Inicio > Regional > Grandes rumores sobre crecimiento de la escasez de gasolina en el país

Grandes rumores sobre crecimiento de la escasez de gasolina en el país

 

Mientras las colas para surtir gasolina se hacen más largas y duraderas en las estaciones de servicio de San Cristóbal, otras ciudades del país como Mérida, Valencia, Ciudad Bolívar, Maturín y Barcelona, reportan la aparición de las mismas de forma inusual, y el crecimiento del tiempo de permanencia en las mismas.

Esta situación, que se va conociendo a través de las redes sociales, y que va generando poco a poco tensión, angustia y hasta desespero en los automovilistas, adicionalmente, y como consecuencia, genera rumores, que no dejan nada bueno a la imaginación.

Y a esta situación de incertidumbre y desasosiego que impera en los alrededores, por varias cuadras, o quizá kilómetros, de las estaciones de servicio, se une el poderoso silencio del estado venezolano y de su brazo petrolero, Pdvsa, que no transmiten absolutamente ninguna señal que permita sedar los nervios y las inquietudes en el tejido social.

Algunos empresarios, propietarios de estaciones de servicio, señalan que ya no tienen programa de recepción de gandolas, porque no saben cuándo les llega. Algunas bombas pasan hasta tres y cuatro días esperando combustible, mientras en sus afueras, largas colas de vehículos aguardan con la mayor paciencia del mundo, cobijando a sus somnolientos conductores cansados de pernoctar por horas dentro del vehículo.

Esta situación de las colas tiene ahora otro agravante: En el esfuerzo supuesto de organizar la distribución de combustible en el Táchira, los militares, encargados de controlar la misma, implementaron el plan de atender por día y según número final de la placa del auto. Si bien en un principio el experimento funcionó, últimamente se ha venido complicando.

Hay una razón –puede haber más-, para ello: Si a un vehículo cuya placa termina entre 0 y 3, al cual le corresponde o tiene derecho de surtir el lunes, y ese día la bomba no surte porque no llega gandola o no alcanza para toda la cola, antes de la aplicación del plan podía quedarse en la cola hasta el otro día y esperar la nueva gandola. Así, había conductores que pasaban más de 48 horas en espera.

Pero ahora, esos vehículos no van a ser atendidos el martes, al llegar gasolina. No vale excusas ni ruegos. No importa las muchas horas esperando. Simplemente debe retirarse, para atender a los vehículos con la placa del día.

El rumor de la escasez

Desde hace tres años, el rumor de que la gasolina en Venezuela se acaba, se ha hecho insistente. El indicio principal para el mismo, en principio, es la caída estrepitosa que ha experimentado la producción petrolera venezolana, que ya está por debajo del millón de barriles. Para solucionar, el gobierno estuvo importando combustible de Estados Unidos y otros países, con lo cual se atendía la demanda, al menos en gran parte.

Pero desde los meses finales del año anterior, las sospechas de una eventual escasez letal de gasolina, se han recrudecido de forma alarmante, sobre todo cuando, como se sabe, a partir del 28 de abril entraron en vigencia las sanciones impuestas a Pdvsa por el gobierno norteamericano, las que fueron anunciadas desde enero.

Desde entonces, las alarmas y los rumores se emparejaron en la preocupación de los venezolanos que advirtieron una escasez de combustible. Pero la estatal se encargó de dar tranquilidad a través de su línea de Twitter, el 28 de febrero, al señalar en tres mensajes, que “Pdvsa desmiente supuesta falta de combustible en el país. Nuestros inventarios están acordes con el consumo interno”.

Pero según una nota de agencias internacionales, Pdvsa produjo 160 mil barriles de gasolina por día, para uso doméstico el año pasado, “pero con las sanciones de EE. UU., y los desafíos de infraestructura en curso, se puede esperar que la oferta disminuya a 60 mil barriles por día”, lo cual cubriría, solo 38 por ciento de las necesidades del país.

Para agravar el problema, hay escasez de diluyente, un producto necesario para diluir el crudo pesado, y otros inconvenientes técnicos en la producción y el procesamiento de combustible.

Sin embargo, asegura la nota de las agencias, “La gasolina no se secará por completo en Venezuela, que todavía tiene acceso a una producción doméstica menguante, así como combustible almacenado y envíos de la India y países europeos que no están sujetos a sanciones. Pero la calidad del combustible sufrirá y habrá escasez”.

Humberto Contreras: Situación técnica de la producción

Una información periodística publicada este lunes en el portal de noticias venezolano lapatilla.com, señala que “Pdvsa ha cerrado más de 90 por ciento de sus operaciones de refinación doméstica debido a los inestables suministros de electricidad, la escasez de crudo local, las escasas importaciones de materia prima y las unidades de procesamiento inoperantes.

Apoyada en el informe publicado por la página en inglés argusmedia.com, informa que “El Complejo de Refinación de Paraguaná de 940 mil  barriles diarios que incluye la refinería de 635 mil b/d de Amuay y la refinería de Cardón de 305 mil b/d, actualmente procesa 100 mil b/d., es decir 10,6% de su capacidad instalada, según un informe interno de Pdvsa obtenido por Argus.

La refinería de Cardón está completamente paralizada, según el informe interno. También se señala que las refinerías de El Palito y la de Puerto La Cruz “están cerradas por completo”, la primera desde hace más de un año.

Solo queda esperar

Así las cosas, los indicios se prestan para el rumor, el bulo y la invención. No hay información oficial, que se supone la única válida para contornear el panorama. Pero los indicios, que son técnicamente válidos para crear información veraz, no dejan de presionar, mientras el venezolano en cola, dentro de su auto, reza en silencio para que no sea cierto, y llegue la ansiada gasolina, cada día.

La Nación del Táchira

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »