Inicio > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Como la veo hasta los momentos

Gerónimo Figueroa Figuera: Como la veo hasta los momentos

 

Hay quienes que dicen por las redes sociales que con la detención arbitraria del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Edgar Zambrano, violando todo lo que llaman el debido proceso, el régimen de Nicolás Maduro habría pasado la raya amarilla marcada por la Comunidad Internacional, especialmente por el gobierno de Donald Trump, para garantizar la “protección” del parlamento venezolano encabezado por el presidente Juan Guaidó. Que eso sería la gota que rebasó el vaso para pasar de la guerra de micrófonos a tomar acciones más contundentes como la intervención humanitaria miles de veces mencionada por varios voceros de la Casa Blanca.

Hay otros que dicen que no pasará nada  a quienes más allá de la publicación de un Comunicado por parte del Grupo de Lima repudiando la acción y pidiéndole a Maduro la “liberación inmediata” del diputado Zambrano y que detenga los atropellos contra el resto de los diputados  a quienes la espuria asamblea constituyente les allanó la inmunidad parlamentaria garantizada en nuestra Carta Magna. Dicen que igualmente actuaran los voceros de la Casa Blanca publicando tuit recordando que ellos no están dispuestos a tolerar esa situación y que habrá consecuencias si Maduro no revierte las acciones contra los diputados y el pueblo en general.

Los que manejan la tesis que todo continuará con la guerra de micrófonos recuerdan que ya en el pasado se produjo la persecución contra diputados electos en 2015 que no pudieron incorporarse a la cámara y tuvieron que salir huyendo a otros países para no ser apresados, así como la detención arbitraria de los diputados Gilber Carol en dos oportunidades y Juan Requesens sin ningunas pruebas que justificaran sus detenciones. A Gilber Carol en la primera detención lo tuvieron mas de un año preso y en la segunda lo tienen desaparecido. Requesens ya va para nueve meses presos y todavía no le han realizado la primera audiencia de presentación en tribunales.

En ese mismo orden, además de la guerra de micrófonos y el cruce de tuit entre los voceros de una parte de la Comunidad Internacional y los del régimen de Maduro, también veremos declaraciones del llamado grupo de contacto integrado por delegados de algunos países europeos y latinoamericanos, repitiendo hasta el cansancio que la solución pasa por realizar elecciones libres en Venezuela y que se oponen rotundamente a una intervención militar. Sin embargo, elecciones como las que aspiran los europeos en Venezuela es un poco difícil, por no decir imposible, de realizar con el mismo CNE cuestionado por mas del 90% de los venezolanos.

Igualmente, en algunas oportunidades voceros de la Casa Blanca han dicho que el régimen de Maduro en “sociedad” con los grupos de la FARC, ELN, Hezbolá y otros tantos, representa una amenaza para la seguridad de EEUU, y es allí donde pudiera tener la última palabra el presidente Donald Trump, quien pareciera estar dispuesto a no permitir la presencia de grupos terroristas del medio oriente en tierras americanas, así como, la no consolidación gobiernos autoritarios y antidemocráticos tipo Cuba en Latinoamérica. Así como la última palabra la tiene el presidente de la primera potencia militar en la tierra, el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, también tiene responsabilidad con el 187 constitucional.

Ahora bien. Mientras se desarrolla toda esa incertidumbre sobre lo que debe pasar y no termina de pasar, en Venezuela los niños recién nacidos siguen muriendo por desnutrición, la inseguridad devorando vidas indefensas, miles de venezolanos siguen comiendo basura y millones han huido a otros países para sobrevivir. Después del apagón del 7 de marzo solo el estado Vargas y el Distrito Capital tienen electricidad mas o menos estable, pero el resto mientras la mitad del país tiene luz la otra mitad está a oscuras y viceversa. Los precios por las nubes, no hay agua potable y el servicio de internet es pésimo. En fin, la vaina está bien jodida

Sin embargo, lo que si debemos tener claro es que, terminada la usurpación, instalado el gobierno de transición y la Asamblea Nacional nombre el nuevo CNE con personas probadas de honestidad, que a su vez en un lapso prudencial tendrá que limpiar el registro electoral permanente para sacar a tantos chulos del comunismo Internacional, miembros de las FARC, ELN, Hezbolá, iraníes y cuanto bicho que aparezca inscrito como venezolano votante, las elecciones que se convoquen también deben abarcar a las gobernaciones, alcaldías, consejos legislativos regionales y concejales municipales, que son productos de elecciones convocadas por la ilegitima asamblea constituyente. Igualmente deben elegirse las Juntas Parroquiales que fueron eliminadas por el intergaláctico violando la Constitución Nacional.

@lo dicetodo

geron2ff@yahoo.com

geron2ff@hotmail.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »