo hegemónico muy rígido. La construcción de la identidad masculina era casi como un molde al que todos debían ajustarse a pie juntillas y sin rechistar. En ese esquema inflexible no había espacio para las dudas, para las emociones y, aún menos, para las vulnerabilidades.

Michael Kimmel, fundador y director del ‘Centro para el Estudio del Hombre y las Masculinidades’ en la Universidad Stony Brook de Nueva York, nos señala que, afortunadamente, todo esto está cambiando. Ahora ya podemos hablar de más de un tipo de masculinidad, el abanico se amplía para incluir cualquier tipo de identidad, de expresión y de necesidad.

Un modo de profundizar en este y otros aspectos es a través de los círculos de hombres.

«La masculinidad convencional se ha alzado siempre como la más poderosa, dominante, agresiva y exitosa… Ahí donde quedaba prohibido ser vulnerable».

figuras de piedra representando los círculos de hombres

Círculos de hombres, ¿qué son y para qué sirven?

El Instituto Nacional de Estadística (INE) nos ofrece cada año unos datos en materia de suicidio que debe invitarnos a la reflexión. Un de ellos es el siguiente: el número de suicidios de hombres triplica al de las mujeres. En España, por ejemplo, el 75% de personas que decidieron quitarse la vida fueron varones. Lo mismo ocurre en otros países, demostrándonos que cuando se trata de género, parece que son ellos quienes optan por la salida más dramática de todas.

Ahora bien, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en su informe sobre la prevención del suicidio, nos señalan que no hay explicación alguna de por qué sucede esto. No sabemos cuáles son las causas, pero sí tenemos claro que nos faltan recursos. Así, expertos en el tema como la doctora Brené Brown, profesora investigadora de la Universidad de Houston, indica que los hombres, por lo general, suelen sentir una elevada presión sobre lo que se espera de ellos. 

Ser hombre ha sido siempre sinónimo de poder, resolución, dominio, autocontrol y éxito. Realidades como el desempleo, la falta de perspectivas, los problemas de identidad, la incapacidad para gestionar los fracasos, etc., origina a menudo vacíos insondables. En gran parte de los casos, los roles de género a los que suelen ser expuestos, los deja aislados. Los supedita a una realidad donde no existe honestidad emocional, donde la vulnerabilidad se transforma en ira y, de ahí, en problemas de salud mental.

Hombre triste pensando en acudir a los círculos de hombres

Círculos de hombres, espacios de conexión

Los círculos de hombres se alzan a día de hoy como un recurso idóneo para transformar y sanear el concepto de masculinidad. En estos espacios de reúnen grupos de hombres que no se conocen entre ellos, de diversas edades y orígenes sociales. Así, si hay algo que la mayoría sabemos es que, a veces, hablar con un completo desconocido nos permite comunicar y poner en voz alta aspectos que no compartiríamos con familiares e incluso con amigos.

En una sociedad tan habituada a enjuiciar o a señalar determinados comportamientos y palabras, los hombres sienten muy a menudo este peso. Una carga que, además, le viene dada en la mayoría de los casos a través de la educación, ahí donde se les anima a ser fuertes, a esconder sentimientos. En los círculos de hombres se crea por tanto un espacio seguro donde abrirse, sincerarse y hallar la validación y el apoyo de otros hombres.

Finalidad de estos encuentros y dinámicas

La finalidad de los círculos de hombres es tan positiva como desafiante. El objetivo capacitar a los hombres para que se sientan emocionalmente maduros, poderosos y compasivos como para curar sus propias heridas y ayudar a otros. Es un compromiso firme en el propio desarrollo personal.

Las dinámicas y beneficios que encontrarán cada uno de ellos en estos círculos son los siguientes:

  • Ser escuchado por otros hombres con respeto y cercanía, sin que se emita juicio alguno.
    Aprender a expresar y comunicar emociones, sentimientos, miedos y vivencias dolorosas.
  • Trabajar la propia identidad, sea cual sea.
  • Aprender a pedir ayuda y consejo.
  • Formar una hermandad de apoyo.
  • Aprender a escuchar de forma compasiva.
  • Permitirse ser vulnerable.
  • Poder desarrollar una mayor confianza en uno mismo.
  • Clarificar propósitos vitales.
  • Desarrollar un compromiso firme con uno mismo y con los demás. Ser responsable, respetuoso e íntegro con las propias emociones y necesidades.
  • Trabajar y actualizar aspectos relacionados con la masculinidad.

¿Dónde se encuentran los círculos de hombres?

Los círculos de encuentro entre hombres están creciendo en popularidad.Cada vez abundan más en Reino Unido, en Australia, en España, en los países nórdicos, etc. Ahora bien, es interesante saber que en Estados Unidos han tenido desde siempre una gran tradición. La organización sin ánimo de lucro MandKind Proyect, por ejemplo, lleva más de 30 años trabajando en el apoyo y desarrollo personal de los hombres y, a día de hoy, tiene filiales en prácticamente todo el mundo.

De este modo, todo aquel que desee tomar contacto con estas dinámicas no tiene más que buscar y acercarse a alguno de estos centros especializados en estas dinámicas. En ocasiones, una pequeña decisión genera un gran cambio cuando más lo necesitamos.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »