Inicio > Cultura > El bajo deseo sexual y el impacto en las relaciones

El bajo deseo sexual y el impacto en las relaciones

 

El sexo es una parte fundamental de las relaciones de pareja, por eso el bajo deseo sexual puede ser un problema grave y el origen de otras confrontaciones, que aunque puedan parecer no relacionadas, surgen de la falta de empatía y afinidad que se produce por la insatisfacción sexual.

El bajo deseo sexual es un problema más común de lo que se cree, aunque muchas parejas lo mantienen entre puertas. Un estudio reciente encontró que el 36 % de las mujeres y 31 % de los hombres tienen bajo deseo sexual, con incrementos a partir de los 40 años.

Este problema se refleja comúnmente en los matrimonios. “El paciente típico dice que estaba teniendo sexo antes del matrimonio y recién casados, pero después de unos años, sin ninguna razón, no hay más deseo sexual“, explica el doctor Bruce Carr, de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.

El bajo deseo sexual no solo afecta a la persona que lo sufre y a la relación, sino también a la pareja, que ve sus deseos sexuales insatisfechos, se siente rechazada y puede ver su autoestima afectada.

¿Qué causa el bajo deseo sexual?

Pareja en la cama de espaldas con bajo deseo sexual
Según algunos médicos, es a partir de los 40 años cuando la vida sexual de la pareja comienza a deteriorarse.

El bajo deseo sexual puede tener su origen en razones físicas y psicológicas. El estrés de la vida moderna impacta negativamente en las relaciones sexuales. Por eso, las principales causas de bajo deseo sexual son la depresión y la fatiga.

El resentimiento es otra de las causas del bajo deseo sexual. La rabia contra la pareja por alguna discusión, por ser muy dominante, muy pasivo o por sentir que ignora las necesidades de uno, disminuye la atracción y, por lo tanto, las ganas de tener sexo.

Viejos traumas, como haber sido víctima de abuso sexual o malas experiencias del pasado pueden resurgir y bajar el apetito sexual, a veces sin saberlo.

Entre las razones físicas están la impotencia del hombre causada por problemas de salud, dolores en las zonas genitales por infecciones, heridas, bajos niveles endocrinos o algún otro factor.

Cuando estas son las causas, es aconsejable acudir al médico para buscar un tratamiento adecuado pues, además de afectar a la relación, también pueden tener otras consecuencias en la salud.

¿Por qué es importante recuperar el deseo sexual?

Pareja en la cama
El sexo es una expresión de los sentimientos hacia el otro, por lo que constituye una parte fundamental de la relación de pareja.

El sexo es una parte muy importante de la relación de pareja. Los sentimientos hacia el otro, e incluso hacia uno mismo, dependen en gran medida del sexo. Incluso en las parejas de mayor edad, el sexo es una forma de compartir, intimar y disfrutar juntos.

Algunas personas piensan que no tener sexo está bien y que se puede construir una relación en base a otras actividades que se comparten en pareja. Lo cierto es que si los dos tienen el mismo sentimiento y hay un acuerdo sincero sobre eso, quizás sea posible. Hablar y comunicar las necesidades es importante para buscar soluciones juntos.

También se puede pensar que uno está bien sin sexo, pero cuando se analiza el pasado y se recuerda que el sexo era algo que se disfrutaba y que acercaba a la pareja, es fácil darse cuenta cuán importante es el sexo para una mejor relación. La dinámica diaria de la relación mejora cuando la dinámica sexual es activa y satisfactoria.

¿Qué hacer para eliminar el bajo deseo sexual?

Chequea con el médico

Pareja en consulta
Ante la presencia de dudas o factores fisiológicos que impidan el sexo, consultar a un especialista será siempre la mejor opción.

Si notas que hay una causa física, como impotencia o dolor, siempre es mejor descartar cualquier enfermedad. Como hemos visto, algunas dolencias físicas pueden jugar un papel importante en el deseo sexual. Por ello, una evaluación médica nos permitirá descartar estas posibilidades.

Habla con tu pareja

Comunícale tus necesidades y pregúntale por las suyas. Hablar abiertamente de los fallos y las expectativas, así como tratar de encontrar una solución entre los dos, comprometiéndose a trabajar en mejorar la relación, puede ser la mejor solución a cualquier problema.

Visitar a un terapeuta de pareja

La ayuda de terceros, sobre todo si es profesional, ayuda a encontrar soluciones. De esta forma, un terapeuta, a nivel de pareja e incluso a nivel individual, os ayudará a encontrar las causas del bajo deseo sexual y a reavivar la relación.

Busca momentos de intimidad con tu pareja

pareja cenando
Reavivar las llamas y buscar nuevos momentos de intimidad puede empezar por actividades románticas que disfruten ambos.

A veces lo más difícil es dar el primer paso. La rutina de la abstinencia es cómoda pero peligrosa. Acaricia a tu pareja, busca los puntos de atracción y trata de forzar amorosamente un regreso a esos momentos de intimidad.

Experimenta cosas nuevas

Si el bajo deseo sexual es causado por el aburrimiento, trata de explorar nuevas posiciones y experimentar con deseos sexuales no realizados. Decubran juntos nuevos intereses sexuales para conseguir una motivación extra.

Rompan con el miedo

Puede ser que después de mucho tiempo sin tener sexo con tu pareja sientan algún temor en acercarse. El sexo puede lucir como algo extraño. Si es así, comiencen poco a poco. Acaríciense, tóquense, quizás la penetración sea algo forzado, pero pueden masturbarse mutuamente las primeras veces y luego intentar el coito.

Revivan la relación

Seguramente si la relación es baja o nula en la actividad sexual, muy probablemente lo sea en otros aspectos. Quizás se lleven bien personalmente, pero no compartan otras cosas de la vida que son normales en pareja. Hagan una cita para salir a cenar o bailar, planifique alguna de esas actividades que disfrutaban juntos en el pasado.

Recuperar las cosas comunes y disfrutarlas juntos ayudará a recuperar la atracción y el deseo sexual.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »