Inicio > Interés > El relato del capitán de la embarcación “Ana María” que naufragó de Güiria a Trinidad y Tobago

El relato del capitán de la embarcación “Ana María” que naufragó de Güiria a Trinidad y Tobago

 

Según el relato de Alberto Abreu, capitán del bote “Ana María”, desaparecido desde el jueves 16 de mayo, cuando vio el fuerte oleaje en Macuro, llegó a los muelles con la intención de bajar a algunas personas con la promesa de volver por ellos. Afirmó que los pasajeros se negaron a esa propuesta. Así lo reseña diarioelvistazo.com

Por Vivian Ariza y Nilsa Varela

Abreu fue el que dio aviso del naufragio al ser rescatado cerca de las plataformas de gas del campo Hibicus, casi 24 horas después del siniestro. El pescador Robert Richards, que viajaba desde Chaguaramas lo salvó y llevó a la Isla de Granada, donde fue ingresado en un hospital local.

“Encontramos a este joven 30 millas offshore de Trinidad, en condiciones de mar deportivo luchando por su vida, había estado en el agua durante 19 horas”, afirmó Richards.

Sigue el relato. El joven capitán, oriundo de Güiria y buzo experto, dijo que ante la molestia de los pasajeros decidió seguir el viaje, pero cuando navegaban por Boca Dragón una ola rebasó el bote, comprometiendo el casco elaborado en fibra de vidrio.
En sus declaraciones a las autoridades de Guardacostas, contó que él se lanzó y pidió a las personas que llevaba que se tiraran al agua porque el bote se estaba hundiendo, pero se negaron con la esperanza que otra embarcación los rescatara.

Abreu aseguró que otra ola más fuerte, los terminó de hundir y allí los dejó de ver. Salieron a bordo de “Ana María” desde Güiria a las 4 pm y debían llegar a Trinidad y Tobago, cuatro horas después.

Molestia colectiva

Residentes de Güiria consternados por los dos naufragios ocurridos en menos de un mes y que mantienen desaparecidas a más de 50 personas, entre los que destacan dos niños, piden a las autoridades una investigación a fondo y que no cese la búsqueda.

Para el pescador Luis Seijas es sospechoso que no hayan aparecido pertenencias y otros elementos que indiquen que en efecto, hubo un naufragio.

David Ramírez duda que en el segundo caso, en donde casi todos los pasajeros eran hombres criados en Güiria lo que los hace conocedores del mar, no hayan nadado para ponerse a salvo, análisis que les permite mantener la fe de conseguirlos con vida.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »