Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Antonio Gil Yepes: ¿Negociar?

José Antonio Gil Yepes: ¿Negociar?

 

El Retardo en la solución del caso venezolano está asociado a que el Grupo Internacional de Contacto, GIC, y el G12 están matizando su propuesta original, de ir directamente a la elección presidencial, añadiéndole una negociación previa. El caso se complica aún más porque tres grupos están buscando elevar el costo de dicha negociación en aras de sendos beneficios: Chavistas que piden que se adelante la elección de diputados; el grupo de Diosdado Cabello, “aquí no hay nada que negociar”; y opositores que proponen que la AN solicite una acción militar extranjera con base en la Constitución (Art. 187, #11). En suma, el gobierno estaría recuperando terreno, aunque no tanto como para evitar la negociación, la votación ni peores sanciones.

Antes de negociar con el gobierno, la oposición necesita: 1. Acordar con la UE y OEA las condiciones y observadores electorales a exigir; 2. Una primaria para elegir candidato único; 3. Negociar con los EE. UU. y militares la inmunidad de unos pocos y, para la mayoría, definir su papel institucional en la reconstrucción del país. 4. Decidir si acepta a Nicolás Maduro como presidente y candidato. La tesis de la oposición y del reconocimiento internacional de Juan Guaidó como Presidente Interino, es que no puede ser ni lo uno ni lo otro. Pero la clave de esa elección es otra: que la oposición vaya unida y con un candidato. De ser así, hoy ganaría dichas elecciones alrededor de 80 a 20%; por lo que no es imprescindible lograr condiciones electorales perfectas pues 60 puntos no se pueden escamotear. Aferrarse a la perfección puede promover el abstencionismo opositor y desaprovechar la oportunidad de darle un “revolcón” a Maduro.

Las opciones del gobierno serían 1. Prologar la negociación, mientras 2. Liberaliza aceleradamente la economía, con mucho extranjero; y 3. Provocar que la oposición presente más de un candidato, lo cual dividiría sus votos y motivaría la abstención opositora. Si la abstención fuese del 35% y el gobierno tuviese 20% de los votos; el resto, dividido entre tres o cuatro daría entre 15 y 11 puntos. Cuando el campo está parejo, hay condiciones para negociar.

@joseagilyepes

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »