Inicio > Cultura > Consejos para llevar una vida saludable en tiempos de crisis

Consejos para llevar una vida saludable en tiempos de crisis

 

Muchas veces aunque queremos llevar un estilo de vida saludable podemos encontrarnos con algunas dificultades, falta de tiempo, fuerza de voluntad, el dinero, o el no encontrar los alimentos que necesitamos en el supermercado, todo esto nos desmotiva un poco y es que actualmente pensar en llenar nuestra cocina con alimentos como almendras, proteínas hidrolizadas, chía, quinua, etc.

Significa un gasto mensual inalcanzable para la mayoría y además una meta poco realista, pues no son alimentos de consumo común.

Sin embargo, esto es un mito extendido y lamentable, según el cual creemos que la comida saludable es más costosa, que no podemos conseguirla, además de la excusa perfecta “el gimnasio es muy costoso, no me puedo meter”. Excusas, excusas, y más excusas, hay que cambiar esos paradigmas.

Pero esto no significa que lo contrario nos condena al fracaso, si contamos con un presupuesto limitado, tenemos que ser mucho más creativos a la hora de elegir alimentos, no tenemos que comer salmón, podemos comer sardinas, y poner todo nuestro esfuerzo en identificar qué es lo que no debemos comer.

Cambia una cosa por otra

El tema principal a la hora de cambiar hábitos, especialmente en tiempos de crisis, está en identificar primero que es lo que no debemos comer, antes de sentarnos a pensar qué es lo que vamos a comprar. Muchas veces al dejar de comer estos alimentos poco saludables, también estaremos ahorrando mucho dinero y mejorando nuestros hábitos alimenticios.

Se trata aquí de sustituir alimentos y cambiar una cosa por otra en nuestro presupuesto. En lugar de comprar las botellas de refrescos, dulces, alimentos procesados, pre-cocidos y listos para freír, compra alimentos más naturales como vegetales y huevos.

¿Qué alimentos saludables son indispensables para llevar una vida sana?

Avena: Con incontables beneficios, la avena es un alimento económico y lo conseguimos en cualquier supermercado, existen muchas formas de prepararla.

Granos: Los granos son una fuente importante de carbohidratos y proteínas, y una opción muy económica.

Pollo, atún o sardina en agua. Aunque un poco más costoso, puede incluirse dentro de un presupuesto mensual, recuerde que tenemos un dinerito extra porque no estamos comprando nada de chatarra.

Vegetales: Se consiguen diversa cantidad de vegetales especialmente en mercados populares y suelen ser más frescos y baratos.

Frutas: Puedes consumir una naranja de merienda que aporta mucha vitamina C y es muy refrescante, así como mandarina o medio cambur, siendo las más accesibles.

El secreto está por supuesto en la elección de mejores alimentos, atención a las porciones y especial atención a aquellas comidas que debemos evitar a toda costa, como los alimentos ricos en grasas procesadas, azúcar refinada, etc.

En cuanto a los gimnasios, ya sabemos que no es necesario estar en un gimnasio para rebajar, podemos salir a trotar, caminar regularmente, hacer en casa ejercicios de alta intensidad, bailar, subir las escaleras del edificio, entre muchas otras actividades.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »