Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gloria Cuenca: “De repente…”

Gloria Cuenca: “De repente…”

 

No puedo negarlo, títulos de  canciones sirven de comienzo de meditaciones y reflexiones- después las transformo en artículos-  a menudo. Esta  refiere a una canción de onda nueva. Maravillosa del Maestro Aldemaro Romero, así se llama. La realidad que nos circunda es tal cual, las cosas pasan de repente, sin que exista tiempo para que nos detengamos mucho en los problemas y cuestiones. A menudo me siento como si fuera de otro país. Los acontecimientos en “pleno desarrollo” hacen que “de repente” actúe de manera que ni yo misma me reconozco.  No obstante, tengo siempre presente, la extraordinaria frase de mi padre: tienes que “ser de tu tiempo y de tu época”. Esto  me acompaña desde hace más de 60 años. Corriendo el riesgo de presentarme como una señora  anticuada, acepto las dificultades “para ser de nuestro tiempo y  época”. Tenemos que afrontar  retos y desafíos, en estos momentos  que  toca vivir. La mañana del 30 de abril, se convirtió en una alborada. Ese amanecer democrático, con lo que implicó, es de los momentos por los que vale la pena vivir. Soy  afortunadada. Han sido muchos  los grandes momentos en mí vida destaco dos: el 23 de enero de 1958, también de madrugada, con el ruido de la “vaca Sagrada”, el avión de Pérez Jiménez, sobrevolando Caracas y llevándose al dictador y su gente. Ahora éste 30 de abril, con Guaidó y Leopoldo en La Carlota, devolviéndo las esperanzas al país. ¡Que amanecer! ¡Qué maravilla! Todos felices y,  no importa con  sueño. Por lo pronto, me atrevo a recordar algunas cuestiones que considero  de interés, para todos. La democracia requiere de gente bien formada, crecida, luchadora, preparada, consciente de sus avances y retrocesos; especialmente,  coherentes y verdaderos demócratas. Ocurren- ese día- acontecimientos trascendentales como la liberación de los presos políticos. ¡Que felicidad! para quienes han vivido con familiares y amigos presos, incomunicados y torturados. Quienes conocemos esa situación. Verlos libres, que alegría y satisfacción. Hay un camino que debemos transitar con prudencia, discreción, legalidad y legitimidad.No olvidar lo que hemos sufrido y tambíen, lo que hemos aprendido. Es importante para la recuperación y la reconciliación. Nuestros modelos a seguir, están allí: Jóvenes líderes, brillantes, humildes, entregados a la democracia. ¡Gracias Dios mío!

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »