Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Narendra Modi arrasa en la India abanderando el nacionalismo hindú

Narendra Modi arrasa en la India abanderando el nacionalismo hindú

 

El primer ministro electo abandonó la narrativa de la buena gestión económica y optó por abrazar el populismo, mostrándose como un líder de hierro que devuelve con contundencia los golpes del terrorismo.

Erigido ya en uno de los mandatarios más poderosos y carismáticos en 72 años de democracia india, el primer ministro Narendra Modi reeditó este jueves (23.05.2019) su rotunda victoria de 2014 dejando en este ocasión a un lado su imagen de buen gestor, para volver a sus orígenes como abanderado del nacionalismo hindú y la lucha contra el terrorismo o los intentos de partición del país.

Frente a cientos de sus seguidores en la sede en Nueva Delhi de su partido, el hinduista BJP, Modi rindió “tributo a aquellos que dieron sus vidas para proteger la democracia”, un tipo de discurso que le ha otorgado buenos dividendos en estos comicios.

“La nación ya no está indefensa contra las bárbaras fuerzas del terrorismo. Toda ideología destructiva que sacrifica la atmósfera de paz y unidad recibe y recibirá una respuesta adecuada. Pagamos con la misma moneda, con intereses”, había sentenciado Modi en el manifiesto electoral de su partido, marcando ya el camino a seguir.

Atrás quedaba la campaña electoral de 2014, unos comicios en los que obtuvo una contundente mayoría absoluta con un discurso centrado en la promesa del relanzamiento de la economía india, estancada tras una década de Gobierno del histórico Partido del Congreso.

Modi había prometido reflejar en todo el país el modelo de prosperidad implementado en sus trece años de jefe de Gobierno en el estado occidental de Gujarat, uno de los más desarrollados del país y que dirigió hasta su salto a la política nacional en 2014.

Pero ahora NaMo, como le apodan sus seguidores, ha pasado de ser un símbolo de esperanza económica a sufrir el resentimiento de parte de la población por la retirada sorpresiva de billetes que en 2016 causó una grave crisis de liquidez, el aumento del desempleo o la falta de resultados de varias de sus políticas.

Un nuevo Modi

Ante esta disyuntiva, Modi ha optado ahora por abrazar el populismo y mostrarse como un líder de hierro que devuelve con contundencia los golpes del terrorismo.

Así en el recuerdo de todos permanece, aún humeante, el bombardeo indio el pasado febrero contra un supuesto campamento en Pakistán del grupo que reivindicó el atentado que había matado días antes a 42 policías en la Cachemira india.

Sin embargo, durante sus últimos cinco años de legislatura Modi ha recibido acusaciones de minorías y organizaciones de defensa de los derechos humanos. Estos critican que el mandatario ha dado vía libre a los radicales hindúes a actuar, ya que nunca condenó con dureza los numerosos ataques de extremistas contra musulmanes que supuestamente comercializaban carne de vaca, animal sagrado en el hinduismo.

Ese miedo parece que no ha sido suficiente para dar un giro electoral y la mayoría ha vuelto a elegir con rotundidad un segundo mandato de Modi y su ensalzamiento del nacionalismo hindú.

DW

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »