Inicio > Política > Víctor Álvarez insiste en cambiar sanciones por compromisos

Víctor Álvarez insiste en cambiar sanciones por compromisos

 

Un plan consensuado entre las partes que permita cambiar sanciones por incentivos y que estos resulten del compromiso serio, tanto del gobierno como de la oposición, por rescatar al país, propone el exministro y Premio Nacional de Ciencias, Víctor Álvarez.

“Hay posibilidades de mostrarle al país que gobierno y oposición, a propósito de las conversaciones que se están desarrollando en Oslo, pueden armar una serie de acuerdos que responden al interés nacional y ambos solicitan a las Naciones Unidas que, tal como ocurrió en Irak durante la guerra del 2003, prohiba el embargo de los activos de Pdvsa y Citgo en el exterior y la ONU aprueba esa resolución, el gobierno de los Estados Unidos acataría esta orden ejecutiva y además se demostraría que dos fuerzas en pugna son capaces de ponerse de acuerdo en torno a objetivos y a intereses nacionales”.

Un país – insistió- no puede funcionar con dos presidencias, con dos Asambleas Nacionales, con dos procuradores, con dos tribunales justicia. “Es necesario llegar a un acuerdo básico sobre cómo se va a tratar el tema de la reestructuración de la deuda y el de los activos venezolanos en el exterior. Por eso en este proceso de diálogo o negociación que pareciera que se está reactivando, es una señal que se le pudiera dar al país y a la comunidad internacional de que, por fin, estas élites políticas, que parece que lo que más ansían es a exterminarse y que procuran la rendición total, humillante e incondicional del otro, más bien demuestren que son capaces de alcanzar un acuerdo para, en medio de ese fuego cruzado, poner como prioridad el interés nacional y salvar Citgo y Pdvsa”.

Álvarez aseguró ayer que ni la administración de Nicolás Maduro, ni la de Juan Guaidó tienen los suficientes recursos para poder pagar a tiempo los próximos vencimientos.

La reestructuración de la deuda, dijo, es un paso necesario más no suficiente. “Todos los esfuerzos que se están realizando valen porque dan una señal a los acreedores de que el país se empieza a ocupar de un tema que no se le había dado la importancia y relevancia que tiene”.

Pero Álvarez aclaró en que cualquier solución tiene que ser mucho más estructural, “tiene que partir de las estrategias y políticas que se van a diseñar y ejecutar para recuperar la producción y la extracción de Pdvsa”, que seguirá, dijo, siendo nuestra principal fuente de divisas.

Para el exministro la experiencia internacional demuestra que el recrudecimiento de las sanciones internacionales no es una garantía de los cambios políticos. “Tenemos el caso de Cuba que tiene más de 50 años con un bloqueo y no se ha producido un cambio político en la isla, más bien lo que se ha provocado es la diáspora de millones de cubanos que se han ido arriesgando su vida en balsas precarias. Lo mismo ha pasado con Irán, que ha sido sometida a severas sanciones y todavía la revolución islámica continúa al frente. Ni decir de Corea del Norte que puede ser la nación más aislada del mundo y ahí sigue la dinastía Kim”. Incluso en Siria, dijo, lleva ocho años con bombardeos y bloqueos y ya se habla del triunfo de Bashar al Assad, por lo que considera que recrudecer las sanciones contra Venezuela no representa ninguna garantía de que con ello se vaya a provocar el cambio político.

“¿Qué he venido planteando entonces? Que la mediación internacional abogue por sustituir esas sanciones financieras por incentivos económicos al gobierno y a la oposición para que ambos decidan conformar un gobierno de coalición de, a lo sumo dos años, que se dedique a sanear la economía y a reinstitucionalizar los poderes públicos para poder convocar unas elecciones libres y transparentes”.

Los incentivos serían según Álvarez : Levantar las sanciones, reabrir el mercado estadounidense para Pdvsa, proteger los activos de Pdvsa y Citgo, necesarios para la reactivación económica; una reestructuración de la deuda con refinanciamiento fresco para reinsertar al país en el ámbito económico mundial y un programa de inversiones extranjeras para la agricultura y la industria; “todo a cambio de compromisos o acuerdos como la reinstitucionalizacion del país, con un nuevo CNE y un nuevo TSJ, la liberación de los presos políticos, habilitación de los partidos, actualización del registro electoral, y el convocar unas nuevas elecciones en la nación”

Para Álvarez primero deberían convocarse las parlamentarias antes que las presidenciales. El gobierno de coalición tendría como principal misión aplicar, según explicó, un programa de reformas económicas para abatir la hiperinflación y reactivar la economía y así poder entregar una economía saneada a un eventual nuevo gobierno.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »